martes, 29 de noviembre de 2022 Actualizado a las 14:25

Autor Imagen

La necesidad de contar con indicadores ambientales en Chile

por 9 enero, 2015

Es justamente esa la función que deben cumplir los indicadores: orientar políticas públicas y dirigir las acciones públicas y privadas para mejorar el “desempeño ambiental”. Sin embargo, estos indicadores deben ser transparentes, para que el público pueda entender de qué se tratan, pues el escrutinio ciudadano es lo que fiscaliza el “cómo vamos”, cuando tenemos metas establecidas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Se ha señalado con mucha fuerza  en los últimos meses que Chile se encuentra en los umbrales del desarrollo económico, ya que su ingreso per cápita (expresado en US$ ppp) es del orden de US$21.000, según datos del Banco Mundial.

No obstante, quienes vivimos en regiones podemos decir claramente que este indicador no es más que un espejismo y que debe existir una forma de medir el desarrollo más independiente y exacta que el PIB, y que incorpore además el concepto de sustentabilidad, a fin de lograr, como país, contar con metas y plazos alcanzables de sostenibilidad ambiental.

Lo anterior, porque estamos enfrentando una severa crisis energética e hídrica y porque no estamos libres de los efectos del cambio climático global. En dicho sentido, la poca literatura disponible sobre el tema retrata a Chile como un país altamente vulnerable, por lo que contar con indicadores confiables (por ejemplo, de disponibilidad de aguas superficiales y subterráneas a nivel regional o comunal) será muy importante para definir políticas públicas en el futuro.

Es justamente esa la función que deben cumplir los indicadores: orientar políticas públicas y dirigir las acciones públicas y privadas para mejorar el “desempeño ambiental”. Sin embargo, estos indicadores deben ser transparentes, para que el público pueda entender de qué se tratan, pues el escrutinio ciudadano es lo que fiscaliza el “cómo vamos”, cuando tenemos metas establecidas.

A nivel global existen los objetivos del desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, que a través de indicadores medibles han logrado evaluar el avance hacia metas de sostenibilidad. Algunos de estos indicadores ambientales han sido evaluados en el reporte del Programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente (PNUMA) el año 2012, denominado perspectivas del medio ambiente global (GEO 5), pero de 90 objetivos analizados solo se han logrado avances notables en cuatro, lo que denota un pobre avance hacia la sostenibilidad global.

A pesar de ello, el hecho de tener metas claras y objetivos medibles a través de indicadores es un paso fundamental cuando hablamos de desarrollo sustentable porque, en general, lo que no se puede medir no es evaluable. El año 2014 el Environmental Performance Index, que podría traducirse como un índice de desempeño ambiental (EPI), desarrollado por investigadores de la Universidad de Yale en Estados Unidos, dejó a Chile en la posición 29 de este ranking, que básicamente analiza dos aspectos: la salud ambiental y la vitalidad de los ecosistemas.

Mirando más de cerca este indicador, hay elementos que indican que vamos progresando en una dirección correcta, como por ejemplo al establecer límites a los niveles de contaminantes ambientales, así como en la reducción de la mortalidad infantil y en el acceso al agua potable en zonas urbanas, pero estamos en una situación desmejorada en lo que se refiere a la protección de la biodiversidad, en particular en lo que concierne a los recursos marinos, así como en temas de contaminación atmosférica.

Es justamente esa la función que deben cumplir los indicadores: orientar políticas públicas y dirigir las acciones públicas y privadas para mejorar el “desempeño ambiental”. Sin embargo, estos indicadores deben ser transparentes, para que el público pueda entender de qué se tratan, pues el escrutinio ciudadano es lo que fiscaliza el “cómo vamos”, cuando tenemos metas establecidas.

Es por ello que a fines de marzo de 2015 nos reuniremos en Concepción, en el taller WIPIS 2015, con colegas de la Universidad de Sao Paulo de Brasil (donde también estarán presentes científicos de la Universidad de Yale) con un objetivo muy claro en mente: trabajar en el análisis, implementación y evaluación de indicadores de sostenibilidad, como un aporte a la discusión ambiental chilena y latinoamericana, generando de este modo indicadores concretos, que permitan orientar las políticas públicas de nuestros países en materia medioambiental.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV