Publicidad
Percepciones sobre política exterior y seguridad nacional Opinión AgenciaUno

Percepciones sobre política exterior y seguridad nacional

Richard Kouyoumdjian Inglis
Por : Richard Kouyoumdjian Inglis Experto en Defensa y Seguridad Nacional
Ver Más

Emplear a las Fuerzas Armadas en lo que los chilenos quieren, obliga a resolver el tema de las Reglas del Uso de la Fuerza y la justicia para militares y policías.


El dicho popular que reza “dato mata relato”, y más aún el relato público, no se da con la encuesta anual que desarrolla AthenaLab, con el apoyo de Ipsos. En la quinta versión de esta encuesta –que mide las percepciones tanto del público general como de expertos en materias de Relaciones Exteriores, Seguridad Nacional, Defensa y Fuerzas Armadas, y que además trae una sección especial dedicada a Argentina, a propósito de los 40 años del Tratado de Paz y Amistad con ese país–, se indica que los principales objetivos de política exterior deben ser el combate al narcotráfico, la protección de las fronteras y regular la inmigración.

Mucho más atrás quedan la integración con América Latina, promover la democracia y los derechos humanos en otros países, temas que son prioritarios para nuestra Cancillería y el Gobierno del Presidente Boric, pero, claro está, y quizás por las circunstancias y la contingencia, no son lo que más preocupa a los chilenos y quienes se dedican a las relaciones internacionales (para más detalles, recomiendo ver la encuesta 2024, en este link).

Este sondeo, con sus cinco años de vida, tiene la ventaja de dejar registro de cómo el chileno no ha cambiado mayormente en estas materias. Lo que preocupaba al chileno de comienzos del 2020 son básicamente las mismas prioridades del 2024, excepto combatir el cambio climático, tema que es muy importante, pero que ha ido perdiendo fuerza en la mente chilena con el paso de los años, lo que debiera ser materia de preocupación de las autoridades, especialmente las actuales.

En el 2020 el mundo de los expertos estaba desalineado del público general. Las prioridades estaban en la proyección al Asia-Pacífico, en la defensa de los intereses marítimos y en promover el libre comercio con otros países (para ver qué pensábamos hace cinco años, se recomienda leer la encuesta 2020).

Otro aspecto, dentro de los muchos que son novedosos, lo constituye el tema de países modelos para los chilenos, quienes ven en los primeros lugares a los Estados Unidos de Norteamérica, seguido de Canadá y con un empate, en el tercer lugar, de China, Australia y Alemania. En cambio, los especialistas ven primero a Nueva Zelanda, seguido de Australia y Canadá. Que China esté en el tercer lugar va a dejar a los expertos pensando un rato y, de seguro, también es una sorpresa para su propia embajada, ya que igualmente sale destacada cuando los chilenos la ven como un país socio, donde China obtiene el segundo lugar después de los norteamericanos, habiendo nuevamente diferencias con el mundo especializado, que deja a los chinos en el sexto lugar.

También vale destacar que los chilenos ven a Perú y Bolivia como competidores y son neutros respecto de Argentina, algo en lo que los expertos también coinciden. Es un tema para la Cancillería y su foco en Latinoamérica, lo que no quita que debamos ser buenos vecinos, pero claramente el sentido común del pueblo y de los que se dedican al tema internacional dice otra cosa.

Cuando nos vamos a la sección de Seguridad Nacional, vemos que las temáticas anteriores se repiten, solo que en el caso del público general el tercer lugar lo tienen las pandemias y, en el mundo experto, los ataques cibernéticos. La porosidad de las fronteras es lo que más crece desde el 2020 en ambos segmentos y, sin embargo, es algo en que solo recientemente se han tomado acciones con más fuerza.

En la parte de las Fuerzas Armadas, la gente las quiere ver en vigilancia y protección de fronteras, en el combate al narcotráfico y en la defensa de la soberanía. El apoyo a las policías está en el sexto lugar, y la protección de la infraestructura crítica en el noveno puesto. Los expertos, por otro lado, tienen una visión más tradicional, ya que la defensa de la soberanía va en el primer lugar.

La protección de fronteras coincide en el segundo lugar con el público general, pero el combate al narcotráfico está en la última prioridad, lo que llama la atención y debería generar muchas preguntas. Los expertos tampoco asignan una prioridad muy alta al tema de la protección de la infraestructura crítica.

Da la impresión de que la agenda de seguridad del Gobierno coincide con lo que los no expertos quieren, pero está muy desalineada de la visión especialista. En todo caso, esta encuesta debería ser consumo obligado para los ministerios del Interior y Seguridad Pública, así como para el Ministerio de Defensa Nacional –que está revisando justamente ahora la Política de Defensa– y las comisiones de Defensa de la Cámara de Diputados y el Senado.

Las Fuerzas Armadas que tenemos, más bien, están orientadas a lo que los expertos establecen como prioridades. Un ajuste a lo que quiere la opinión ciudadana es no menor, especialmente para un Ejército que aún tiene una alta dependencia de soldados conscriptos, siendo que el tipo de servicios que requiere el chileno común y corriente no se ve como algo que un conscripto con pocos meses de entrenamiento pueda atender. Emplear a las FF.AA. en lo que los chilenos quieren, obliga a resolver el tema de las Reglas del Uso de la Fuerza y la justicia para militares y policías.

Para terminar, la sección de Argentina, realizada con la misma metodología que la parte chilena, trae un mensaje similar en cuanto a preocupaciones tanto del público general como especialistas argentinos. Narcotráfico y fronteras son sus grandes y principales problemas, lo que confirma que lo que nos ocurre tiene más cara de fenómeno regional que algo local y particular a cada país.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.
Publicidad

Tendencias