miércoles, 20 de octubre de 2021 Actualizado a las 16:54

Autor Imagen

Investigación científica, un pilar fundamental para las universidades complejas

por 17 abril, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ser humano, a lo largo de toda su historia, ha diseñado diferentes métodos para adquirir conocimiento de todo tipo. El conocimiento por el conocimiento ha sido un motor de desarrollo poderoso en todas las civilizaciones y representa la esencia más profunda y distintiva de nuestra especie. Estos diversos métodos del pasado, permitieron un desarrollo importante en distintas áreas del conocimiento humano. Sin embargo, el salto cuantitativo y cualitativo en términos de desarrollo basado en el conocimiento, se logró a partir del método científico.

Este conjunto de procedimientos rigurosos parte con la física, pero pronto muchas disciplinas lo adquieren y el conocimiento explota como una súper nova. La economía, la medicina, las ciencias sociales y prácticamente todas las áreas de los sectores productivos, han incorporado el método científico, sin siquiera saberlo en algunos casos.

En la actualidad, el conocimiento científico nos permite avances tecnológicos impensados, una mejor calidad de vida, estar mejor conectados, podría eventualmente detener el calentamiento global, resolver problemas de energía y alimentación y por sobre todo, que lejos es lo más importante, adquirir conocimiento por el conocimiento.

 En un país como Chile, cuesta entender la fobia de algunos sectores de nuestra sociedad, a este tipo de conocimiento. Es francamente patético observar, cómo en los medios de comunicación masivos se entrega información como si fueran certezas de todo tipo, por parte de ufólogos, médium, astrólogos y charlatanes que parecen caricaturas intelectuales.

En un país como Chile, cuesta entender la fobia de algunos sectores de nuestra sociedad, a este tipo de conocimiento. Es francamente patético observar, cómo en los medios de comunicación masivos se entrega información como si fueran certezas de todo tipo, por parte de ufólogos, médium, astrólogos y charlatanes que parecen caricaturas intelectuales. Se ha llegado a extremos de que nuestra policía de investigaciones (PDI), ha intentado resolver algunos casos complicados, con los servicios de un o una médium.

Sería un error muy grande no darle crédito a las otras formas que poseemos como sociedad de adquirir conocimiento, pero con toda la evidencia empírica, es francamente irresponsable negárselo al método científico. Es por esto que en el sistema universitario chileno, cuando hablamos de universidades complejas, debemos siempre pensar en instituciones que forman capital humando de excelencia y que generan conocimiento de todo tipo. En este sentido una universidad compleja debe desarrollar las artes, las ciencias sociales, las disciplinas técnicas que permiten el desarrollo de un país, como la medicina, el derecho y la ingeniería. Pero, no podría faltar, bajo ningún punto de vista, el desarrollo de las ciencias.

Es necesario para el desarrollo de una universidad, una facultad de ciencias que albergue centros de excelencia en investigación científica. Se puede entender, mas no tolerar, que en actividades fuera de las universidades, se tenga fobia y alguna resistencia al conocimiento científico, pero no podemos aceptar que en círculos universitarios, donde se supone que el ejercicio intelectual está presente en el día a día, se tenga resistencia al desarrollo científico. Esperemos que éste y los futuros gobiernos puedan conciliar la gratuidad en educación con la calidad de ésta. Cuando se desarrolla investigación científica, los procesos docentes son de calidad, como una consecuencia lógica de haber realizado un corrimiento en la línea del conocimiento.

Compartir Noticia

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV