miércoles, 3 de marzo de 2021 Actualizado a las 19:42

Opinión

Autor Imagen

La soberanía de Chile

por 25 julio, 2015

La soberanía de Chile
Como consecuencia de todas las transacciones territoriales, Bolivia perdió 1.265.188 Km2, más de la mitad de su superficie original, razón por la que en la actualidad, su territorio se redujo a sólo 1.098.581 Km2.. De todos los territorios transferidos por Bolivia a los países de Latinoamérica, fue sólo el 10.5% que le correspondió a Chile.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es importante tener muy presente que la delimitación entre el Virreinato del Perú y la Capitanía General de Chile, era el Despoblado de Atacama, según límites establecidos por la Corona Española a sus colonias, y en ninguna parte figura con litoral el Alto Perú ó actual Bolivia.

Sin embargo, en 1872, en la región se mantenían las diferencias limítrofes: Chile con Argentina por la Patagonia; Argentina con Bolivia por Tarija y el Chaco; Chile con Bolivia por la zona de Antofagasta; Argentina y Brasil por Misiones, llamado en Brasil el Paraná de las Palmas; Brasil y Bolivia por el Acre; Perú y Brasil por el Amazonas. En aquella época, el Perú controlaba el comercio internacional de Bolivia a través del puerto de Arica y los países aún no habían determinado sus límites.

Fue en 1867 que Bolivia perdió con Brasil una extensión de 490.430 km2, luego en un solo año Bolivia se vio privada de dos fracciones de territorios: 251.000 km2 en el Acre y 50.730 km2 en el Matto Grosso. Finalmente, Brasil en el año 1903 compró a Bolivia 190.000 km2 ubicados en el Acre por un monto de 2.500.000 libras esterlinas o su equivalente de US$ 12.150.000 de la época. También en el año 1903, debido a demarcaciones fronterizas, el Perú obtuvo 250.000 Km2 que Bolivia cedió en el territorio del Purus. A su vez, el Paraguay, tras la Guerra del Chaco (1932-1935) obtuvo 234.000 km2 de Bolivia, ubicados en el Chaco Boreal. Bolivia, tras la Guerra del Pacífico en 1879, acordó con Chile una venta de 120.000 km2.  La Argentina, también en 1897, obtuvo ganancias limítrofes con Bolivia vía diplomática con 170.758 km2 correspondientes al Chaco Central.

Como consecuencia de todas las transacciones territoriales, Bolivia perdió 1.265.188 Km2, más de la mitad de su superficie original, razón por la que en la actualidad, su territorio se redujo a sólo 1.098.581 Km2.. De todos los territorios transferidos por Bolivia a los países de Latinoamérica, fue sólo el 10.5% que le correspondió a Chile. Tal acuerdo fue generado 20 años después del Régimen establecido por el Pacto de Tregua y posterior a la Guerra del Pacífico, cuando Bolivia y Chile firmaron el Tratado de Paz y Amistad en Santiago el 20 de Octubre de 1904, el mismo que fue publicado en el Diario Oficial No 8169, el 27 de Marzo de 1905.

En la práctica, Chile compró el territorio conforme a los siguientes pagos directos:

Chile construyó a su cargo, en toda la extensión, el ferrocarril de Arica a La Paz, cediendo gratuitamente el tramo a ese país. La obra le costó a Chile 2.750.000 Libras Esterlinas de aquella época. Si se considera el cambio establecido, cuando se compatibiliza el patrón de oro y plata a comienzos del siglo XX, es decir a US$ 4,86 por esterlinas (dato emitido por el Banco de Inglaterra, valor que existía desde mediados del siglo XIX), Chile invirtió hoy US$ 13.365.000 de aquella época.
También Chile sirvió de Aval hasta el 5 por ciento en garantías de los capitales dados en préstamo a Bolivia, para la construcción de los ferrocarriles de Uyuni a Potosí, de Oruro a la Paz, de Oruro a Cochabamba por Santa Cruz, de La Paz a la región de Beni y de Potosí a Santa Cruz por Sucre y Lagunillas. Esto significó un desembolso del erario nacional en 595.000 libras esterlinas, equivalente a US$ 2.891.700, de la época.

Chile le entregó a Bolivia 300.000 libras esterlinas para un uso discrecional, vale decir, US$ 1.458.000, al cambio ya indicado.

Además, Chile pagó los créditos reconocidos por Bolivia, por indemnizaciones a favor de las compañías mineras de Huanchaca, Oruro y Corocoro, y por el saldo de un préstamo obtenido en Chile en 1867, en la cantidad de 4.500.000 pesos oro de 18 peniques, vale decir, 337.500 libras esterlinas o US$ 1.640.250.

Incluso Chile pagó 2.000.000 en pesos oro de 18 peniques a la cancelación de las siguientes obligaciones de Bolivia:

a) Préstamo para construcción del ferrocarril de Mejillones a Caracoles, en 1872.                                                                                                b) Deuda a favor de Pedro López Gama.
c) Los créditos a favor de Juan G. Meiggs.
d) La deuda a favor de Juan Garday.

Todo estos pagos, representaron 150.000 libras esterlinas es decir, US$ 729.000 del erario nacional; a esto, se le agrega el libre tránsito de mercaderías, ya conocido por la opinión pública, que le ha permitido a Bolivia estar EXENTO de tasas, de impuestos y otros gravámenes.

Se podría valorizar lo que Chile ha dejado de percibir con la aplicación de la cláusula del Tratado, si consideramos el gasto de Bolivia desde 1904, como un país afecto a los gravámenes nombrados anteriormente. Esto incluiría impuestos, tasas, derechos de embarque, etc. Y eso en verdad es un valor sideral, que Chile continúa gastando año tras año, dejando de percibir hasta el día de hoy, en favor de Bolivia, sin considerar la inversión en obras públicas para favorecer el libre tránsito de ese país, que es financiado con los impuestos que pagan todos los chilenos.

El Tratado de Paz entre Chile y Bolivia especifica un acuerdo obligatorio al Estado chileno para almacenar de manera gratuita las cargas exportadas por Bolivia hasta por 365 días, mientras que las importaciones tienen un plazo de 2 meses. Según la memoria de Terminal del Puerto de Arica el año 2014, US$14.596.000 fueron considerados como activos financieros por la compensación de almacenamiento por parte del Fisco, subsidio que entrega el Estado a la empresa por las facilidades de almacenamiento gratuito para mercadería boliviana.

A estos beneficios se le suman tarifas preferenciales para el Almacenamiento de Carga Peligrosa (IMO), Tarifas preferenciales al Muellaje a la Carga en Condiciones FIO y Tarifas preferenciales para los servicios adicionales a la carga.

Estos cálculos deberían hacerlos el Ministro de Relaciones Exteriores, con la colaboración de los Ministerios de Hacienda, Economía y Obras Públicas, para demostrar todo lo que Chile ha invertido o mejor, gastado, desde 1904 a la fecha, para honrar sus compromisos y conceder libre tránsito a quienes no han valorado el esfuerzo que sistemático que ha hecho el Estado de Chile.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV