jueves, 25 de abril de 2019 Actualizado a las 06:20

La Presidenta Bachelet y el Sename

por Iris Carolina Morales Recabal, directora y Rodrigo Paz Henríquez, Presidente Corporación SOFINI 7 julio, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

Por intermedio de esta nos gustaría hacer notar a la señora Presidenta de la República, la grave crisis por la cual atraviesan los niños, niñas y jóvenes institucionalizados en el sistema de protección residencial dependiente del Servicio Nacional de Menores (SENAME).

Inmediatamente después de que en su calidad de candidata a la Presidencia de la República presentara su Programa de Gobierno a la Excelentísima Corte Suprema, le entregamos a la Presidenta la misma carta/propuesta que meses antes, en septiembre del año 2013, le habíamos hecho llegar al entonces Presidente de la República, Sr. Sebastián Piñera Echeñique.

En la propuesta, fundamentábamos la urgencia de invertir 200 millones de dólares anuales, durante tres años consecutivos, para contratar una fuerza multi-profesional que hiciera posible rescatar a los 15 mil niños institucionalizados en SENAME en ese entonces.

Producto de este primer contacto y siguiendo sus indicaciones nos reunimos, en enero del año 2014, con la Sra. Estela Ortiz Rojas esperando poder afinar con ella las acciones que suponía implementar el plan de rescate. Para nuestra sorpresa, nos encontramos con que, a diferencia de la disposición favorable que Usted nos manifestara a buscar los recursos para hacer efectivo el plan, la Sra. Ortiz nos hizo presente que para el Gobierno entrante no había ninguna posibilidad de invertir recursos frescos en el rescate de nuestros niños en hogares del SENAME. Por el contrario, la Sra. Ortiz declaró que todos los esfuerzos del Gobierno iban a estar focalizados en conseguir la aprobación parlamentaria de la nueva Ley de Garantías de los Derechos de la Niñez y que sólo contemplaban invertir recursos en la contratación de un reducido grupo de abogados que se encargarían de, según sus propias palabras, “agilizar las causas en los Tribunales de Familia” a fin de conseguir el más rápido egreso de los niños que, a juicio de la Sra. Ortiz, se encontraban institucionalizados en Hogares del SENAME por razones injustificadas (un argumento erróneamente similar, a nuestro juicio, ha sido recientemente esgrimido por el Jefe de la Bancada DC, Diputado Ricardo Rincón).

Dado la evidente discrepancia entre la disposición manifestada por la Pdta. y la expresada en ese momento por la Sra. Ortiz nos pareció prudente no continuar una reunión que a nuestro juicio resultaba perfectamente inútil. En consecuencia, nos retiramos no sin antes intentar hacerle ver a la Sra. Ortiz la imprudencia de implementar un programa de desinstitucionalización de niños basado sólo en evaluaciones que abogados, sin soporte de profesionales de Salud Mental y apoyo Psicosocial hicieran de casos en los que, por regla, prácticamente siempre hay variables complejas que escapan a las competencias de profesionales abogados (negligencia parental, maltrato y abuso infantil, violencia intrafamiliar, adicciones parentales, graves patologías neuropsiquiátricas en los niños y sus familiares, etc).

Más tarde nos enteramos que los fondos para este plan de desinstitucionalización express, como lo hemos denominado, serían aportados por el Banco Inter-Americano de Desarrollo (BID) y contarían, aparentemente, con la venia de Unicef Chile.

En Marzo de ese mismo año, intentamos acercarnos a la Presidenta mientras sus partidarios celebraban en la Alameda Libertador Bernardo O’Higgins su amplio triunfo en las elecciones. Llevábamos con nosotros sendas bacinicas como signo de protesta por lo que nos parecía un inminente fracaso de la Política de Infancia que la Sra. Estela Ortiz pretendía implementar en Chile desde la institución que, unas semanas más tarde, pasaría a denominarse Consejo Nacional de Infancia. Desgraciadamente no pudimos acercarnos dado que, dos cuadras antes del podio desde el cual se dirigía al País, un insólito contingente de Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile impidió selectivamente el paso de nuestra organización en una Alameda repleta de ciudadanos (finalmente el General Roberts a cargo del operativo nos detuvo aduciendo que lo hacía para protegernos del “riesgo” de que al seguir adelante sus alegres partidarios “atacaran” a estos ciudadanos que con bacinicas y lienzos concurrían ese día a advertirle de lo que se venía si se implementaba el diseño liderado por la Sra. Ortiz).

Han pasado más de dos años desde entonces. Respetando la necesidad de todo Gobierno que se instala en la administración del Estado de no ser obstaculizado en su gestión por una oposición mezquina, hemos mantenido riguroso silencio, incluso cuando la Contraloría General de la República nos hizo llegar, hace casi un año atrás, el informe con los resultados de la Auditoría a Hogares del SENAME que le solicitamos el año 2013 y cuyos hallazgos terminaron de publicarse en Diciembre del año pasado. Resultados que confirman y amplían las gravísimas violaciones a los más básicos DD.HH. de los niños institucionalizados en Hogares del SENAME.

Desde hace meses el clima de hostilidad unido a la compleja situación económica que golpea al mundo y por consecuencia a nuestro país, no nos pareció que ameritaba agregáramos más denuncias y querellas a un ambiente político y social donde a ratos más parecen primar los anhelos de sabotaje, descalificación cuando no de franca sedición. Por otra parte, un mínimo de realismo político hacía inviable que, a propósito de las graves falencias detectadas por Contraloría, apareciéramos solicitando 200 millones de dólares anuales a un Estado de Chile asolado por la violenta caída del precio del cobre y las cada vez más insensatas demandas de movimientos sociales prisioneros de miradas autoreferentes cuando no francamente mezquinas.

Es en este estado de cosas es que hace poco más de cinco meses atrás uno de nosotros fue contactado por el equipo de psicólogas que atendía en CAVAS Ministerio del Interior a Lissette Villa Cortés. Nos pedían evaluarla ya que la veían mal medicada. Desgraciadamente el Tribunal de Familia correspondiente negó la autorización para evaluarla. Luego, nos enteramos de su muerte. El resto de la historia Usted ya la conoce, interpusimos una Querella Criminal por cuasi delito de homicidio en contra no sólo del SENAME sino también de los profesionales del Ministerio de Salud que la mal atendieron causándole la muerte por una arritmia cardíaca por una mal prescrita y peor administrada psicofarmacoterapia. La querella interpuesta por nuestros abogados sigue en curso.

La semana pasada nos hemos enterado de la muerte, en febrero de este año, de Rechel Contreras Vera, una niña de 10 años que, pese a los intentos desesperados del actual Director del SENAME por negar el evidente intento por encubrir la negligencia que causó su muerte, murió porque personal del SENAME no le suministró los medicamentos para tratar la grave enfermedad autoinmune que de hecho había motivado su internación en SENAME dado que sus gravemente enfermos padres eran incapaces de cuidar de su salud.
Gracias al trabajo realizado por la Comisión de DDHH del SENADO hoy sabemos que así como Lissette y Rechel hay al menos 1334 niños en inminente riesgo vital en hogares SENAME ¿Qué hacer?

Presentamos aquí una versión adaptada de la propuesta del 2013:
1) Intervenir SENAME con una Comisión Presidencial del más alto nivel técnico-profesional y político. A nuestro juicio, los mandos de primera y segunda línea en SENAME están completamente corruptos, prisioneros de prácticas que van desde el ocultamiento de muertes y abusos sexuales hasta tratativas de dudosa idoneidad funcionaria con organismos privados que lucran con la miseria y desamparo de los niños y las familias más dañadas y vulnerables de Chile. Sin contar con una larga historia de connivencia con líderes sindicales tanto o más corruptos que los mandos técnico-profesionales de la Dirección Nacional y las Direcciones Regionales de SENAME. Sólo con la intervención de una Comisión Inter-Ministerial con amplias potestades para ordenar el Servicio y ponerlo a trabajar para sus beneficiarios será posible rescatar a SENAME de la corrupción y pérdida de moral funcionaria que la atraviesa. Recalcamos el carácter Inter-Ministerial de esta comisión dado que se requerirá articular el trabajo de varios ministerios, particularmente, Ministerios de Salud, Desarrollo Social, Educación y Justicia para efectuar desinstitucionalización segura de nuestros niños.

2) Focalizar el primer año de trabajo en los 1334 niños que el propio SENAME ha identificado en grave e inminente riesgo vital. El primer objetivo de la Comisión Interventora Inter-Ministerial será conseguir que en el plazo de un año la mortalidad en el sistema residencial de SENAME baje a cero. En la actualidad y reconociendo lo complejo de hacer estadísticas cuando el propio Servicio oculta las muertes, estimamos que al año están muriendo un promedio de tres niños. Este año ya llevamos dos, suponiendo no aparezcan más “sorpresas”

3) Para intervenir en los 1334 casos, así como otros que puedan ir surgiendo como resultado de evaluaciones en terreno caso a caso de los 14.500 niños que de acuerdo al recientemente publicado anuario estadístico SENAME, permanecen institucionalizados en el sistema residencial, sea bajo administración directa SENAME, la minoría, o administración licitada a privados, la mayoría, proponemos contratar UNA FUERZA MULTIPROFESIONAL que permita generar 66 equipos constituidos cada uno por 1 Abogado, 1 Psicólogo, 1 Asistente Social, 4 Educadores de Trato Directo (todos ellos con título de Profesor Enseñanza Básica o Media o Educadora Párvulos, según corresponda) 1 Médico Experticia Salud Mental (Psiquiatra, Neurólogo o Médico Familia sub especializado en Salud Mental). Cada uno de estos 66 equipos a cargo de 20 niños y sus familias.

4) El objetivo del trabajo de estos Equipos de Intervención Multi-Profesional será realizar un diagnóstico individualizado de cada uno de los 1334 niños y de sus familias nucleares o extensas a fin de elaborar Planes de Intervención que permitan sacarlos de la categoría de riesgo, resolver situación judicial y egresarlos a Familias Nucleares/Extensas tratadas rehabilitadas o encontrar familias de acogida y/o adoptivas en los casos en los que la familia origen no pueda ser rescatada.

El costo aproximado de este Programa Intervención Multi-Profesional es de alrededor de 9 millones de pesos mensuales por equipo intervención, pensando en salarios que permitan reclutar profesionales de excelencia y con vocación social. Es decir profesionales y técnicos que acepten salarios levemente inferiores a los del mercado privado pero suficientes para atraer personas de excelencia (uno de los problemas de los bajos salarios en SENAME es justamente la pésima calidad profesional y técnica de buena parte de sus cuadros).

Calculando un costo mensual por equipo de 9 millones de pesos y multiplicando por 66 equipos, llegamos a aproximadamente 600 millones de pesos mensuales. Es decir, aproximadamente 1 millón de dólares mensuales. Pensamos que en un año de trabajo meticuloso, debiéramos tener a buena parte de los 1334 niños estabilizados y desintitucionalizados de manera segura.

En el segundo año de trabajo, el monto invertido por el Estado en cada uno de estos 1334 niños y sus familias debiera disminuir en la medida que los mismos equipos podrían duplicar el número de niños y familias a seguir dado la menor demanda de horas profesionales. Por ejemplo ya no se necesitaría seguimiento permanente de abogados ni un control médico tan estricto.

Nos encantaría poder replicar esta intervención con los aproximadamente 13.000 niños no incluidos en esta propuesta, lo cual nos acerca más a los 200 millones de dólares anuales que propusimos originalmente, pero sabemos que el país atraviesa por tiempos duros en lo económico social y no queremos ser presas de la misma estrechez de mirada que le criticamos a otros “grupos de interés”.

Para terminar, sólo aclarar un par de asuntos. No estamos buscando, ni tampoco aceptaremos formar parte de los equipos multiprofesionales que pretendemos el Estado contrate. No queremos que nadie nos acuse de querer implementar una Política Pública de la cual recibamos un solo peso. Felices de colaborar de manera gratuita en lo que podamos. Por último decirle a la Presidenta que hemos escuchado con atención las palabras del Ministro de Hacienda el Sr. Rodrigo Valdés en la Comisión de DDHH del Senado de la República en cuanto a no estar disponible para asignar recursos adicionales al SENAME y si estarlo para RE-ASIGNAR recursos de otros programas SENAME que resulten menos relevantes, menos eficientes, en definitiva programas de baja rentabilidad social.

No tenemos ninguna duda que SENAME está lleno de esos programas inútiles (baste sólo hablar de sueldos de algunos directivos o de programas como el de “desprincesamiento”). De manera que también ofrecemos ayuda para evaluar esos programas y decidir por donde “cortar por lo sano”. Particularmente preocupante nos parecen las presiones de agrupaciones de funcionarios del SENAME que han manifestado su deseo de aumentar salarios y planta de trabajadores. Una Comisión Interventora Inter-Ministerial dotada de amplio respaldo ciudadano y político institucional nos parece el único “antídoto” contra las enormes presiones que desde los funcionarios se generarán en contra de los cambios a la dinámica de trabajo del SENAME.

Iris Carolina Morales Recabal
Psicóloga
Directora Corporación SOFINI, Nuestros Hijos

Rodrigo Paz Henríquez
Médico Psiquiatra
Presidente Corporación SOFINI, Nuestros Hijos

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV