miércoles, 30 de noviembre de 2022 Actualizado a las 09:49

Opinión

Autor Imagen

Cuando ser obsesivo es una cualidad

por 1 octubre, 2022

Cuando ser obsesivo es una cualidad
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Quizás pueda parecer algo polémico, pero si se quiere alcanzar el éxito es necesario ser algo obsesivo. Suena fuerte, porque el término tiene una connotación socialmente negativa, pero este aspecto es una de las principales cualidades de las personas exitosas. Muchos proyectos necesitan de una cuota de obsesión para solucionar un problema en particular y este aspecto ayuda, también, a no desistir en los momentos más difíciles.

No me malinterpreten. No intento hacer un llamado a que a partir de ahora todos busquemos convertirnos en sociópatas, pero si nos enfocamos en la obsesión como la capacidad de concentrarse en un asunto hasta encontrar la forma de avanzar, sólo nos queda una gran lección. Muchos fondos y aceleradoras hablan de la importancia de estar enamorado del problema, y es posible que sea debido a esto.

Para “los obsesivos”, el proceso de búsqueda es más importante que el resultado final. Aunque parezca algo cansador, en realidad disfrutan de este proceso y saben que su persistencia les acabará permitiendo alcanzar sus objetivos. Son aquellos que no se conforman con lo fácil, sino que quieren resolver problemas difíciles porque saben que este es el único camino para lograr grandes cosas.

No se trata de necesidad excesiva de controlar, o una manía que consume todo tu pensamiento. No debemos ser literales, pero la clave está en centrarse en la solución de un problema y no en el problema mismo. Una persona obsesionada con solucionar un problema se centrará en encontrar la manera de resolverlo, no en quejarse de él. Esto puede llevar horas de investigación, pruebas y error, pero finalmente dará resultados. Por algo, grandes inventores y empresarios han sido obsesivos en su trabajo.

Si te llama la atención el trabajo que realiza otra persona, pregúntate si es porque realmente disfrutarías de ese trabajo o si es porque te sientes atraído por el desafío del problema. Si es este último caso, es posible que tengas la mente de un emprendedor obsesivo y puedas llegar a convertirte en alguien que cambie el mundo. Y es muy posible que esto último sea una de las cualidades que esté buscando un inversionista al momento de invertir.

La sociedad actual está llena de problemas por resolver; desde el cambio climático hasta la educación, pasando por la desigualdad social. Todos estos problemas requieren de personas dispuestas a entregar su vida a buscar soluciones, y justamente ahora es cuando necesitamos más gente que esté “obsesionada” por resolver los problemas de nuestra sociedad.

Síguenos en El Mostrador Google News

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV