miércoles, 20 de octubre de 2021 Actualizado a las 01:54

OPINIÓN

Autor Imagen

Seguridad para estudiar, no más represión en la Usach

por 28 abril, 2018

Seguridad para estudiar, no más represión en la Usach
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El pasado jueves 19 de abril, se vivió una marcha multitudinaria tanto en Santiago como en el resto de las regiones del país. La marcha estudiantil parece reinstalar sentidos comunes en materia educativa, ya que tensiona a la ciudadanía en lo que refiere a su concepción del lucro, del endeudamiento y la educación sexista, hacia una concepción de derechos sociales.

Como ha sido la tónica de la mayoría de las movilizaciones estudiantiles, no hubo mayores desordenes y en general los estudiantes marchamos con fuerza y esperanza por las calles de Santiago, no obstante, no todo fue agradable, ya que ocurrió en diversas universidades  la irrupción de Carabineros, quienes amparados en sus uniformes intimidaron, golpearon y detuvieron decenas de estudiantes en Chile.

El ingreso a la Universidad significa para miles de familias la única posibilidad de mejorar el futuro de sus hijos, en muchos casos buscando evitar la delincuencia y la exposición a entornos hostiles, resulta paradójico que la semana pasada hayamos presenciado la irrupción violenta de Carabineros a la Universidad de Santiago de Chile y a la Universidad Austral, convirtiéndose así el lugar que los padres pensaron como seguros para sus hijos en el principal foco de exposición a maltratos y criminalización.

Lo que ocurrió la semana pasada en estos recintos lejos de cualquier cuestionamiento excede todas las atribuciones de Carabineros y atenta contra la dignidad y el derecho a estudiar en ambientes seguros de miles de jóvenes de Chile. En esta línea el rol de Carabineros debería estar enfocado hacia evitar que su intervención agudice el peligro de las personas. Lo que ha terminado ocurriendo en general es que el ingreso de la fuerza policial, solo ha generado un ciclo de violencia e inseguridad que no se justifica de manera racional.

Cerca de 4.000 son los nuevos estudiantes que ingresaron a la Universidad de Santiago de Chile (USACH) este 2018, aproximadamente el 90% de estos jóvenes son primera generación en ingresar a la educación superior, y muchas familias hacen esfuerzos importantes  para que sus hijos puedan acceder a una educación de calidad y un ambiente seguro para desarrollar su vida universitaria.

Es importante resaltar que la violencia en las movilizaciones se ha reducido de manera significativa en los últimos años, y asimismo creemos que bajo incluso la lógica que han sostenido los Gobiernos a la hora de criminalizar a nuestra Universidad, no han existido en el caso de la USACH acontecimientos que ameritaran el ingreso de Fuerzas Especiales al Campus Universitario. Y si bien sabemos que la rectoría autorizo el ingreso de Carabineros al campus y le hemos hecho saber nuestra molestia, lo que nos parece más grave es el amedrentamiento, persecución política, agresiones y detenciones injustificadas que han perpetrado hacia estudiantes por el solo hecho de encontrarse al interior del Campus Universitario.

En específico, lo que se vivió en la Universidad de Santiago de Chile es sumamente grave, donde posterior a la marcha en que miles de usachinos y usachinas salimos a las calles a marchar para exigir una educación de calidad, sin lucro, no sexista y que fortalezca de una vez por todas las instituciones del Estado, posterior a la movilización que se desarrolló sin mayores altercados, ocurrió el ingreso de Fuerzas Especiales a la Universidad, en un contexto que a todas luces no ameritaba su presencia, ya que no existían mayores enfrentamientos con Carabineros en el sector.

En primera instancia ingresaron Fuerzas Especiales persiguiendo a compañeros y compañeras que se encontraban almorzando, estudiando, o simplemente paseando por los pasillos. Lo más grave es que se atrevieron incluso a vulnerar espacios de organización estudiantil como los Centros de Estudiantes de Castellano e Historia sin razón alguna. Me parece pertinente mencionar que la fuerza policial golpeo a decenas de estudiantes y se llevó detenidos a 14 compañeros desde el interior del campus universitario.

No solo lamentamos las detenciones injustificadas y violentas que dejó el ingreso de carabineros al establecimiento. También las agresiones que tuvieron consecuencias importantes en compañeros que fueron detenidos. Patricio Reyes, estudiante de primer año de Pedagogía en Castellano, resultó con múltiples contusiones en la espalda, sangrado en los oídos, heridas en brazos y rostro. Cristopher Hidalgo, vicepresidente quedó con una poli contusión en la cadera y rasguños. Dentro de los detenidos también me tocó vivir la represión y arbitrariedad de carabineros, siendo así nuestra Universidad la con mayor número de detenidos, la criminalización que se ejerce hacia nuestra casa de estudios es evidente y nos parece que ha llegado el momento de decir basta.

Es importante resaltar que la violencia en las movilizaciones se ha reducido de manera significativa en los últimos años, y asimismo creemos que bajo incluso la lógica que han sostenido los Gobiernos a la hora de criminalizar a nuestra Universidad, no han existido en el caso de la USACH acontecimientos que ameritaran el ingreso de Fuerzas Especiales al Campus Universitario. Y si bien sabemos que la rectoría autorizo el ingreso de Carabineros al campus y le hemos hecho saber nuestra molestia, lo que nos parece más grave es el amedrentamiento, persecución política, agresiones y detenciones injustificadas que han perpetrado hacia estudiantes por el solo hecho de encontrarse al interior del Campus Universitario.

A las autoridades siempre les gusta hablar de Seguridad, por esto mismo esperamos que hoy escuchen el llamado que hacemos desde la Usach y la organización estudiantil. Necesitamos condiciones seguras para estudiar y no estamos disponibles para seguir siendo estigmatizados ni criminalizados por el simple hecho de que en cada movilización somos miles los que salimos a las calles a marchar sin producir daño a nadie, no nos amedrentaran y saldremos con más fuerzas a las calles para exigir nuestros derechos. Hoy les toca a quienes se han llenado la boca hablando de seguridad dar condiciones seguras a una comunidad donde conviven más de 25.000 personas, como lo es la Usach.

Por todo lo anterior exigimos condiciones seguras para estudiar, en esta línea esperamos que no vuelva a ocurrir el ingreso de carabineros a la Universidad y se retire el retén permanente de FFEE que está en el frontis de nuestro campus.  No más criminalización a nuestra casa de estudios y que las autoridades se hagan cargo del llamado que hacemos para poder desarrollar nuestra vida universitaria en un ambiente adecuado.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV