domingo, 14 de agosto de 2022 Actualizado a las 08:52

Estudiantes universitarios definieron emplazar a ministro de Educación

La lista de reclamos que la Confech le llevará esta semana a Eyzaguirre

por 31 marzo, 2014

La lista de reclamos que la Confech le llevará esta semana a Eyzaguirre
En cita de este sábado los universitarios acordaron aceptar la invitación a dialogar hecha por el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, pero dejando en claro que no se trata de una negociación, y que le plantearán las diferencias que tienen con los últimos anuncios hechos por el titular de la cartera, como la mantención del subsidio a la demanda en el financiamiento a la educación superior. Respecto de la discusión en el Cruch, decidieron no inmuiscuirse en el conflicto y mantener la propuesta que levantaron el 2011: otorgar aportes basales de libre disposición a todas las universidades tradicionales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hoy los estudiantes universitarios le harán llegar una carta al ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, para formalizar el sí al diálogo que acordaron en la asamblea realizada el fin de semana en Copiapó. En la misiva propondrán juntarse el jueves y reiterarán su emplazamiento a la autoridad respecto de los cuatro temas que consideran no han sido desarrollados en plenitud por el secretario de Estado: financiamiento, fin al lucro, calidad y democratización de todo el sistema educativo.

En la Confech están conscientes del simbolismo que conlleva la primera reunión con la nueva autoridad, y por ello, buscarán no entregar un cheque en blanco al titular de la cartera e intentarán tomar el control de la agenda, instalando las diferencias que hasta ahora han detectado con las propuestas de Eyzaguirre. En el fondo, subyace la desconfianza que persiste entre los estudiantes respecto del gobierno de la Nueva Mayoría.

Luego de los reiterados guiños de la autoridad al movimiento estudiantil -renuncia de Claudia Peirano a la subsecretaría del ramo, retiro de proyectos de la administración anterior y la contratación de ex dirigentes estudiantiles como asesores del Ministerio-, la semana pasada surgió la primera discrepancia pública, cuando el ministro asistió al programa El Informante, de TVN, y señaló que mantendrá el subsidio a la demanda, o voucher, medida que desde el 2011 viene siendo criticada por los universitarios, quienes alegan que perpetúa la segregación en el sistema.

En la asamblea estudiantil se evaluó como un hito clave el anuncio de Eyzaguirre, y la mantención del sistema de voucher será la punta de lanza que los dirigentes de la Confech utilizarán para marcar sus diferencias con el gobierno, las que según enumeran sus dirigentes, no son pocas.

La presidenta de la FECh, Melissa Sepúlveda, asegura que la mantención del subsidio a la demanda es un retroceso, y que así se lo plantearán al ministro esta semana: “Estamos preocupados por los temas de financiamiento, lucro y democratización. El ministro ha dicho que se mantendrá el sistema de becas y créditos, con los voucher y el financiamiento a la demanda, para nosotros eso es un retroceso y es mantener el mismo sistema de financiamiento en el sistema”.

Por ello, los universitarios caracterizarán la junta con Eyzaguirre como “un emplazamiento”, donde le pedirán detalles de los temas más nebulosos de la reforma anunciada por el gobierno de Michelle Bachelet, además de remarcar cuales son sus diferencias y críticas ante lo que se ha anunciado hasta ahora.

El presidente de los estudiantes de la Universidad de Santiago, Takuri Tapia, indica que aunque le plantearán críticas al ministro, no buscarán negociar con él, al menos en el primer encuentro: “Esta va a ser una instancia de diálogo, en ningún caso de negociación, pero donde también emplazaremos en lo que nos interesa. Queremos ver la propuesta educacional completa que tiene la Nueva Mayoría, y no ver los cambios de forma parcelada. Queremos conocerla en su gran magnitud, para contrastarla con las posturas que ya tenemos”.

En términos discursivos, los universitarios comenzarán a instalar la idea de un “nuevo sistema educativo” para referirse a los cambios impulsados por el movimiento estudiantil, lo que contrastaría con las reformas anunciadas por Eyzaguirre, las que al mantener el subsidio a la demanda, no serían suficientes y pertetuarían la lógica actual.

A renglón seguido, el dirigente estudiantil enumera otras diferencias que mantienen con la autoridad: “Hoy el Gobierno sigue manteniendo la Ley de Carrera Docente, y en reuniones que hemos tenido con el Colegio de Profesores, concluimos que esa no es una solución, por lo que solicitaremos que esta se retire”. El presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de La Serena, Ken Rivera, complementa y dice que la ley que se tramita en el Congreso no le hace bien a los profesores: “Esto tecnifica la carrera de pedagogía y entendemos que los profesores son fundamentales en los cambios en educación”.

El lucro y la desconfianza

Un tercer tema donde los estudiantes subrayarán su disconformidad, será en el tema de fin al lucro, el que según reza el programa presidencial se aplicará en todo el sistema educativo, algo que a los dirigentes no les ha quedado tan claro.

“En cuanto al lucro, no queremos lucro en ninguna de sus formas, con aportes públicos ni privados, ya que para nosotros la educación es un derecho social, acá se confunde libertad de enseñanza, con libertad económica”, plantea Rivera. Especial atención prestarán en este punto, donde los voceros recalcan que nada se ha dicho sobre que pasará con los Centros de Formación Técnica y los Institutos Profesionales, los que concentran la matricula de los estudiantes más vulnerables y donde en la actualidad está permitido lucrar.

Takuri Tapia asegura que es justamente el tema del lucro lo que despierta sus mayores resquemores, debido a la participación de algunos militantes de la Nueva Mayoría en negocios de la educación: “El tema de la desconfianza lo seguimos recalcando, la Concertación ha sido el sector que ha profundizado el modelo en educación, y por tanto entendemos que debemos tener una desconfianza, y avanzar paso a paso. Acá no solo será que digamos “estamos desconfiados”, sino que también entendemos que nuestros compañeros tienen una desconfianza con las instituciones que han profundizado el modelo, como La Moneda, el Congreso y los partidos políticos. Esa desconfianza se alimenta con los negocios que, por ejemplo, tiene la Democracia Cristiana en educación superior”.



El cuarto punto donde mostrarán diferencias, será el de la democratización de los planteles en todo el sistema. Por ello, solicitarán que se eliminen los Decretos con Fuerza de Ley que prohíben la organización estudiantil en escuelas, liceos y planteles de educación superior privados. Según dicen en la Confech, pondrán énfasis en este punto, ya que no se encuentra incluido en el programa presidencial de la Presidenta Bachelet.

Sobre el financiamiento a las universidades, dejarán en claro su desacuerdo con que el Estado le siga entregando recursos a las universidades privadas no tradicionales, y asimismo, con el anunciado sistema de “convenios por desempeño” para investigación, con el que el ministro pretende entregar financiamiento basal a los planteles agrupados en el Cruch.

Sobre la polémica desatada en los últimos días entre los rectores de las universidades privadas tradicionales y las estatales -luego que el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez, asegurara que había un quiebre de confianzas por la pretensión de las estatales de recibir un trato preferencial por parte del Estado-, los universitarios acordaron no inmiscuirse, ya que según analizaron, el conflicto “distrae la atención de los temas importantes”. Según comentan, la discusión está abierta sobre qué se entiende por “rol público”. Por ello, mantendrán su propuesta del 2011 de entregar aportes basales a todos los planteles tradicionales, poniendo énfasis en los del Estado mediante fondos de revitalización.

En términos discursivos, los universitarios comenzarán a instalar la idea de un “nuevo sistema educativo” para referirse a los cambios impulsados por el movimiento estudiantil, lo que contrastaría con las reformas anunciadas por Eyzaguirre, las que al mantener el subsidio a la demanda, no serían suficientes y pertetuarían la lógica actual.

Luego de reunirse con el ministro Eyzaguirre en los próximos días, la Confech convocará a una asamblea extraordinaria el sábado en Santiago para analizar los pasos a seguir. Según comenta Melissa Sepúlveda, solo después de la reunión con el ministro elaborarán un calendario de movilizaciones: “No están definidos los pasos a seguir. Pediremos un acta pública de esta reunión, para que la gran mayoría de Chile sepa cual es la aclaración que hace el gobierno de sus propuestas. Después haremos un Confech extraordinario para evaluar esa respuesta y definir un calendario de movilizaciones”.

En algunos sectores del movimiento estudiantil ya preparan un petitorio para levantar tras la reunión, el que contempla medidas de carácter urgente, como el alivio a la deuda que mantienen miles de familias debido al pago de aranceles, y la requintilización de los estudiantes, ya que aseguran que muchos de ellos no están pudiendo acceder a los beneficios debido a que no se mide bien su real situación económica. De todas formas, en esta materia no hay nada definido, por lo que el ministro Eyzaguirre tendrá cierto margen de maniobra en el encuentro con los dirigentes universitarios, los que podrían posponer las movilizaciones, o radicalizar sus posturas, dependiendo de lo que resulte del encuentro que se concretará en los próximos días.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV