sábado, 16 de febrero de 2019 Actualizado a las 21:58

Opinión

Autor Imagen

Chile necesita una empresa estatal del litio

por 21 junio, 2017

Chile necesita una empresa estatal del litio
En el Salar de Atacama se encuentran las mayores reservas de litio a nivel mundial. De las 14,3 millones de toneladas estimadas como reserva del mundo, 7,5 millones se encontrarían en este salar. Por otro lado, en términos de ventajas comparativas, los costos de elaboración de este mineral en Atacama son los más bajos del mundo, dadas las condiciones de evaporación producto del clima de la zona y la infraestructura ya instalada por la gran minería del cobre.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde hace un tiempo que el litio es parte “invisible” de nuestras vidas cotidianas. Literalmente, millones de personas en Chile y el mundo, lo tenemos a la mano en la batería de los celulares y en los computadores portátiles. Este mineral no metálico es actualmente el mejor componente para acumular energía y tiene un enorme potencial estratégico para la industria automotriz eléctrica.

Es muy probable que las baterías de estos aparatos fabricados principalmente en China, EE.UU., Corea del Sur, Europa y Japón contengan litio extraído desde el Salar de Atacama por la Sociedad Química y Minera de Chile (Soquimich), empresa privada que en los últimos años ha experimentado suculentas ganancias por el incremento de la demanda mundial.

Se proyecta que al año 2022 se duplique el volumen del mercado de baterías desde los actuales US$ 22 mil millones a US$ 46 mil millones. Según la Corfo, si en el año 2015 se produjeron a nivel mundial alrededor de 185 mil toneladas métricas de carbonato de litio, se espera que para el 2020 su producción y consumo aumenten a 350 mil toneladas métricas.

La producción mundial de carbonato de litio es altamente concentrada. Solo 5 actores controlan cerca del 90% de la oferta. Según datos de la Corfo, Albemarle (Rockwood) controla un 17% de la producción, SQM un 24%, China un 14%, FMC (Argentina) un 9% y Tianqui-Albermarle (empresa china-estadounidense.) un 24%.

En Chile operan dos de estas compañías. SQM, empresa chilena privatizada en dictadura y controlada por el ex yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou ; y Albermarle, transnacional de EE.UU. que adquirió Rockwood. Ambas firmas tienen sus faenas en el Salar de Atacama, concentrando el 43% de la oferta de litio a nivel mundial, según información de Corfo del año 2016.

En el Salar de Atacama se encuentran las mayores reservas de litio a nivel mundial. De las 14,3 millones de toneladas estimadas como reserva del mundo, 7,5 millones se encontrarían en este salar. Por otro lado, en términos de ventajas comparativas, los costos de elaboración de este mineral en Atacama son los más bajos del mundo, dadas las condiciones de evaporación producto del clima de la zona y la infraestructura ya instalada por la gran minería del cobre.

Pero el prometedor futuro que podría significar para los intereses de Chile se ve opacado y obstaculizado por Soquimich, firma que tiene un amplio “prontuario” de ilegalidades e irregularidades.

La empresa ha incumplido los diferentes contratos que mantiene con Corfo, entidad estatal que le arrienda las pertenencias mineras. El organismo público lleva adelante juicios arbitrales para adelantar el fin de los contratos que expiran el año 2025. Para Corfo, Soquimich dejó de ser un socio confiable.

Por su parte, la Superintendencia del Medio Ambiente ha presentado 6 cargos contra SQM, de los cuales hay dos graves y uno gravísimo, y que dicen relación con el cambio unilateral de los niveles de trabajo, la extracción de salmuera no autorizada, el deterioro de la flora y la no entrega de información, entre otros.

En síntesis, Soquimich está ocupando ilegalmente el Salar de Atacama, propiedad de todos los chilenos.

Pero eso no es todo. Soquimich es la empresa símbolo de la corrupción de la política y de torcer la soberanía popular.

La Fiscalía investiga el pago de sobornos de parte del ex gerente de la firma, Patricio Contesse, al ex senador UDI, Pablo Longueira, por 681 millones de pesos. El objetivo de los desembolsos fue favorecer a la empresa en la Ley de Royalty Minero para acceder a contratos de invariabilidad tributaria. Longueira se encuentra actualmente formalizado por cohecho. Nuestra bancada presentó en marzo del año 2016 un proyecto de ley para declarar la nulidad del artículo 4° transitorio de la mencionada legislación.

Recientemente, la Corte de Apelaciones de Santiago allanó el camino para aplicarle altas multas e, incluso, para disolver la compañía. El tribunal de alzada acogió la solicitud del Consejo de Defensa del Estado (CDE) de imputar la responsabilidad penal de la persona jurídica Soquimich.

La empresa ha incumplido los diferentes contratos que mantiene con Corfo, entidad estatal que le arrienda las pertenencias mineras. El organismo público lleva adelante juicios arbitrales para adelantar el fin de los contratos que expiran el año 2025. Para Corfo, Soquimich dejó de ser un socio confiable.

Por esta arista judicial, la empresa también tiene un flanco abierto en Estados Unidos. En enero pasado, el Departamento de Justicia y la Comisión de Valores multó a Soquimich por infringir la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, que sanciona infracciones contables y delitos de cohecho.

Con todos estos antecedentes judiciales a la vista y debido al carácter estratégico de las pertenencias de litio en el Salar de Atacama, creemos que es la hora para que el Estado avance en desarrollar una industria nacional del litio que agregue valor a los productos extraídos desde el salar, tal como lo expresó la Comisión Nacional del Litio.

Por esta razón, hace pocos días, el 7 de junio de 2017, presentamos en la Cámara de Diputados un proyecto de ley, vía reforma constitucional, para crear la Empresa Estatal del Litio. Lo hicimos junto a dirigentes sindicales del Movimiento Litio Para Chile. La Corporación declaró admisible el proyecto.

La iniciativa concede a la empresa estatal un rango constitucional para explotar y desarrollar la industria del litio. Se establece explícitamente que el Salar de Atacama será la base para la proyección de la firma estatal. Sus principales funciones serán:

a.- La exploración de salares y yacimientos de litio.

b.- La producción y comercialización de litio en cualquiera de sus formas y de otros minerales o productos que se encuentren en los salares, tales como sales de magnesio, ácido bórico y sales de potasio, entre otros.

c.- El estudio y la investigación de los usos del litio, para lo cual podrá crear centros de investigación en conjunto con universidades o centros de formación técnica del Estado o reconocidos por este o universidades extranjeras.

d.- El desarrollo y promoción de proyectos que agreguen valor a la producción del litio.

e.- La asociación con empresas nacionales o extranjeras, estatales o privadas, para el cumplimiento de sus fines.

El proyecto también considera un artículo transitorio que declara la caducidad de todos los derechos que hoy posea SQM respecto del litio.

De esta manera, iniciaremos la recuperación de una empresa que fue oscuramente privatizada durante la dictadura y que se ha convertido en un agente corruptor de la política chilena.

Junto al Movimiento Litio Para Chile hemos iniciado una campaña nacional de recolección de firmas para apoyar la creación de la Empresa Estatal del Litio.

Si somos capaces de incorporar valor agregado e industrializar, por ejemplo, con la producción de baterías, abriremos paso a un nuevo modelo de desarrollo sustentable que generará un ciclo de bienestar para toda la población. El litio podría convertirse en el nuevo sueldo de Chile.

Llegó el momento de dejar atrás el agotado modelo de exportación de materias primas que solo genera dependencia y pobreza. Ya lo vivimos con la tragedia del salitre y con la desnacionalización del cobre.

Debemos colocar todas nuestras energías y voluntades para cumplir este sueño. Nuevamente tenemos una oportunidad histórica de verdadero desarrollo que no debemos desperdiciar. Tenemos que actuar con un sentido de urgencia.

Vamos por la creación de la Empresa Nacional del Litio. Fin al saqueo de Soquimich.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV