sábado, 3 de diciembre de 2022 Actualizado a las 02:06

Autor Imagen

Alza del Tag en 2017, otro abuso de las autopistas concesionadas

por 24 noviembre, 2016

Un contexto donde las Concesionarias, que junto con percibir altos ingresos en ganancias, concentran el 28,9% de los reclamos ante el Servicio Nacional del Consumidor, no generan mayores inversiones en mejorar el servicio y, por el contrario, hoy los usuarios terminan pagando por estar en un “taco”, lo cual dista mucho de la promesa de contar con autopistas de alta velocidad que mitigarían la congestión vehicular y disminuirían los tiempos de viaje.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Si hay una materia donde hay amplio acuerdo ciudadano, esta tiene que ver con lo abusivo que resultan los cobros del Tag en las autopistas concesionadas. Esta discusión comienza a tomarse nuevamente la agenda pública debido a que a contar de enero de 2017 las tarifas subirán en aproximadamente un 6,5%, incremento que se produce por cálculos amarrados en los contratos del MOP con las Concesionarias, que contemplan un alza fija anual de un 3,5% más el IPC, fórmula que prácticamente no existe en otro tipo de contratos de concesiones.

Dicho reajuste es, sin duda, abusivo y sólo busca favorecer a las concesionarias, las cuales ya el 2015 ya tuvieron un aumento sostenido en las utilidades producto del incremento del flujo vehicular y el crecimiento de la ciudad. Así, en el caso de Autopista Central sus ingresos aumentaron en un 11%, Costanera Norte aumentó sus ganancias en un 20% y Vespucio Sur en un 14% durante 2015.

Lo anterior se produce en un contexto donde las Concesionarias, que junto con percibir altos ingresos en ganancias, concentran el 28,9% de los reclamos ante el Servicio Nacional del Consumidor, no generan mayores inversiones en mejorar el servicio y, por el contrario, hoy los usuarios terminan pagando por estar en un “taco”, lo cual dista mucho de la promesa de contar con autopistas de alta velocidad que mitigarían la congestión vehicular y disminuirían los tiempos de viaje.

En ese sentido, se hace urgente y necesario que el Gobierno tome las medidas necesarias para poner fin al abuso que hoy significa el alza de Tag, la instalación arbitraria de portales de cobro y la falta de inversión por parte de las concesionarias, especialmente considerando que en las horas de saturación éstas pueden realizar cobros superiores a los usuarios, convirtiéndose al final del día en un incentivo a la falta de inversión por parte de las empresas.

Para avanzar en este sentido, creemos que la fórmula de cálculo del alza del Tag no puede seguir teniendo una tasa fija garantizada como ocurre hoy, sino que debe considerar una serie de factores tales como el IPC, el aumento anual del parque automotriz, la tasa de accidentabilidad, la calidad de obras de mitigación y especialmente la calidad del servicio que entrega la concesionaria reflejada en la tasa de congestión, esto permitiría terminar con el incentivo perverso que hoy existe para que las concesionarias no mejoren el servicio, y premiaría a las que si invierten y mejoran, terminando con el verdadero castigo al que nos vemos enfrentados los usuarios.

Los hechos nos demuestran que el modelo que se consideró al inicio de las concesiones ya se encuentra agotado, particularmente porque el presupuesto de crecimiento del parque automotriz a un 2% se ha visto ampliamente superado creciendo a un 4,6%, lo cual impacta fuertemente en la congestión vehicular de las autopistas ante la falta de inversión que permita hacer frente a este nivel de crecimiento, por ello se hace sumamente necesario cambiar a la brevedad el modelo actual por uno que garantice el equilibrio entre precio y calidad del servicio, lo cual evidentemente hoy no ocurre.

Síguenos en El Mostrador Google News

Ver el posteo original

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV