viernes, 23 de abril de 2021 Actualizado a las 02:27

Redefiniciones del poder institucional en Chile causarán polémica

Los temas clave del informe constitucional que se le entregó a Bachelet

por 28 mayo, 2013

Los temas clave del informe constitucional que se le entregó a Bachelet
Para la tarde de ayer estaba prevista la entrega de las conclusiones del equipo que la ex Presidenta designó para proponer una nueva Carta Fundamental. En el debate que comenzó hace un mes, los temas sobre la mesa fueron: la asamblea constituyente, los cambios al sistema binominal, temas indígenas y participación de la mujer. En las largas sesiones tampoco quedó fuera el régimen político, donde hubo consenso en las críticas hacia el presidencialismo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde que el 23 de abril la ex Presidenta Michelle Bachelet presentó al equipo que elaboraría una propuesta para una nueva Constitución, el trabajo se dio sin tregua cada lunes y sábado en el Instituto Igualdad, vinculado al PS.

El equipo encabezado por el abogado y profesor de derecho constitucional de la Universidad de Chile, Francisco Zúñiga; además estuvo integrado por Pablo Ruiz-Tagle, abogado constitucionalista y fundador de Océanos Azules; Fernando Atria, abogado y académico de la U. Adolfo Ibáñez; Alejandra Zúñiga, académica de la U. de Valparaíso; Juan Carlos Ferrada, abogado y presidente de la Asociación de Derecho Administrativo, Francisco Soto, abogado de la U. Diego Portales, Claudia Sarmiento, abogada de la U. de Chile y William García, máster en derecho de la Universidad de Nueva York e investigador de la Universidad de Chile. Todos ellos realizarán, a partir de ahora, seminarios y talleres públicos para debatir las ideas que permitan llegar a una nueva Constitución.

La propuesta de Bachelet en esta área se ha transformado en el flanco favorito de la derecha a la hora de regar críticas sobre “la izquierdización” de la candidata, como si fuera un fantasma antiguo. Sobre todo, al momento de hablar de la asamblea constituyente, que pesa tanto o más como los contenidos de una nueva Carta Fundamental, aunque sólo se trate de la forma. En ese sentido, varias voces del grupo armado por Bachelet ya se habían referido a este tema.

Una de las propuestas contenidas en el documento es aquella que dice relación con que la ciudadanía explicite si quiere llamar a esta instancia. Para eso, se escucharon varias voces, como la del abogado Roberto Garretón, uno de los miembros de la iniciativa Marca tu Voto. En esa cita, Garretón dejó en claro que más que de “izquierda”, esta iniciativa se trata de democracia. Y para eso citó varios ejemplos. Entre ellos, la historia constitucional de Colombia, la de España (1978), Paraguay (1991), Brasil (1988), El Salvador (1985) y Perú (1979). La idea fue dejar en claro que el tema no sólo tiene que ver con gobiernos como los de Chávez o Evo Morales, blancos fáciles para quienes se oponen a transformar el legado de la dictadura.

Una de las propuestas contenidas en el documento es aquella que dice relación con que la ciudadanía explicite si quiere llamar a esta instancia. Para eso, se escucharon varias voces, como la del abogado Roberto Garretón, uno de los miembros de la iniciativa Marca tu Voto. En esa cita, Garretón dejó en claro que más que de “izquierda”, esta iniciativa se trata de democracia. Y para eso citó varios ejemplos. Entre ellos, la historia constitucional de Colombia, la de España (1978), Paraguay (1991), Brasil (1988), El Salvador (1985) y Perú (1979). La idea fue dejar en claro que el tema no sólo tiene que ver con gobiernos como los de Chávez o Evo Morales, blancos fáciles para quienes se oponen a transformar el legado de la dictadura.

Uno de los miembros del grupo, Fernando Atria, ya había deslizado ideas al respecto, cuando en una entrevista señaló lo siguiente: “Imagínate el siguiente escenario: la Presidenta dice que después de la elección municipal va a llamar a los mil y tantos concejales a que conversen conmigo sobre asamblea constituyente. Entonces los llama, los mete dentro de un edificio y les dice: ‘háganme una propuesta’. Eso es una asamblea constituyente. O a los consejeros regionales. Y nótese, si lo dice con suficiente anticipación, esas personas van a ser elegidas como concejales o como consejeros regionales sabiendo que a qué van a ir… Entonces, sería en los hechos una asamblea constituyente. No hay para qué pensar cómo lo vamos a hacer. Como la asamblea no pretende ser institucionalmente válida, no necesita ser legal, pero tampoco necesita ser ilegal. Entonces todo puede ser lícito”.

En esta materia también hubo contactos con el Partido Comunista. Fuentes de esa colectividad confirmaron que, pese a que la abogada Julia Urquieta es quien ve el tema al interior de la tienda, las conversaciones para poner los puntos programáticos del PC –que está por una asamblea constituyente– estuvieron a cargo de Juan Andrés Lagos, miembro de la comisión política.

La piedra de tope para alcanzar un acuerdo al interior del equipo formado por Bachelet es la legalidad que se plantea para llegar a una asamblea constituyente. Es por esto que será la candidata quien escoja la alternativa.

Los contenidos

Además de tocar el tema de la vía hacia una nueva Constitución, el grupo de expertos también analizó una serie de materias que buscan mayor democracia. Entre ellos, los derechos sociales, participación política de la mujer y la situación de los indígenas. En este último caso, se contactó a una serie de expertos en el tema y una de las voces más importantes fue la de Domingo Namuncura, ex director de la Conadi.

El régimen político también fue uno de los temas que estuvo presente en el debate que también recoge el informe final. En esta materia, hubo consenso en las críticas hacia el presidencialismo. Sin embargo, hubo voces que se inclinaron por el parlamentarismo como mejor sistema para Chile; y otras que prefirieron el semi presidencialismo.

Entre las alternativas figuran de forma relevante el fin al sistema binominal y el alto quórum para la aprobación de leyes; temas que son mirados con expectación transversalmente por la elite política.

El ex senador Carlos Ominami y uno de los firmantes del manifiesto “Plebiscito para una Nueva Constitución”, dice que la razón para cambiar la Constitución es su legitimidad. “El sistema político chileno está enfermo de desligitimidad producto de las imposiciones por la fuerza y el fraude a la constitución de 1980”, señala, a la vez que enumera los temas fundamentales para una nueva Carta Fundamental en la que cualquier político piense, y eso incluye a Michelle Bachelet.

Uno de los temas estratégicos para Ominami es que “la Constitución debería zanjar que el agua es un bien de uso público que no puede ser objeto de privatización”, subraya. De acuerdo a fuentes del Partido Comunista, fue uno de los temas que trató Bachelet en la cita que tuvo ayer con miembros de la comisión política en las oficinas de su comando en Tegualda, donde comentó su interés por “nacionalizar el agua”.

Sobre otros temas, que debieran estar incluidos en un esfuerzo realmente transformador de la Constitución, Ominami sostiene que “la educación pública debiera ser la de la República y eso debería estar establecido y eso es hacerse cargo de la calle”, asegura; a la vez que menciona el consagrar la multiculturalidad, la regionalización y terminar con el Estado subsidiario que “se ha convertido en un instrumento del neoliberalismo”.

En todo caso, la proyección de Ominami no es optimista: “Yo creo que en la Concertación no va a haber acuerdo para hacer una nueva Constitución en la forma que corresponde, que es una asamblea constituyente”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV