domingo, 16 de enero de 2022 Actualizado a las 19:07

Opinión

Autor Imagen

Revisitar los desafíos de la educación superior

por 11 enero, 2022

Revisitar los desafíos de la educación superior
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Como en años anteriores, hemos realizado las XVIII Jornadas de Gestión de Educación Superior, un encuentro que ya cumple su mayoría de edad, organizado por la UC con la colaboración de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, en el marco del Summit Internacional de Educación, con el objeto de conectar a líderes, directivos y profesionales de la educación en todos sus niveles, en Chile y América Latina y, en esta ocasión, -dadas las características online del evento-, también con otras regiones del mundo. En esta oportunidad, al igual que el año 2021, las Jornadas de Gestión de Educación Superior, y el Summit en general, se ha realizado íntegramente online, vía teleconferencia, con actividades sincrónicas y asincrónicas, y con inscripción gratuita. El lema para este año es “adaptación y cambio”, un tema que permea todas las actividades realizadas y que sin duda es el desafío que la educación nos presenta.  

En estas Jornadas de Gestión de Educación Superior exploraremos los desafíos de la adaptación y el cambio en tres dimensiones centrales: educación superior centrada en los estudiantes; educación superior en pandemia y postpandemia, y las respuestas institucionales a los cambios en el marco regulatorio. En Latinoamérica los procesos políticos y sociales han generado espacios de discusión sobre la educación que queremos, particularmente en Chile con el proceso de redacción de una nueva Constitución.  En este escenario, desde la Universidad Católica y en conjunto con la Universidad de Chile hemos desarrollado la iniciativa “Tenemos que Hablar de Educación”, un proceso participativo que se realizó durante un año y que convocó a más de siete mil miembros de diferentes comunidades educativas de todo el país.  Algunas de las grandes conclusiones de este trabajo incluyeron la necesidad de respeto e igualdad de oportunidades en educación, que la calidad sea un elemento primordial y que la educación sea inclusiva: Todas estas características sin duda son aplicables a las realidades de otros países.  A ello es preciso sumar, -como resultado de la pandemia-, la irrupción de nuevas tecnologías que nos han llevado a replantearnos frente al uso de nuevas herramientas y prácticas docentes que potencien los programas curriculares y la gestión de nuestras instituciones de educación superior.

Para discutir estos y otros temas referidos prácticas e investigaciones en el ámbito académico, de gestión y financiero, se invitó a destacados conferencistas para compartir sus experiencias y miradas en educación y gestión; en la enseñanza basada en el estudiante y aprendizaje activo, con modelos y experiencias; en educación digital, con sus oportunidades y desafíos post pandemia; en el futuro de la educación superior en el mundo; en los cambios de paradigmas y nuevos materiales interactivos para la educación superior; y también, un tema muy presente en nuestro país, en los efectos de la deuda de los préstamos estudiantiles en la vida de los graduados.  

En estos tiempos de grandes e importantes desafíos en el plano sanitario, social y político, las instituciones de educación superior estamos llamadas a aportar con evidencia, -surgida de la investigación- a los procesos de transformación, y en este caso particular, a los procesos de cambio en educación.  La pandemia nos enseñó, o más bien nos recordó, que la colaboración es fundamental tanto para detectar los desafíos como también en la elaboración de propuestas para enfrentarlos.  Esperamos que estas jornadas sean de utilidad para reflexionar sobre el papel que tiene la educación en la convivencia social, en la conformación de nuestra sociedad, y en particular, aspiramos a que la educación superior signifique un aporte a la cohesión social ante los desafíos de la época que vivimos en nuestro país. Al analizar lo que han sido estos dos años de pandemia, es evidente que no queremos perder lo aprendido, pues es el trabajo mancomunado lo que nos permitirá sin duda mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje, optimizar las prácticas de gestión y con ello desarrollar mejores modelos pedagógicos orientados a nuestros estudiantes que signifiquen a su vez en la construcción de una mejor sociedad. 

Las universidades y todas las instituciones de educación superior comprometidas con nuestro entorno y futuro estamos llamadas a formar personas responsables con respecto a nuestra realidad local, nacional y regional. Por esto, es importante la realización de estos encuentros que conforman el Summit Internacional de Educación, que cada año nos convocan a compartir y poner en común experiencias y conocimiento en el ámbito de la educación terciaria. También son instancias propicias para abordar la educación como un continuo, -en el que están también insertos la educación escolar y la educación continua-, pues concebimos el proceso formativo como uno de desarrollo integral de la persona, que va a tener un significativo impacto en la transformación social del país.  Este es el aporte de un sistema universitario con mayor integración y trabajo colaborativo.

 

  

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV