martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 21:34

Opinión

Autor Imagen

Infancia: construir hoy la sociedad de mañana

por 1 enero, 2020

Infancia: construir hoy la sociedad de mañana
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sin duda que este 2019 será un año de inflexión en materias sociales. Partió dando importantes señales en torno al acuerdo por la infancia, en especial en relación a la necesidad urgente de reformar el sistema de protección e impulsar políticas preventivas ancladas en una oferta de calidad y con evidencia. Sin embargo, a pesar de algunos avances, subsisten déficits importantes en la promoción de modelos de reunificación familiar que sustituyan el sistema residencial, como también otros aspectos claves como el acceso a la educación y a la salud.

Dentro de lo fundamental se requiere de una respuesta con sentido de urgencia y que evidentemente va en la línea de priorizar a la infancia, definir un catálogo de derechos y mecanismos de exigibilidad, la potestad administrativa e institucionalidad especializada, que estén incorporadas en los proyectos del “Sistema de Garantías de Derechos de la Infancia” y el “Sistema de Protección”, este último que reemplazará a Sename.

Por otra parte, durante este año se presentaron los resultados del conteo en que se dio a conocer una cifra no menor de niños, niñas y adolescentes que están en “situación de calle”, que como se explicó no es comparable con el catastro y bien puede subestimar la cantidad real. El crudo informe del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, materializó el “conteo”, pero no desencadenó en una respuesta clara respecto a la oferta dispuesta para cada uno de ellos y en particular para quienes estaban en evidente vulneración grave, como las niñas embarazadas o los niños/as consumidores. Asimismo, organizaciones de la Sociedad Civil impulsamos la búsqueda de niños desaparecidos, se conoció de miles de órdenes de búsqueda sin procesar y la realidad asimétrica en los resultados de búsqueda para los niños en el sistema de Sename, no obstante estar ellos en el más alto riesgo de explotación y vulneración, pero con una caída dramática en la eficacia en la búsqueda.

Se necesita contar con una oferta programática con evidencia que esté enfocada en la prevención, que disminuya los factores de riesgo para poder evitar el desarrollo de conductas problemáticas, las que indudablemente repercuten en la vulneración de los derechos de nuestros niños y adolescentes. Por tanto, se valora el trabajo impulsado por Senda para contar con una oferta especializada en programas de parentalidad, así como el sistema Lazos, que este año amplió su cobertura a regiones y la implementación del Modelo preventivo “Elige Vivir sin Drogas”, inspirado en el modelo Islandés.

Entre los elementos positivos, durante este 2019, cabe destacar el rol de la nueva institucionalidad de infancia, por un lado la Defensoría de la Infancia que ha tenido un papel significativo en la protección frente a vulneraciones a los niños y en particular en medio de los movimientos sociales, como también de la Subsecretaría de Infancia, que ha liderado el piloto de las Oficinas Locales que debieran ser parte fundamental del Sistema de protección Integral, ambas instituciones deben irse consolidando en cobertura, en oferta y en capacidad para que su actuar sea pilar fundamental en las políticas de Infancia.
También, cabe mencionar el rol de programa “Mi Abogado” para ir mejorando los estándares de representación jurídica de niños y jóvenes, a pesar de la necesidad de ampliar su alcance e independencia, pudiendo garantizar representación efectiva, incluso contra el Estado, que mucha de las veces concurre como el principal vulnerador de derechos, pero que, bajo la dependencia del ministerio de Justica esa autonomía se ve eventualmente comprometida.

Ahora bien, de cara a lo que han sido estos últimos meses, donde se ha visto afectado el normal desarrollo de actividades escolares y sociales, urge levantar como prioridad la desinstitucionalización de niños y niñas del Sistema de protección, a través de una oferta que garantice la restitución efectiva del derecho a vivir en familia. Fortalecer la oferta preventiva, en especial con herramientas para los padres, poner foco en la reinserción educativa y en la alerta temprana a la deserción escolar, contar con una oferta dedicada y con cobertura para la prevención del involucramiento delictivo entre otras. Esperamos que el 2020 la Infancia se instale definitivamente en las prioridades de la Agenda Social, no tiene sentido el diseño de una Sociedad más justa e inclusiva, si no hacemos parte a los niños de la construcción del País que mañana les tocará dirigir y convivir.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV