domingo, 18 de abril de 2021 Actualizado a las 22:41

Conicyt, por favor: ¡Háganse cargo!

por Carlos Rivera Á 28 julio, 2018

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

Como doctorandos nacionales becados por CONICYT, conforme a las bases de nuestros concursos, podemos solicitar beneficios complementarios para mejorar la calidad de nuestras investigaciones. Estos incluyen gastos operacionales, pasantías internacionales, cotutela doctoral en el extranjero y extensión de la duración de la beca en un semestre.

Este año comenzó para nosotros con la alerta que desde el 2019 nuestras solicitudes serían sometidas a concurso por mérito académico, entre otros requisitos y, en abril 2018, el presupuesto para asignar estos beneficios se agotó. La problemática generada por esta falta de presupuesto para asignación de beneficios complementarios ha llevado a que los doctorandos afectados nos organicemos para exigir soluciones rápidas y eficientes.

Hasta ahora hemos contado con el apoyo de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Diputados, a quienes les expusimos el problema, la relevancia del mismo en nuestras investigaciones y para el país. Producto de esto, se citó a las autoridades de CONICYT a exponer su situación presupuestaria en la comisión. En dicha instancia, su discurso atribuyó la carencia de presupuesto a un aumento explosivo de las solicitudes de parte de nosotros, los becarios, en lugar de a un insuficiente mecanismo de estimación del número de solicitudes que año a año utilizan para asignar beneficios complementarios doctorales, así como las medidas adoptadas y la celeridad de ellas, una vez que se hizo evidente la situación.

¿Cometemos un error los doctorandos al querer optimizar la calidad de nuestras investigaciones accediendo a los beneficios que nuestro país nos ofrece? ¿Debemos sentirnos culpables por solicitarlos? ¿Nuestro doctorado es un beneficio personal o un aporte al país?

Desde otra arista, y no menos importante, los sistemas de comunicación y la transparencia de información de parte de CONICYT han presentado serias falencias. En primer lugar, cuando se decidió someter a concurso las solicitudes de estos beneficios, se nos informó sólo tres días hábiles antes de entrar en vigencia el nuevo formato de adjudicación. Si bien se postergó el inicio de estos concursos para 2019, el término del presupuesto para estos ítems no se nos informó por lo que, de hecho, seguimos enviando nuestras solicitudes, sin siquiera saber que serían “no-tramitadas” (sic), como para buscar alternativas de financiamiento y planes de contingencia para evitar el retraso en nuestras investigaciones. Al solicitarlos, en lugar de indicarnos que no se tramitarían, se nos informó que las solicitudes efectivamente serían sometidas a la revisión y evaluación pertinente para asignación. Sólo al cumplir el plazo máximo de respuesta, ante cada consulta, se nos fue poniendo en antecedente individualmentede la situación presupuestaria.

¿Es esto la comunicación oportuna que tanto recalcó el Sr. Christian Nicolai en su carta dirigida por esta problemática a los Vicerrectores de las universidades? Con el pasar de las semanas, algunos becarios viajaron con fondos propios, o se endeudaron con créditos bancarios con la esperanza de que, algún día, CONICYT aprobara y financiara retroactivamente sus solicitudes. Peor aún, hasta el día de hoy, no existe declaración pública de parte de CONICYT asumiendo sus deficiencias comunicacionales, y quiero destacar que sólo por filtración de documentos nos hemos enterado que el “aplazado” concurso para el 2019, se implementará en agosto 2018, a menos de dos semanas de plazo, bajo criterios y ponderaciones de evaluación ya establecidos.

Estamos a días de que esto ocurra y no hemos recibido comunicado ni información oficial de parte de CONICYT, pese a lo comprometido por el Dr. Hamuy ante la Comisión CyT el miércoles 18 julio pasado, de enmendar los errores en esta materia, y concretar “instancias de diálogo para ver cómo podemos enfrentar estos cambios en la asignación" (Comisión CT, Cámara de Diputados, 18.07.18). ¿Cómo podrán los becarios planificar una pasantía internacional o concluir un convenio entre universidades para co-tutela en menos de un mes? ¿No podremos solicitar gastos operacionales 2019 quienes debemos rendir los de 2018 después de agosto? Sin mencionar el retraso en la tramitación de la rendición de gastos operacionales de 2017, lo cual impide solicitar el beneficio para el año en curso.

¿Por qué nuestro país, mientras celebra la creación el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, nos hace concursar para poder cumplir nuestros compromisos y garantizar la calidad de nuestras investigaciones? Finalmente, a las autoridades de CONICYT que se pueden sentir incómodas con nuestras intervenciones, les informo que su incomodidad es insignificante respecto a la incertidumbre a la que nos hemos visto sometidos durante todo el 2018 debido a vuestra inoperancia. Su silencio y negligencia se traduce en un perjuicio y retraso para nuestras investigaciones. Por favor: ¡Háganse cargo!

Carlos Rivera Á, Biochemistry MSc.
PhD. Candidate
Laboratory of Neuroepigenetic Regulation
Pontificia Universidad Católica de Chile

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV