lunes, 19 de noviembre de 2018 Actualizado a las 11:49

Minsal excluirá a más de 680 m

Plan AUGE sólo atenderá el 10% de los diabéticos del país

por 5 marzo, 2004

Ministerio sólo garantizará la atención de los pacientes que padezcan diabetes tipo 1. Los aquejados por el tipo 2, que constituyen sobre el 90% de los enfermos, quedarán fuera del plan estrella de la reforma a la salud, a pesar de que figuran en la lista elaborada por el Gobierno. La Asociación de Diabéticos de Chile considera la situación grave.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sólo un 10 por ciento de los pacientes que sufre diabetes está incluido en el plan AUGE. A pesar de que el Gobierno prometió asegurar la atención de la totalidad de los enfermos de esta patología en el país, solamente se tratará a los cerca de 76 mil chilenos que padecen el tipo 1 y se dejará fuera del plan estrella de la reforma a salud a más de 680 mil personas que sobrelleva el tipo 2.



La explicación de está restricción está en el criterio fijado por el Gobierno para conseguir garantizar las 56 enfermedades prometidas, antes de que termine el período del Presidente Ricardo Lagos. Primero se comenzó (los años 2002 y 2003) con un piloto de 5 enfermedades relativamente "fáciles" de garantizar (por contar previamente con programas de atención eficaces), según reconocen en el propio ministerio. A continuación se elaboró un nuevo grupo de 12 enfermedades, de "alto impacto", que se sumará al plan en abril de este año.



Entre estas últimas enfermedades está la diabetes que, según consigna el listado elaborado por el propio ministerio (y que está a disposición del público en los sitios web del Minsal y Fonasa), contempla atender tanto la diabetes mellitus tipo 1 como la 2.



Pese a este compromiso, la Secretaría de Estado decidió restringir la atención de la diabetes nada más que al tipo 1, porque esta variante de la patología implica la muerte del paciente si éste no recibe tratamiento y porque está en mayor sintonía con la idea de "alto impacto" que el propio ministro de Salud, Pedro García, anunció que tendría el grupo de enfermedades garantizadas desde el 2004.



Esta preferencia por la diabetes más impactante desde el punto de vista sanitario (pero también comunicacional), excluyó automáticamente a la diabetes tipo 2 del AUGE 2004. Sin embargo, el "olvido" de la enfermedad no termina ahí, ya que en los grupos de males a garantizar en los años siguientes se privilegiaría la suma de nuevas enfermedades al plan, antes que la ampliación de las garantías para las patologías ya contempladas en el sistema, por un tema principalmente económico.



Es decir, los escasos recursos existentes en el ministerio se utilizarían, en primer lugar, para cumplir con el compromiso político de asegurar la atención de 56 enfermedades durante este Gobierno y no para eliminar las restricciones existentes a las enfermedades ya incluidas del plan. Dado este criterio, salvo que se fije una fecha para la incorporación de la diabetes tipo 2 al AUGE, ésta continuará apartada de la reforma a la salud.



Las críticas de la Asociación de Diabéticos de Chile



Como grave considera la Asociación de Diabéticos de Chile (ADICH) la exclusión de un amplio grupo de personas que padece esta enfermedad en el plan AUGE. Si bien reconocen que el proyecto busca dar cobertura al subconjunto de enfermos más expuesto de la población, advierten que se está dejando fuera a la mayor parte de quienes sufren diabetes día a día.



La diabetes es una afección crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina o cuando el organismo no puede emplear eficazmente la insulina producida. Esto produce exceso de azúcar en la sangre (o hiperglicemia), que daña numerosos sistemas del organismo.



La diabetes tipo 1 se desarrolla preferentemente en niños y adolescentes y requiere de tratamiento con insulina en forma imprescindible. La diabetes tipo 2, en tanto, se desarrolla sobre todo en adultos y personas obesas y aunque no compromete la vida de las personas, tiene consecuencias crónicas a mediano plazo, que pueden terminar en la amputación de extremidades o en la ceguera.



La doctora Loreto Aguirre, miembro de la ADICH, afirmó a El Mostrador.cl que, de acuerdo con las cifras del Minsal, un 5 por ciento de la población chilena padece diabetes y que dentro de ese porcentaje "la mayoría, más del 90 por ciento, es tipo 2, porque aquí en Chile los diabéticos tipo 1 son muy pocos".



Luego, utilizando como referencia el 5 por ciento de diabéticos del país y los datos poblacionales del último censo (según los cuales en Chile hay 15 millones de personas) se obtiene que unos 75 mil chilenos padece diabetes tipo 1, mientras que más de 680 mil compatriotas sufre el tipo 2 de esta enfermedad.



Respecto del criterio utilizado por el Ministerio para garantizar la diabetes tipo 1 y no la tipo 2, Aguirre planteó que "poniendo en la balanza los pocos recursos que debe haber, se eligió el que era más catastrófico en cuanto a riesgo de vida".



Sin embargo, advirtió que ya que es "a la atención primaria donde llegan todos los diabéticos por primera vez, lamentablemente, si no hay un buen plan de tratamiento a nivel primario, esos diabéticos (tipo 2) no cubiertos, a la larga, se van a complicar". En este sentido, añadió que "un diabético mal controlado, a los cinco o diez años ya tiene manifestaciones de enfermedades crónicas" que pueden derivar en problemas "como ceguera, diálisis y amputaciones".



Acerca de cuánto le costaría al Estado garantizar la atención de un enfermo del tipo 2, dijo que "un tratamiento de un diabético tipo 2 que no use insulina son más o menos $50 mil al mes, en medicamentos. El que usa insulina gasta más de $100 mil al mes". Por ello, asegurar la atención de la población de diabéticos no cubierta hasta ahora en el AUGE requeriría un desembolso anual, en el mejor escenario, de $408 mil millones.



Aguirre enfatizó que aunque "técnicamente hay capacidad, faltan recursos" tanto económicos como humanos para poder sacar a la diabetes tipo 2 de la exclusión en que, hasta ahora, está.



En este mismo tema, la vicepresidenta de ADICH, Jacqueline Badilla, afirmó que pese a los elevados costos que representa para el Estado garantizar la diabetes tipo 2 en estas condiciones, "si no se hace un proyecto donde se incluya autocontrol y prevención el costo social, es grave, porque una cantidad importante de la población queda desprotegida y en riesgo de presentar complicaciones en la diabetes, que encarecerán todo" aún más.



Artículos relacionados:



Minsal restringirá atención a depresiones en el plan AUGE



García se amarra con 56 prestaciones para el plan AUGE



Traspié de la reforma sanitaria: AUGE se reduciría a 55 prestaciones



Minsal reconoce retraso en informes clave para el Auge



Auge: En riesgo método de atención de cánceres infantiles



Gobierno no sabe qué hacer con 6 enfermedades del Auge



Plan Auge: Minsal logra protocolos para 12 males en sólo cuatro meses

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV