sábado, 28 de noviembre de 2020 Actualizado a las 20:20

Senadora Rincón enfrenta al establishment del partido

Primarias DC: el gutismo se cuadra con Orrego para cuidar a Bachelet

por 15 enero, 2013

Primarias DC: el gutismo se cuadra con Orrego para cuidar a Bachelet
A diferencia del ex alcalde de Peñalolén, la senadora, que fue la única de la DC que votó en contra la Ley de Pesca, es vista con resquemor por el lote de Gutenberg Martínez. Su perfil conflictivo, dicen al interior de dicho sector, podría contribuir a una primaria más áspera, en la que la ex mandataria podría salir dañada comunicacionalmente, tensionando su relación con la DC. Orrego, en cambio, representa según ellos el proyecto humanista cristiano y el “espíritu concertacionista”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hoy el sector del “gutismo”, que domina la máquina del PDC, está en su mayoría cuadrado con la opción de Claudio Orrego en las primarias democratacristianas, cuestión que se ha evidenciado en señales como el apoyo que la Senadora Soledad Alvear le dio públicamente al ex alcalde de Peñalolén en diciembre. “Él representa una opción que vela por los valores y principios de la Democracia Cristiana”, dijo Alvear en esa oportunidad sobre Orrego. El lunes de la semana pasada, durante el debate que enfrentó a este último con Ximena Rincón en TVN, estaba entre el público el ex diputado Gutenberg Martínez*, esposo de Alvear y líder de la tendencia mayoritaria del partido, sentado justamente entre los adherentes de Orrego y observando con bastante atención su desempeño, sin modificar su característico gesto de seriedad.

Si bien hay un importante sector DC que quiere que ojalá este proceso de primarias se acabe pronto y pase lo más desapercibido posible con miras a una candidatura única de Michelle Bachelet, hay otro con bastante llegada entre los viejos líderes de la tienda falangista que se ha plegado a la candidatura de Orrego porque ve con temor un eventual triunfo de Ximena Rincón. Para ellos la senadora por el Maule Sur ha asumido un perfil de “Chica rebelde” acusándola de posturas demasiado cercanas al sector progresista de la Concertación. No han caído bien tampoco sus dichos en torno a temas como la Ley de Pesca y el matrimonio homosexual, del cual Rincón es una pública y entusiasta defensora, al punto de que el Presidente del Movilh, Rolando Jiménez, fue invitado por ella al debate de TVN e incluso fue a saludarlo efusivamente a su asiento antes de que éste se iniciara. “Ximena confunde frontalidad con conflictividad, y ciertamente sus opiniones no representan a todo el partido, ni siquiera a una mayoría”, dicen al interior del gutismo.

La sensación que prima entre los partidarios de Orrego es que él es un candidato que refleja mejor las posiciones mayoritarias del partido, que encarna el “Proyecto humanista cristiano”, esto se suma a que el gutismo lo considera un candidato mucho más funcional a la opción de Bachelet, alguien que no haría una campaña centrada en hacerle daño a la ex mandataria durante las primarias de la oposición.

Dentro del gutismo defienden que hoy la candidatura de Michelle Bachelet es la única con opciones reales de triunfo y que, por lo tanto, hay que cuidarla lo más posible. No se pueden saltar las primarias por un asunto de legitimidad, pero estas deben ser lo menos ásperas posibles. Para tales efectos Ximena Rincón no resulta funcional, mientras que Orrego en caso de perder podría mantenerse como opción del partido para las elecciones presidenciales de 2017.

El jefe de campaña de Claudio Orrego, el ex ministro de Transportes Sergio Espejo, cuestiona la visión de un gran bando apoyando a Orrego y dice que los que se han decantado por su alternativa lo han hecho en calidad individual. “Hoy el escenario al interior del partido está mucho más fragmentado, ya no hay grandes lotes poderosos y cuadrados en torno a una sola postura, lo vimos en la Junta Nacional. Los que hemos decidido apoyar a Claudio lo hacemos porque creemos que en esta primera etapa la campaña será sobre grandes ejes políticos, y un gran eje es el humanismo cristiano de centro que Claudio representa muy bien y nuestra tarea es reencantar al centro político”.

Rincón, en tanto, reconoce que su opción no le gusta al establishment del partido “porque no soy parte del acomodo y de la negociación entre los mismos de siempre” y mantiene su postura de ir a competir en serio contra los demás presidenciables de la Concertación si resulta ganadora el 19 de enero, incluida Bachelet. Durante el debate en TVN lanzó una crítica generalizada a los líderes DC que han pedido proclamar a Bachelet como candidata, entre ellos el Senador Andrés Zaldívar cuyo nombre salió al ruedo por el moderador Mauricio Bustamante. “Lo mío no fue una crítica al Senador Zaldívar, lo mío es una crítica a la modorra política y es injusto asignarle solo a él la responsabilidad (…). Él como muchos otros ha sido seducido por esta idea de que no es necesario debatir, dar esta pelea, y yo creo que se equivoca”, dice la Senadora por el Maule Sur.

Rincón es percibida de otra forma desde la campaña de Orrego, donde señalan que “ha asumido ese discurso porque le conviene, la hace diferenciarse y sacar dividendos, pero veamos, ella misma es parte del establishment si es senadora y fue parte del directorio de una AFP. Ella nunca ha sido concejal o alcaldesa, no basta representar en el Congreso a una región para ser anticentralismo”.

Esta no es la primera vez que Rincón se enfrenta a los peces gordos de la DC —el matrimonio Martínez-Alvear—. En 2008 ella era candidata fija para la alcaldía de Santiago, pero finalmente debió bajarse para dar el cupo a Jaime Ravinet quien acabó perdiendo frente al UDI Pablo Zalaquett. “Asumí el desafío de la Municipalidad de Santiago en serio, y bueno pasó lo que pasó (…) Si yo me hubiese hecho la pregunta que le hice a Claudio en el debate, de qué te arrepientes en tu vida política, tengo clara la respuesta, me arrepiento de haber cedido a la presión de la dirigencia para imponer a Jaime Ravinet como candidato a alcalde de Santiago. Me hubiese gustado tener la fuerza y el coraje que hoy tengo. Yo era candidata fija y sabía que ganaba y cedí al establishment del partido. Era candidata y me bajó la Presidenta (Alvear). Si volvemos atrás en la historia, con una Ximena Rincón como la de hoy día esto no hubiera sido posible”.

Dentro del gutismo defienden que hoy la candidatura de Michelle Bachelet es la única con opciones reales de triunfo y que, por lo tanto, hay que cuidarla lo más posible. No se pueden saltar las primarias por un asunto de legitimidad, pero estas deben ser lo menos ásperas posibles. Para tales efectos Ximena Rincón no resulta funcional, mientras que Orrego en caso de perder podría mantenerse como opción del partido para las elecciones presidenciales de 2017. En el comando de éste el discurso oficial sigue siendo que la presente candidatura va en serio y que harán todo lo posible por ganar el 19 de enero y después el 30 de junio. "He sido crítico en el triunfalismo que veo en partidarios de la ex presidenta Bachelet", dijo Orrego en entrevista a CNN hace poco más de dos semanas, pero al interior se sabe que derrotar a la “incombustible” Bachelet es una tarea casi imposible. Ahora bien, el propio Sergio Espejo se encarga de reiterar que la campaña tiene como objetivo único la Presidencia de la República. “No tenemos un premio de consuelo, eso se evidencia en que Claudio fue alcalde de Peñalolén hasta el último día de su mandato, y para postular eventualmente al Parlamento debería haber renunciado 30 días antes, esto va en serio”.

*N. de la R.: Pese a que el periodista que asistió al debate en TVN afirmó haber visto a Gutenberg Martínez, y que la misma información fue publicada por EMOL, tanto el comando de Orrego como TVN lo desmienten. El Mostrador lamenta profundamente el error cometido y pide las disculpas del caso a sus lectores.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV