sábado, 29 de enero de 2022 Actualizado a las 04:11

Autor Imagen

Bachelet y Allamand concentran cerca un 50% de menciones negativas en redes sociales

por 7 junio, 2013

Los principales conceptos de evaluación negativa mayoritariamente aluden a aspectos comunes a los distintos candidatos: la presencia de malas propuestas, el alejamiento de la realidad, la presencia de “los mismos de siempre” y el alejamiento de la gente, todos argumentos que hacen referencia a la crisis de la política y su capacidad de representación y conexión con la experiencia cotidiana de su electorado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

No hay dos interpretaciones, las redes sociales han transformando profundamente al nuevo elector y con esos las campañas y la comunicación política. Esto ha sido demostrado con creces en las 2 últimas elecciones en EE.UU.

Conscientes de este contexto comunicacional, la Escuela de Publicidad de la UDP junto a Intelligenx decidió realizar el estudio “Candidatos en redes: Presencia y Posicionamiento de los Candidatos Presidenciales en las Redes Sociales” que monitoreará todo el proceso eleccionario presidencial 2013. Por ello, se medirá de manera sistemática y periódica las redes sociales para identificar qué están diciendo las diferentes candidaturas en las redes sociales y qué están diciendo los ciudadanos digitales de las candidaturas, qué se está hablando de ellas en las redes y de qué manera se responde a la exposición de los aspirantes a la Presidencia.

El primer estudio abarca desde el 1 enero hasta el 30 de abril 2013. Este arrojó la existencia de 1.116.170 menciones relativas a los precandidatos presidenciales, hecho que reafirma que se articulan conversaciones relevantes sobre temas políticos en las redes sociales.

Los principales conceptos de evaluación negativa mayoritariamente aluden a aspectos comunes a los distintos candidatos: la presencia de malas propuestas, el alejamiento de la realidad, la presencia de “los mismos de siempre” y el alejamiento de la gente, todos argumentos que hacen referencia a la crisis de la política y su capacidad de representación y conexión con la experiencia cotidiana de su electorado.

Los datos demuestran que las conversaciones frente y respecto a los pre candidatos presidenciales han ido en aumento, llegando a triplicarse el número de menciones (186.459 enero a 589.793 abril). Esto se explica por la mayor presencia y despliegue de los candidatos y sus comandos tanto en el territorio como en la web. Sumado a un mayor interés de los medios de comunicación y de la ciudadanía respecto de los candidatos y sus propuestas de cara a la elección primaria.

El estudio “Candidatos en Redes” establece un ranking de menciones. Es así como Michelle Bachellet obtiene un 39% de las menciones totales seguida de Laurence Golborne con un 24,6% con anterioridad a su bajada y en un tercer lugar se posiciona Andrés Allamand con un 11,3 %. El resto de los candidatos monitoreados (8) obtienen menciones inferiores al 6 % de la muestra. Cabe destacar entonces, que las conversaciones en redes sociales pareciesen reproducir el nivel de presencia medial de los distintos candidatos.

Sin embargo, es tanto o más importante que cuanto se habla, es sobre que se habla. En otras palabras, saber cuál es el efecto “trolleo” dentro de las menciones asociadas a cada candidato. Aquí es donde encontramos que del total de menciones recogidas un 72 % corresponden a aspectos positivos y solo un 28 % a sentimientos negativos o de rechazo. Lo anterior, sin duda, es un hallazgo que pone en valor la capacidad de la ciudadanía digital de ser promotor de sus preferencias y estimular conversaciones mayoritariamente “constructivas” frente a las distintas opciones de pre candidatos.

Que esta cifra no lleve a engaño, porque aquellos candidatos que presentan menciones inferiores al 6 % presentan comentarios positivos en promedio superiores al 81 %, en tanto aquellos que presentan participaciones destacadas (Bachellet, Golborne y Allamand) concentran cerca de un 50 % de menciones negativas. De algún modo su alta exposición mediática y la percepción de que de ahí emergerá el próximo presidente o presidenta de Chile los hace susceptibles de adherentes y detractores en igual manera.

Al analizar cualitativamente la muestra, se aprecia que los distintos candidatos, tanto de derecha, centro e izquierda  se agrupan en torno a conceptos similares: Nueva forma de hacer política, la capacidad de generar propuestas y la emisión de mensajes considerados de utilidad pública. Lo anterior puede hipotéticamente teorizarse como la ausencia en la percepción del ciudadano digital de diferencias significativas entre los distintos actores políticos o la carencia de aspectos evaluativos de mayor profundidad tanto en el discurso político como en el filtro ciudadano.

Del mismo modo, los principales conceptos de evaluación negativa mayoritariamente aluden a aspectos comunes a los distintos candidatos: la presencia de malas propuestas, el alejamiento de la realidad, la presencia de “los mismos de siempre” y el alejamiento de la gente, todos argumentos que hacen referencia a la crisis de la política y su capacidad de representación y conexión con la experiencia cotidiana de su electorado.

A nivel de plataformas destaca una amplia presencia de Twitter como fuente de comentarios y generador de conversación, tanto a nivel total como para los distintos candidatos (96 %), las restantes redes sociales restantes presentan un bajo nivel de uso por los candidatos y por la población opinante, lo que habla de oportunidades para las candidaturas de ampliar su estrategia de medios y redes digitales, esto les permitiría hacer uso de otro tipo de lenguaje comunicacional, alcanzar otros segmentos de población y generar un espacio opinante menos ligado a lo coyuntural.

Los temas presentes en estas conversaciones digitales pueden caracterizarse en tres tópicos transversales para los distintos candidatos: la campaña presidencial y las actividades del candidato, la forma de hacer política y en un tercer lugar el efecto primarias. No obstante lo anterior se observa la asociación a temas específicos en candidatos que presentan menor participación a nivel de las menciones totales, a excepción de Allamand, y la ausencia de temas particulares en  candidatos de mayor dominancia como Bachellet y Golborne en su momento, en donde el “personaje” al parecer fagocita sus propuestas.

El transcurso de las mediciones a realizar nos permitirá ir monitoreando los distintos indicadores mencionados anteriormente y detectar la emergencia de nuevos temas y tendencias dentro de la conversación en las redes sociales respectos de pre candidatos y candidatos presidenciales.

A continuación dejamos disponible el estudio completo, el que cuenta con mayor detalle los resultados comentados en este artículo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV