viernes, 22 de octubre de 2021 Actualizado a las 07:12

Opinión

Autor Imagen

Viña, ciudad atada y bien atada

por 5 diciembre, 2020

Viña, ciudad atada y bien atada
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es tal vez la frase más reconocida al dictador Francisco Franco luego de su muerte, la que fuera incluida en su testamento político y que dice relación con los nudos constitucionales para mantener su legado; “todo ha quedado atado y bien atado”. Pinochet hizo algo similar con sus leyes de amarre, principalmente en lo económico y en lo político.

A cuatro meses de terminar su mandato, Reginato limita sus movimientos a anuncios menores relativos al verano, aportes asistenciales o colgándose de algún programa gubernamental, todo mientras espera que el Tribunal Electoral resuelva su destitución postergada en dos ocasiones. Nada de legado. Nada se mueve o al menos eso pareciera.

Fue un descuido de la inmobiliaria a cargo, el que permitió hace algunos días conocer la animación digital de un nuevo mall en terrenos del sector Agua Santa. El revuelo generado en las redes sociales obligó a la empresa a bajar el video. Efectivamente el “centro comercial” cuenta con un anteproyecto aprobado por el municipio el mes de junio. Son más de 600 estacionamientos en 50.000 mts2 construidos en medio de la principal vía de acceso a la comuna, de cuya saturación todos sabemos y hemos experimentado. Solo imagínelo.

Bajo la consigna “Viña piensa su futuro”, la alcaldesa convocaba a la ciudadanía a “canalizar su ideas y sueños”. Un simulacro de participación en el marco de la discusión del nuevo Plan Regulador Comunal. De eso ya van dos años y a la fecha nada se ha dicho de como avanza el proceso, el que, de acuerdo al calendario planteado, debiera entrar en vigencia el semestre que termina. Hoy a vísperas de un cambio en la administración se nota el apuro por dejar la comuna atada a permisos o, autorizaciones que tendrán un profundo impacto en la fisonomía de la ciudad y lo que tal vez es peor; a un plan regulador permisivo y acorde exclusivamente a grandes intereses inmobiliarios. Todo a espaldas y a escondidas de la gente.

Hubo que pasar décadas para que los amarres dejados tanto por Franco y Pinochet pudiesen modificarse, algunos aún perduran. Lo que está haciendo Reginato es hipotecar irresponsable y negligentemente el futuro de Viña del Mar, dejando una ciudad atada y bien atada. Tendrán otros la responsabilidad de revisar en profundidad cada permiso dado, cada firma hecha en estos últimos meses por la primera autoridad y su entorno, mientras, su legado hace méritos para quedar amarrado al lado más oscuro de la historia comunal.

 

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV