lunes, 22 de octubre de 2018 Actualizado a las 00:45

Madre de candidata sale a reforzar a parlamentarios de la Nueva Mayoría

Ángela Jeria: el arma secreta de Bachelet para el último tramo de campaña

por 11 octubre, 2013

Ángela Jeria: el arma secreta de Bachelet para el último tramo de campaña
Este sábado estará en Concepción apoyando las candidaturas de Alejandro Navarro y Camilo Escalona; apostando al doblaje. Pese a sus 87 años, el diseño político de campaña del comando evalúa su nombre como el mejor reemplazo para las zonas que la candidata no alcanza a cubrir. La “embajadora” de Bachelet no sólo llega con fuerza a esos lugares, sino que también es considerada un refuerzo para llegar hasta el PRO, en caso de necesitar votos en una eventual segunda vuelta.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Tengo el interés de apoyar a todos los candidatos de la Nueva Mayoría, porque creo que es muy importante que ella tenga un gran Parlamento con gente que apoye su programa de gobierno. Si bien vengo a título personal, también es estrategia del comando”, manifestó abiertamente a la prensa en La Serena Ángela Jeria, el fin de semana pasado, mientras recorría parte de la Cuarta Región.

Sólo faltan 40 días para los comicios presidenciales y parlamentarios y en el comando de Avenida Italia decidieron que la antropóloga juegue un papel más destacado en el último tramo de la campaña, reforzando en terreno la lista parlamentaria del pacto opositor. A todas luces –agregan desde el comando– es un “plus” para la campaña, debido a que las personas la consideran una suerte de “embajadora” de la ex Mandataria.

Lo de la semana pasada en La Serena fue el comienzo del despliegue de la madre de la candidata, que según cuentan quienes la han visto en terreno, “es muy querida en la calle. Los candidatos saben que ella es una figura que reemplaza a Bachelet donde ella no alcance a llegar”.

De hecho, la Cuarta Región fue un ejemplo. Si bien durante su campaña anterior Michelle Bachelet sí recorrió la zona, esta vez no alcanzó y se resolvió que fuera cubierta por su madre. Por eso, no es casual que en estas semanas se tomara la decisión de poner gente a trabajar directa y especialmente con ella, precisamente para coordinar la agenda de actividades de Jeria estas semanas.



Si bien comentan que por biografía se siente más cercana al PS-PPD y por trabajo político tiene relación con varias figuras de ese ámbito, recalcan que Jeria ha puesto como requisito para participar en las actividades que se incluya a todos los abanderados de la Nueva Mayoría y así, evitar hacer diferencias entre los partidos que componen el pacto. Otra de las cosas que pide es “hacer terreno” y no intervenir en reuniones políticas. De hecho, rara vez va hasta el comando. Su centro de operaciones está en su departamento en la comuna de Las Condes.

Varios parlamentarios que van a la reelección y rostros que aspiran a llegar al Congreso ya la han invitado a sus actividades de campaña, porque –afirman en el comando– la consideran como un “sello de agua” de Bachelet y para los candidatos su presencia “es como si la propia ex Presidenta estuviera ahí apoyándolos, es pura ganancia para ellos”.

En las próximas horas viajará al sur y recorrerá zonas clave, especialmente aquellas donde existe la posibilidad de un doblaje para la Nueva Mayoría. Los lugares –explicaron– los definen las altas esferas del comando y notifican al equipo de Jeria donde deben ir a reforzar en terreno. El sábado estará en Concepción, donde Camilo Escalona y Alejandro Navarro apostarán por un doblaje. Hoy visitará Coronel y Lota.

Si bien comentan que por biografía se siente más cercana al PS-PPD y por trabajo político tiene relación con varias figuras de ese ámbito, recalcan que Jeria ha puesto como requisito para participar en las actividades que se incluya a todos los abanderados de la Nueva Mayoría y así, evitar hacer diferencias entre los partidos que componen el pacto. Otra de las cosas que pide es “hacer terreno” y no intervenir en reuniones políticas. De hecho, rara vez va hasta el comando. Su centro de operaciones está en su departamento en la comuna de Las Condes.

La mamá de la candidata continúa viviendo en un edificio de Américo Vespucio, donde Bachelet tenía un departamento que se comunicaba internamente con el de Jeria. Incluso, con el apoyo doméstico durante la campaña pasada, Jeria fue una mano importante para su hija, “aunque ella nunca quería molestar a su madre y si llegaba tarde tenía que tener una muy buena excusa”, asegura quien ha compartido terreno político con la ex Presidenta.

Ahora que viven separadas, Jeria sigue siendo un puntal, aunque ya no desde el departamento vecino.

BALA DE PLATA

No es la primera vez que Ángela Jeria asume tareas de campaña. Ya en la presidencial de 2009 apoyó con varias actividades en terreno la candidatura de Eduardo Frei y mientras su hija estuvo en Nueva York dirigiendo ONU-Mujeres, fue una suerte de representante política de la ex Mandataria en más de una ocasión. Es habitual que la inviten a ceremonias en embajadas y durante este año a las tradicionales “cenas de apoyo” para recaudar fondos en favor de distintos candidatos parlamentarios.

Jeria y los Derechos Humanos  Durante septiembre, Jeria tuvo una intensa agenda de actividades vinculadas a temas de Derechos Humanos, una materia que “siempre privilegia”. Es más, el domingo 6 de octubre participó en la conmemoración de los 40 años de la desaparición de los 15 campesinos de Lonquén y afirman que desea no dejar de lado estas actividades, que para ella son muy relevantes y parte de un trabajo permanente que realiza. Está invitada el 27 de octubre a una conmemoración por los muertos de Pisagua. Es por eso que su apoyo será importante no sólo para la candidata durante la recta final de campaña; sino que también es mirada por el mundo de los derechos humanos como una puerta que les permitirá llegar a la presidenta, cuando el próximo año se intensifiquen las presiones para cerrar Punta Peuco y porque cada causa de derechos humanos tenga un juez de dedicación exclusiva.

Jeria y los Derechos Humanos
Durante septiembre, Jeria tuvo una intensa agenda de actividades vinculadas a temas de Derechos Humanos, una materia que “siempre privilegia”. Es más, el domingo 6 de octubre participó en la conmemoración de los 40 años de la desaparición de los 15 campesinos de Lonquén y afirman que desea no dejar de lado estas actividades, que para ella son muy relevantes y parte de un trabajo permanente que realiza. Está invitada el 27 de octubre a una conmemoración por los muertos de Pisagua. Es por eso que su apoyo será importante no sólo para la candidata durante la recta final de campaña; sino que también es mirada por el mundo de los derechos humanos como una puerta que les permitirá llegar a la presidenta, cuando el próximo año se intensifiquen las presiones para cerrar Punta Peuco y porque cada causa de derechos humanos tenga un juez de dedicación exclusiva.

Algunos en el comando comentan en privado que en este nuevo diseño donde ella está en terreno –a pesar de que ya tiene 87 años– se quiere aprovechar ciertos vínculos políticos de Jeria, que en caso de ser necesarios, podrían permitir allanar el camino de Bachelet en una eventual segunda vuelta.

La distancia de la candidata presidencial con su contrincante del PRO, Marco Enríquez-Ominami es evidente. A fines del año pasado y hasta antes de su regreso a Chile a fines de marzo, Bachelet había recalcado la importante de tratar de sumar a ME-O en las primarias legales de junio, lo que no fructificó.

Si bien el objetivo primario en el comando de Avenida Italia es tratar de amarrar un triunfo de Bachelet el 17 de noviembre, el panorama no es fácil, por la dispersión de votos que produce una papeleta con nueve candidatos a La Moneda.

Por eso, se comenta que en un escenario de segunda vuelta, la opción de Bachelet de sumar nuevos votantes estaría en el electorado de Enríquez-Ominami.  Es ahí, donde los vínculos de Jeria podrían contribuir a inclinar la balanza.

Ángela Jeria tiene una íntima relación de amistad con la familia de ME-O, puntualmente con la de su padre adoptivo, Carlos Ominami. La madre de éste, Edith Pascual, es una de sus mejores amigas, relación que viene de la época que sus respectivos maridos –Alberto Bachelet y Carlos Ominami– estaban vivos y ejercían sus carreras militares al alero de la FACH.

Es difícil pensar que Enríquez-Ominami llame a votar por Bachelet en segunda vuelta, pero más de uno en el comando presidencial considera que Jeria podría ser la “bala de plata” para que al menos la carta del PRO no juegue en contra de la reelección de la ex Mandataria.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV