jueves, 25 de febrero de 2021 Actualizado a las 00:46

Opinión

Autor Imagen

Feminismo para construir nuestra Nueva Constitución

por 2 febrero, 2021

Feminismo para construir nuestra Nueva Constitución

Crédito: Aton

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En una Constitución Feminista, el centro está en la Igualdad y los derechos humanos de todas las personas. Todos, todas y todes somos iguales, como seres humanos en cualquier momento de nuestras vidas, es decir, desde el momento en que nacemos hasta la muerte; independiente de dónde o cómo nacemos, de nuestro género y sexo, de nuestro territorio, etcétera. Por lo tanto, el Estado debe otorgar bienestar a todas las personas en sus diferentes momentos de la vida y sus circunstancias.

Perseguir la Igualdad no significa creer que no existen las diferencias, al contrario, el feminismo reconoce, valida y abraza las múltiples diferencias presentes en la humanidad.

Creemos en la autodeterminación y en la autonomía, esto va desde la autonomía personal (corporal, emocional, económica, etcétera) hasta la autonomía de las comunidades territoriales, grupos tribales y pueblos.

Construimos nuestro conocimiento desde la reflexión primero personal y luego colectiva, en el conversar, discutir y dialogar. Esto se da en espacios donde a todes se nos permite construir y sacar nuestra voz propia.

Entendemos que la base de la sociedad está en las comunidades territoriales, en las redes comunitarias y en la comunidad afectiva y solidaria que vivenciamos en nuestras vidas. Esto cambia radicalmente la concepción de la Familia como la base de la sociedad presente en nuestra constitución, toda vez que esta familia nuclear es segregadora, individualista y discriminadora. En el Chile de hoy la familia en que te toca nacer determina tu trayectoria de vida y el acceso a oportunidades.

Creemos que el buen vivir es posible, en comunidad con la naturaleza y las personas, respetando sus autonomías y los derechos de la Tierra transgeneracionales, desde la sororidad y la no violencia activa. Somos conscientes y responsables con nuestras acciones porque entendemos que lo que hagamos hoy creará un futuro mejor para las nuevas generaciones. Desde ahí hablamos de un modelo económico no extractivista ni depredador, que resguarde la protección y el acceso de todas las personas a los bienes comunes: el agua, la tierra, el aire, el mar.

Hablamos desde la experiencia de la opresión y discriminación, hemos vivido nuestras vidas en un mundo que ha sido hecho por y para los hombres, donde no siempre hemos sido invitadas de honor, más bien nos hemos colado en este mundo como polizonas. Esta experiencia nos hace conscientes de las múltiples opresiones que vivimos en esta sociedad patriarcal y neoliberal, de su interseccionalidad y, por lo tanto, nos permite comprender y abrazar la lucha por otrxs cuerpos oprimidos. Desde allí temas ausentes en las constituciones tradicionales, aparecen desde el Feminismo, como la relevancia de las labores de cuidado que sostienen al sistema laboral capitalista, la co-paternalidad, la importancia de las abuelas y abuelos y, en general, de lxs cuidadorxs que se hacen cargo de lo que el Estado no.

El Bienestar integral de niños, niñas y adolescentes como función central del Estado moderno, pues constituye los cimientos del Estado futuro. Nuestra actual constitución establece como función central del Estado “el orden y la seguridad”.

¿Cuál es el gasto actual que hacemos en FF. AA y de Orden y cuál es el gasto en Sename, ChileCrece Contigo, la Junji e Integra? Lo dejo como apertura a la curiosidad de cada une.

Consideramos que la educación integral, no sexista, gratuita y de calidad es una herramienta para la construcción de sociedades más felices, amorosas y creativas. Que las Artes, Culturas y Patrimonio son fundamentales para una sociedad amable, solidaria y conectada con su entorno, ya que contribuyen a nutrir el alma de los pueblos.

Es un tema de justicia social que las mujeres estemos representadas en todos los espacios de poder y de toma de decisiones, porque como mujeres y como feministas aportamos desde una experiencia particular que entiende la integralidad del ser humano.

¡Creemos que es posible construir una constitución feminista que nos devuelva la dignidad!

Juntas, Unidas y en Acción Escribiremos la Nueva Constitución.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV