jueves, 4 de marzo de 2021 Actualizado a las 20:05

Discusión se retomaría la próxima semana

Discusión del salario se entrampa en medio de recriminaciones mutuas del oficialismo y la oposición

por 11 julio, 2012

Discusión del salario se entrampa en medio de recriminaciones mutuas del oficialismo y la oposición
Senadores de RN y la UDI llamaron a sus adversarios de la Concertación a ser “responsables” y aprobar lo antes posible el proyecto, mientras que desde la otra vereda insisten en que el esfuerzo lo debe hacer el Ejecutivo. "La Moneda es la única que tiene la iniciativa de subir los montos”, advirtió Jorge Pizarro (DC), quien al mismo tiempo acusó al Presidente Piñera y al ministro de Hacienda de actuar "con una mezcla de soberbia, arrogancia, tozudez e insensibilidad que no resiste más”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En una verdadera guerrilla se está transformando la disputa por el reajuste del salario mínimo, que ayer martes volvió a ser rechazado en la Cámara de Diputados. Los ánimos en el Congreso están bien caldeados y desde la oposición acusan al oficialismo de haber montado un verdadero show mediático, tratándolos de irresponsables y de actuar con demagogia.

Adicionalmente, mientras el ministro Cristián Larroulet insiste en que el gobierno espera que la Comisión de Hacienda se constituya esta tarde de manera que la Sala del Senado pueda votar durante la jornada de hoy el polémico proyecto, luego que Camilo Escalona anunciara anoche que lo dejaría para la próxima semana. Esto sólo podría ocurrir si el Ejecutivo pusiera sobre la mesa alguna propuesta distinta de la actual. Y mientras el gobierno intenta dejar en peso de la responsabilidad política de lo que está ocurriendo, sobre los hombros de la Concertación, no da ninguna señal de acoger el llamado a modificar el guarismo de 193 mil pesos. En este escenario, todas las señales apuntan a que si bien las cartas ya están echadas la batalla será predominantemente mediática.

Por lo mismo, esta jornada, el Senado ha sido el epicentro de múltiples conferencias de prensa y declaraciones tanto del oficialismo como de la oposición. Los primeros abrieron fuegos. Senadores de RN y la UDI llamaron a sus adversarios de la Concertación a ser “responsables” y aprobar lo antes posible el proyecto de salario mínimo. El jefe de la bancada de Renovación Nacional, senador Alberto Espina, fue particularmente duro con el presidente de la Cámara Alta, tildándolo de haber actuado con una postura “absolutamente obstruccionista, de bloqueo y de abuso de poder”. Pero también instó a la Concertación a que “no juguemos con las ilusiones y esperanzas” de quienes resultan beneficazos con el polémico reajuste.

Por su parte, la senadora Lily Pérez calificó como “fuera de lugar la crítica despiadada” que la oposición ha realizado en contra del Ejecutivo por el salario mínimo. Los senadores, entre los que también se encontraban los gremialistas Ena von Baer y Gonzalo Urierte, sostuvieron, además, que mientras fueron oposición nunca rechazaron el proyecto de salario mínimo.

Uriarte incluso señaló que esta iniciativa siempre se aprobó en tres días y hasta ahora, el de esos años, lleva 23 días de tramitación: “revisados los antecedentes del año 2005 a la fecha, el promedio de duración del proceso legislativo para aprobar el salario mínimo eran 3 días; hoy estamos en los 23 días. Todo esto aparece cuando la oposición se pone en una postura de negarlo todo, de encontrarlo todo malo y la verdad es que el país no va a surgir así”; y añadió que “en el pasado nosotros nos cuadramos con el Gobierno y cada vez que había que aportar nuestros votos, ahí estaban, porque entendíamos que este es y tienen que seguir siendo un tema de Estado”.

Espina, en tanto, recalcó que no es el gobierno quien pone los recursos para aumentar el salario mínimo, sino las empresas, principalmente las medianas y Pymes, y que “Juan Araya, presidente de la Conapyme, un hombre de izquierda ha pedido que no se aumente exageradamente el salario mínimo”.

Mientras que el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, insistió en que “el gobierno es el primer interesado en que los trabajadores tengan el reajuste del salario mínimo. Por eso vamos a mantener la discusión inmediata y vamos a solicitar hoy día en la sala del Senado que se constituya la comisión de Hacienda para poder tratar este tema que es fundamental poder lograr a la brevedad su aprobación”. El secretario de Estado efectuó estas declaraciones luego de haber subido a la oficina del presidente de la Cámara Alta, aunque se negó a relatar qué habían conversado. Más tarde, consultados cercanos a Escalona, explicaron que el ministro no subió a pedirle que diera cuenta del proyecto y lo pusiera en tabla, lo que se infería del discurso que el oficialismo había voceado toda la mañana, sino por el contrario “fue a cambiar para el próximo martes en la mañana, la reunión que anoche había pedido para hoy”.

Lo que explica las dudas que existen en un sector de la Concertación acerca de que el Ejecutivo pretenda sacarle provecho comunicacional a este largo debate. Contexto en el cual, el senador DC Jorge Pizarro advirtió que es responsabilidad del gobierno que se apruebe el reajuste del salario mínimo, “porque La Moneda es la única que tiene la iniciativa de subir los montos”, pero a su juicio ello no ocurre porque “el Presidente Piñera y su ministro de Hacienda están actuando con una mezcla de soberbia, arrogancia, tozudez e insensibilidad que no resiste más”.

Por lo mismo y dado que el legislativo no tiene iniciativa en asuntos de recursos, la senadora también DC Ximena Rincón hizo hincapié en algo a lo que el oficialismo le ha hecho el quite, según se comenta en la oposición, y es que “le hemos dados alternativas al gobierno, como que subsidie la contratación de las Pymes, o que subsidie el pago de las  cotizaciones o que aumente el costo de las cargas familiares. Todas alternativas con carga Fiscal”. Por lo que, el argumento del oficialismo en cuanto a que sólo las empresas tienen que aportar recursos para el salario mínimo pierde algo de peso.  Mientras que el PPD Ricardo Lagos Weber dejó puso sobre el debate el hecho de que hasta la semana pasada no se avanzó, porque el gobierno tenía un problema interno, cuya responsabilidad quiere traspasar ahora a la Concertación: “hemos llegado a esta situación como consecuencia de un gobierno que no fue capaz de llegar con un salario mínimo que no fue aprobado por sus propios partidarios (…). La crisis se provoca cuando Carlos Larraín y sus parlamentarios le dieron la espalda a su propio  gobierno. Aquí se ha generado una crisis interna de la derecha que la han trasladado al parlamento”.

Y recalcó que “creemos, dentro de la oposición, que es posible hacer un aumento del salario mínimo dentro de patrones responsables. No nos vamos a volver populistas de la noche a la mañana”.

Ahora, el escenario en la Concertación tampoco está mucho mejor. En el pacto opositor hay desde senadores que están dispuestos a aprobar inmediatamente el reajuste, como otros que estiman que hay que rechazarlo a todo evento, si el Ejecutivo no aumenta el guarismo. Algo que complica a la hora de buscar una postura unitaria para enfrentar la polémica.

En esta línea el senador PS Fulvio Rossi señaló que “el Presidente también tiene que entender que en un Estado de derecho hay un Congreso Nacional, un poder del estado independiente y autónomo y ese congreso habló el día de ayer en una Cámara donde la oposición no tiene mayoría y menos la Concertación, y, sin embargo, la posición mayoritaria fue decirle al presidente de la República que el salario mínimo que le ofrece a los trabajadores y trabajadoras chilenas es insuficiente y no está acorde con lo que el país puede permitirse”, subrayó. Sostuvo que “ciertamente no es la única herramienta para combatir la desigualdad en Chile, pero es una política pública que junto con una reforma educacional, una reforma tributaria nos permitirá avanzar para construir un país más justo. Insistimos que hay que combatir la desigualdad en todos los frentes”.

Su par radical, José Antonio Gomez, en tanto indicó que “nosotros hemos sido consecuentes con nuestra postura, creemos que un salario mínimo de 193 mil pesos es miserable en un país que tiene un Per cápita de 17 mil dólares, se requiere un esfuerzo mayor”  y llamó a Piñera a que “tenga la mayor responsabilidad en beneficio de la gente más pobre de Chile. Nosotros estamos dispuestos al diálogo y a buscar una fórmula, pero se tiene que finalmente consensuar un sueldo mínimo decente. En este país no pueden seguir las desigualdades como están”. Mientras que a juicio del senador Guido Girardi al exigir el aumento del guarismo “estamos aumentando la brecha entre lo que es la demanda ciudadana mayoritaria, un país mas justo e igualitario, y la de un gobierno y un sector de la política que no es capaz de entender eso y que le da la espalda a esta demanda”. Y anunció que “por eso nosotros vamos a votar en contra con convicción como lo hicimos la vez pasada, no somos los que nos salimos de la sala, votamos en contra y lo vamos a volver a hacer”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV