jueves, 1 de diciembre de 2022 Actualizado a las 20:01

Juan Carlos Rulfo, laureado documentalista mexicano:

“Estamos tan mal educados que no nos damos cuenta de lo mal educados que estamos”

por 15 julio, 2013

“Estamos tan mal educados que no nos damos cuenta de lo mal educados que estamos”
El hijo del escritor Juan Rulfo estuvo en Chile. Conversó con El Mostrador Cultura sobre su documental ¡De Panzazo!, una radiografia al sistema educacional de su país y un verdadero portazo en la cara al nuestro.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El rostro de Juan Carlos Rulfo recuerda en algo, o en mucho, al de su padre, el escritor mexicano Juan Rulfo —autor de Pedro Páramo, ganador del premio Príncipe de Asturias y leyenda de la literatura latinoamericana—, aunque Juan Carlos es calvo.

También comparte con él un aire taciturno. En su discurso, las palabras no sobran ni salen apresuradas, sino respiradas hondamente y pronunciadas con un acento mexicano sutil. Hilvana sus ideas con una sintaxis queda, las escribe en el aire con una caligrafía cuidada y antigua. Al escucharlo hablar irradia ese sosiego, esa quietud perdida de los pueblos de Jalisco que retrata con tanto acierto. Este es Juan Carlos Rulfo, director de ¡De Panzazo! (2011), documental sobre la educación mexicana que levantó gran polvareda en su país porque dejó en evidencia que entre la calidad de la educación pública y la privada la diferencia es mínima, fenómeno muy contrario al de Chile.

Rulfo, quien dictó un masterclass en el marco del Festival Internacional de Documentales (Fidocs) 2013 en la Biblioteca Nicanor Parra de la UDP, afirma que lo que le ha motivado en su carrera como documentalista es rendirle homenaje a la gente. Le dan ganas de estar de metiche en la vida de las personas: que éstas se abran y le cuenten cosas. Así la gente se siente liberada cuando las habla, y también se siente liberada cuando las escuchan, comenta.

“Antes no creía en el público, ahora sí siento que es muy importante. No estoy en ese track de que: ‘No importa, que se jodan, voy a hacer esto’. No, sí voy hacerlo, pero sí pienso que hay un gancho para meterlos en esto y ahí que se jodan, pero no que se jodan antes”.

Durante el masterclass de Fidocs se exhibió su primera obra, El abuelo Cheno y otras historias, que narra,a través de testimonios de antiguos habitantes de la región de Jalisco, coetáneos de su abuelo, cómo se produjo la muerte de éste. Prácticamente no sabía nada de su abuelo, pues su padre nunca le habló de él (murió cuando Juan Rulfo tenía cinco años). Fue su madre quien le dijo: “Ve allá y pregúntales a las personas del lugar qué pasó, antes de que desaparezcan”. Y así lo hizo: partió a escuchar a todos esos ancianos, quienes terminaron transformándose en sus maestros.

De Panzazo

El documental ¡De Panzazo! es una radiografia al sistema educacional mexicano.

Filmó un material tan rico y abundante, que le inspiró además para construir su primer largometraje, ahora tras la figura de su padre. Del olvido al no me acuerdo intentarecoger testimonios de quienes conocieron a Juan Rulfo, pero finalmente esa búsqueda se transformó en un pretexto: muchos no recordaban ni sabían nada, pero la suma de relatos de las personas del Llano Grande terminó por armar un conjunto de voces entrañables, cuya polifonía recrea un lugar y un tiempo que ya se fue, un ejercicio de recuperación de la memoria del lugar.

“No sabemos escuchar. Mientras no sepas escuchar, no hay una claridad sobre el mundo que vives, y cuando haces cine es muy importante escuchar, sobre todo en cine documental”, explica.

La educación: una diferencia brutal con Chile

¡De Panzazo!, película que hizo por encargo, causó revuelo en México. El documental aborda el tema de la educación mexicana. Se sumó a otras películas de educación que estaban circulando y que tuvo en mente: La clase (ganadora de Cannes 2008), Waiting for Superman (2010), La educación prohibida (2012). La polémica radicó en que el filme constata que la diferencia entre la educación pública y la privada es mínima a nivel de calidad.



“Los padres se sienten a gusto pagando cantidades brutales por ir a una escuela privada porque ahí seguramente van a aprender mejor que en una pública, cosa que es falsa [...] Eso es un problema de información, de actitud, de conciencia, un problema de educación”. Una frase de la película que resume este panorama, muy aplicable también en Chile, es: “Estamos tan mal educados que no nos damos cuenta de lo mal educados que estamos”.

Rulfo2

Juan Carlos Rulfo, hijo del reconocido escritor Juan Rulfo. Crédito: Javier Liaño

Según Rulfo, “algo está pasando a nivel educativo y es un tema que cada país debe repasar ya. Es un tema más importante de lo que creemos. La mayoría de los males que tenemos, los líderes, empresarios, maestros que tenemos, son producto de la educación. La educación no como la escuela, sino como la ética y los hábitos que repites todos los días, la forma de ser, tienen que ver con la educación. Además la educación son como las eras geológicas: son muy largas. Necesitas treinta años para cambiar a una generación. Entonces, ahorita estamos viviendo lo que se generó hace mucho, y eso es fuerte. Si ahorita vienen estos cambios, todas estas pugnas que hay en Chile, me parecen fundamentales, significa que están vivos, están viendo que algo anda mal […] Sé que aquí había una historia muy fuerte sobre pagar los estudios, y que había una deuda brutal que cargaban los alumnos”.

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Trato indigno

Envíada por Carlos Fernández Villablanca | 1 diciembre, 2022

Cartas al Director

Noticias del día

TV