martes, 7 de julio de 2020 Actualizado a las 19:19

Autor Imagen

Cortemos el abuso: no a la prórroga del DL 701 que subsidia a los Matte

por 5 noviembre, 2015

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ha quedado al descubierto el cártel más grande de la última década en Chile, por parte de las empresas CMPC y SCA, quienes a través de nombres falsos, correos de palos blancos y prácticas dignas del cártel de Cali, se ponían de acuerdo para fijar los precios de productos de la Canasta Básica Familiar, como lo son el papel higiénico, toallas y pañuelos desechables, servilletas, entre otros productos tissue, afectando gravemente el bolsillo de millones de chilenos, los que consumen estos productos diariamente por necesidad, no por lujo.

Esta situación, abre el debate respecto de establecer la prohibición absoluta de que las empresas coludidas puedan recibir subsidios del Estado de forma directa o indirecta, asimismo prohibir que estas puedan ser parte de cualquier tipo de licitación en que estén participando con el Estado a través de ChileCompra. Por lo tanto, un factor clave es revisar la prórroga del Decreto Ley 701 (DL701) que actualmente se tramita en el Congreso.

Para ello, es necesario hacer un poco de historia. En octubre de 1974, la Junta Militar encabezada por Augusto Pinochet aprobó el DL 701, que viabilizó que las plantaciones de monocultivos de eucaliptus y pino radiata recibieran un subsidio de parte del Estado que nominalmente cubría el 75% de la inversión inicial pero que, en la práctica, cubre un 100% o más.

Este proceder dictatorial no solo favoreció la concentración de la tierra sino también el exponencial enriquecimiento de dos familias: los Matte, a través de la Forestal Mininco, papelera CMPC, empresa que genera la materia prima necesaria para la producción del papel tissue; y por otro lado al grupo Angelini, por medio de la Forestal Arauco, celulosa Celco, quienes además son propietarios de Corpesca, empresa involucrada en el financiamiento ilegal de la política. Estas familias tienen, en conjunto, más tierras que todo el pueblo Mapuche. Mientras las forestales poseen en conjunto sobre los dos millones de hectáreas, los 300 mil mapuches que habitan en comunidades rurales detentan poco más de 900 mil. De esta feroz injusticia se alimenta lo que equívocamente se ha llamado: “el conflicto mapuche”.

Pero la principal razón para que la Junta Militar determinara a través del DL 701 subsidiar a las forestales, fue abastecer al sector privado –en las cantidades que fueran necesarias–, de tal manera de crear una “Clase Empresarial” que pudiera hacerse cargo del “Modelo económico neoliberal-chileno” elaborado bajo la conspiración de los Chicago Boys. De esta forma, el modelo forestal capitalista quedó en manos de dos grupos económicos: los Matte y los Angelini, quienes, para garantizar la eterna vigencia del DL 701, han utilizado diversas vías, como el financiamiento de la política, es decir, sobornos legales e ilegales, a personeros desde la derecha hasta la Nueva Mayoría.

De las 1.123 empresas que a la fecha se han acogido a través del SII a beneficios tributarios por haber realizado donaciones a la política, una de las empresas que lidera es la Compañía Manufaturera de Papeles y Cartones (CMPC) y sus filiales, así como también Colbún, Entel y el Banco Bice, todas de propiedad de Eliodoro Matte, sumando un total de aportes de $2.287 millones desde la entrada en vigencia de la ley el año 2003, la misma que les ha permitido descontar esas cantidades de sus impuestos.

 Cabe señalar que desde 1974 el Estado de Chile ha entregado vía DL 701, más de 870 millones de dólares a CMPC, por tanto, que esta haga un aporte a una campaña política, para luego recibir su devolución a través de beneficios tributarios, es un negocio más que redondo.

Cabe señalar que desde 1974 el Estado de Chile ha entregado vía DL 701, más de 870 millones de dólares a CMPC, por tanto, que esta haga un aporte a una campaña política, para luego recibir su devolución a través de beneficios tributarios, es un negocio más que redondo.

Junto a un grupo de parlamentarios, conscientes de lo perjudicial que resulta para país continuar con tan nefasto modelo productivo, bloqueamos el año 2012 cualquier posibilidad de seguir subsidiando a las plantaciones de monocultivo durante el Gobierno de Sebastián Piñera.

Es por esto que causa estupor que sea nuestro propio Gobierno el que pretenda prorrogar el DL 701 para seguir subsidiando un negocio monopolizado y coludido, que daña profundamente al pueblo de Chile. Tengamos presente que los efectos de este decreto, no solo es la colusión, sino que también perjudica profundamente a nuestros pueblos originarios que en muchas zonas ya han desaparecido hasta las yerbas básicas para la medicina ancestral, la cultura y cosmovisión mapuche.

Por otra parte, es sabido desde principio de año que nuestro país vive un momento de desaceleración económica, lo que nos lleva a pensar de dónde sacaremos los recursos para financiar ítems esenciales para la vida de los chilenos, ítems que no pueden ser sujetos de recortes, como lo es la salud. En este entendido, no es posible que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, diga a los chilenos que no hay dinero para salud, mientras prorroga el DL 701, subsidiando el negocio de los Matte, a través de Forestal Mininco.

No resulta política ni éticamente aceptable que el Estado entregue este tipo de beneficios a un grupo económico que, por 10 años, lideró una gigantesca maquinaria de defraudación a los chilenos. Es por esta situación que presentaré un proyecto de ley, además de una serie de indicaciones a la ley de Presupuesto, para poner término a la extensión del subsidio de fomento forestal que ha beneficiado a las empresas coludidas. Espero que, tal como la condena ha sido trasversal, se manifieste ese mismo apoyo a estas iniciativas.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV