martes, 24 de mayo de 2022 Actualizado a las 11:54

El Frente Amplio y el PRO

por Javier Tapia Thompson, Militante de Revolución Democrática 5 diciembre, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:
El día domingo cuatro de diciembre, Camilo Lagos, cabeza del Partido Progresista, publicó una columna en este medio titulada “A empujar el Frente Amplio Parlamentario”. Como afectado por el masivo fraude electoral llevado a cabo por este partido, me es necesario plantear algunas cuestiones respecto a sus planteamientos:
El señor Lagos indica que el 2010 “hombres y mujeres libres decidimos formar el Partido Progresista”. En mi propia experiencia, esta afirmación es totalmente falaz, por cuanto cientos, sino miles, de votantes fuimos afiliados al PRO de manera fraudulenta, toda vez que se nos solicitó apoyar la candidatura de Marco Enríquez-Ominami sin indicarnos que pasaríamos a formar parte del padrón del Partido.
Como militante de Revolución Democrática, partido clave e insigne del Frente Amplio (junto con otros movimientos, de cuyos representantes el más conocido es Gabriel Boric), me parece difícil de entender y apreciar la intención del PRO de adherirse a un movimiento que, al menos en la opinión pública, está no sólo lejos de su origen, sino está bastante distanciado de su proyecto político. Al PRO definirse, en su origen, como adherente a la Tercera Vía, me parece sólo oportunista (dado sus niveles de participación electoral, y los problemas de legalidad que le pueden avecinar por ello) que deseen presentar una lista única con movimientos y fuerzas disímiles en su cosmovisión política.
Me parece una jugada necesaria y estratégica pero transparente la idea de pasar al ataque tras los escándalos de financiamiento en los que se ha visto involucrado su carta presidencial. Desde una óptica de relaciones públicas, es importante que Marco Enríquez-Ominami sea visto, en los meses previos al inicio de la campaña presidencial, como un referente desmarcado de las prácticas políticas tradicionales, y una identificación por asociación parece resultar sencilla y efectiva.
Espero que las fuerzas políticas que comienzan a formar el Frente Amplio, tengan en cuenta estas y otras consideraciones que pueden despertar en sus bases, con el objetivo de traducir una cosmovisión y gestionar una metodología de consecución del Bien Común, y no sólo obtener votos y elecciones.
Javier Tapia Thompson
Militante de Revolución Democrática

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV