lunes, 8 de marzo de 2021 Actualizado a las 03:50

Disputa entre la ministra Kantor y las federaciones deportivas

por Italo Barattini Jamett 30 abril, 2019

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director: 

En relación a la carta presentada por 30 federaciones deportivas, respecto de algunas expresiones de la Sra. Ministra del Deporte y modificaciones al Reglamento del PRODDAR, me permito hacer algunos comentarios.
Nuevamente asistimos a una disputa entre la autoridad deportiva gubernamental y las federaciones. No conozco en detalle los alcances de las modificaciones al PRODDAR pero me parece estar viendo una vez más la gestación de una polémica repetida e inconducente.

Durante mucho tiempo se ha propagado una falsa dicotomía: “o se está a favor de los deportistas o a favor de las federaciones”, desconociendo y “demonizando” el papel que les corresponde a estas últimas, llevando no pocas veces a aberraciones por parte de las autoridades, generando un espacio propicio para que algunos “interesados” saquen ventajas indebidas.

Llevo más de 40 años en el deporte, donde he participado desde ser deportista juvenil hasta presidente de federación y dirigente internacional, por lo que esto lo vengo escuchando hace mucho tiempo y, en particular, lo viví como Presidente de la Federación Chilena de Levantamiento de Pesas, período en el que fuimos objeto de una verdadera persecución (documentada latamente), basada en el abuso de esta visión mañosa de la realidad.

Primera Aclaración

De acuerdo al modelo olímpico, la máxima autoridad en el país de un deporte determinado es la Federación Nacional correspondiente. No es ni el Comité Olímpico, ni el Instituto, ni el Ministerio del Deporte. A cada Federación le cabe la responsabilidad y las atribuciones correspondientes para normar y desarrollar un deporte específico, así como su representación internacional.

Es más, no respetar la autonomía de las federaciones es una vulneración importante de la Carta Olímpica y puede llegar incluso, a ser causal de suspensión de participación de una país en los Juegos Olímpicos (como ha ocurrido) u otros eventos internacionales.

Las federaciones son personas jurídicas de derecho privado, sin fines de lucro.
Por lo tanto TODOS los deportistas, sean de alto rendimiento o principiantes, están bajo el “paraguas” de la federación correspondiente.

Segunda Aclaración

El Estado, consciente de la importancia del deporte para la población, interviene en el mundo deportivo, aportando recursos y estableciendo estructuras y organismos que regulan esa intervención.
La mayoría de las federaciones, dependen en parte importante (en muchos casos ciento por ciento) de los recursos del Estado, mayoritariamente a través del Instituto del Deporte, pero también de otros entes estatales.
Por lo tanto, los recursos aportados por el Estado deben ser rendidos de acuerdo a las reglamentaciones correspondientes y para los fines que determina su adjudicación. Las federaciones tienen la obligación de cumplir con esas disposiciones.

Tercera aclaración

La Ley del Deporte (19.712) indica textualmente en su artículo 8°: “El Instituto Nacional de Deportes de Chile desarrollará, con las federaciones deportivas nacionales, el Programa Nacional de Deporte de Alto Rendimiento, destinado a elevar el nivel y la proyección internacional del deporte nacional”.
Por lo tanto, a lo menos respecto del Alto Rendimiento (y el PRODDAR está obviamente inserto en él), el IND está obligado por Ley a trabajar con las federaciones y no contra las federaciones, como ha sido la costumbre de algunos funcionarios, seguramente debido a una mala comprensión lectora.

Cuarta aclaración

Es recurrente escuchar frases como: “es que nos preocupamos de los deportistas” o “nuestras políticas están pensando en los deportistas” u otras del mismo estilo.
Es obvio que los deportistas son la razón de ser de todos los entes deportivos.
Por lo tanto repetir cosas como las mencionadas no aporta nada al debate. El deportista debe estar implícito en cada acción desarrollada por quienes estamos en el mundo del deporte.

Lo importante es aclarar el “qué y cómo” propongo que se vean beneficiados los deportistas. Y ello no necesariamente es con beneficios directos. Los deportistas, y los de Alto Rendimiento con mayor razón, requieren una plataforma que les permita desarrollarse y eso implica la participación de personas y organizaciones que la provean, por lo que gran parte de las energía deben ir a potenciar esa plataforma y con ello beneficiar a los deportistas. Y esas personas y organizaciones son quienes forman las federaciones y sus organizaciones menores.

Frases como las enunciadas no son más que formas simples de mostrar una buena intención, que suena bonito, pero si no va acompañada de una visión completa de como se les debe ayudar no conducen a ninguna parte.
Por lo anterior, y por el interés superior del deporte, la autoridad deportiva gubernamental y las federaciones tienen el DEBER de trabajar en conjunto, respetando los objetivos y las atribuciones que les corresponden a cada uno.
Sin embargo, tal como se señala al comienzo, durante mucho tiempo se ha buscado desmerecer el papel de las federaciones y priorizar el trato directo con algunos deportistas, lo que se contradice con lo dicho en el punto anterior.

Es efectivo que algunas federaciones se han manejado mal o muy mal. Lo conozco de primera fuente. Llegué al Directorio de FECHIPE en un momento en que era un desastre completo, que nos costó más de 10 años corregir.

No obstante, lo anterior no puede avalar que se desconozca el papel que les corresponde al conjunto de las federaciones.
Tampoco la autoridad deportiva estatal está limpia de “polvo y paja”. Durante mi gestión a cargo de FECHIPE generamos decenas de documentos denunciando conductas incorrectas, incluso delitos, por parte del IND, sin que ni siquiera se nos diera respuesta a lo planteado.

De hecho el tema PRODDAR estuvo entre las irregularidades que nos tocó padecer.
Sin embargo, dichas situaciones, no justifican hacer un juicio peyorativo del conjunto del IND, donde mucha gente hace su trabajo como corresponde y tiene una conducta apropiada hacia las federaciones.
Por último, con gran liviandad, se asocian los éxitos deportivos única y exclusivamente a personas individuales, desconociendo todo el apoyo logístico que hay detrás, que involucra a muchas personas y que, en general, necesariamente implica un trabajo federativo.

Creo, sinceramente, que mientras no se tenga en consideración lo que someramente se ha explicado, seguiremos estancándonos, hipotecando el potencial deportivo del país.
Esto se debe tener en consideración no sólo en el caso del PRODDAR, sino también en otras áreas en que se deben corregir con urgencia errores históricos, como son el cambio al reglamento de los premios del artículo 12, que presenta incongruencias mayúsculas, y la coordinación de las actividades de los CER, que son el paso anterior al alto rendimiento, entre otras muchas cosas.

Italo Barattini Jamett
Ex Presidente Fed. Chilena de Lev. De Pesas

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV