sábado, 16 de febrero de 2019 Actualizado a las 16:50

Autor Imagen

Boric y su apoyo neoliberal al aborto

por 21 marzo, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En su exposición de hace unos días, el diputado Boric argumentaba que aprobar el aborto tiene que ver con desmantelar una sociedad neoliberal, valiéndose así de un concepto que reiteradamente emplea para fundar sus discursos.

¿Qué es el neoliberalismo? Es esta idea de que la autonomía individual es el criterio máximo de justicia, bajo la premisa de que debemos aspirar a que cada uno pueda hacer lo que quiera (es más, la lógica de los “derechos individuales” tiene que ver con que el “querer algo” se transforme en “tener derecho a hacerlo”). Así, pensar en criterios de justicia comunes que nos comprometan es inviable, pues precisamente el neoliberal parte del individualismo, que se opone al establecimiento de planteamientos comunes de solidaridad. Es vivir como si los demás no existieran, sosteniendo que cada uno se desarrolla mediante el despliegue autónomo de la vida individual.

Me parece que el aborto es el ejemplo paradigmático del neoliberalismo y el botón de muestra más claro de que la izquierda progresista ha reemplazado los criterios comunes de justicia por la –paradójica– defensa del individualismo.

¿No es neoliberal sostener que existe una pretendida autonomía individual a ultranza, que se sobrepone incluso a los derechos de vida de otros? ¿No es individualista el afirmar que la libertad alcanza hasta para disponer y terminar con otras personas? ¿No es insólito que estemos discutiendo del aborto, antes de sentarnos a construir las redes de justicia y solidaridad necesaria para ir en apoyo de esas madres vulnerables, que en su desesperación se ven tentadas a inferirse este daño profundo? Llama la atención que parlamentarios de partidos que se han fundado en la lucha por los más débiles contra el ejercicio de libertades desbordadas, hoy estén del otro lado de la vereda.

Me parece que el aborto es el ejemplo paradigmático del neoliberalismo y el botón de muestra más claro de que la izquierda progresista ha reemplazado los criterios comunes de justicia por la –paradójica– defensa del individualismo.

El diputado Boric podrá vestir su planteamiento de criterios de justica, pero en el fondo se ha comprado el sucedáneo neoliberal y está de su lado en esta discusión.

¿Cuál es la alternativa al neoliberalismo? Ocuparse del problema que oprime a las madres vulnerables. Introducir las reformas sociales que sean necesarias en materia laboral, previsional, de salud y de educación para que las madres puedan desarrollar su embarazo sin complicaciones y con pleno complemento de su desarrollo personal y profesional. Ir en apoyo de los más débiles –en este caso, los niños que están por nacer, que viven y crecen– y no pretender excluirlos mediante el aborto.

Lo que estamos discutiendo no es tema valórico, sino un problema político, que nos interpela respecto de la respuesta que daremos como sociedad en relación con los más débiles e indefensos. Todavía estamos a tiempo de reflexionar y decidir si estaremos del lado del neoliberalismo, o estaremos del lado de la solidaridad. Ese discernimiento tenemos que hacerlo todos, especialmente aquellos que pertenecemos a conglomerados que quieren construir un Chile fundado en la justicia social, en la solidaridad y en la inclusión.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV