sábado, 20 de julio de 2019 Actualizado a las 12:48

Designado por la UDI en reemplazo de Raúl Bertelsen

Cristián Letelier: el perfil de operador político del nuevo integrante del Tribunal Constitucional que le pidió dinero a Penta

por 12 enero, 2015

Cristián Letelier: el perfil de operador político del nuevo integrante del Tribunal Constitucional que le pidió dinero a Penta
Siguiendo la lógica del binominal en nombramientos institucionales, hace una semana el Senado aprobó sin discusión alguna los nombres propuestos por el PS y la tienda gremialista para llenar dos cupos dejados en el TC. Un mail que liga a Letelier con el caso Penta, en que éste le pide dinero a uno de los controladores del grupo para financiar la campaña de Pablo Longueira, puso en el tapete la crisis del cuoteo político, que prima sobre la idoneidad profesional de los elegidos para estos cargos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hoy los nuevos integrantes del Tribunal Constitucional, Nelson Pozo (PS) y Cristián Letelier (ex UDI), asistirán a la ceremonia de juramento para asumir sus cargos, obtenidos luego de que el miércoles pasado el Senado, de manera sumaria y sin debate, aprobara su designación por 31 votos a favor y uno en contra, del senador Alejandro Navarro

La fórmula, que sacó ronchas –e hizo incluso que el presidente de la Comisión de Constitución del Senado, Felipe Harboe, se marginara de la votación– buscaba evitar cuestionamientos al acuerdo entre el PS y la UDI para poner a sus candidatos en reemplazo de Hernán Vodanovic y Raúl Bertelsen –que cumplieron su período en el TC recientemente–, en un escenario dominado por el Pentagate. Pero la jugada no aplacó las críticas que provocó esta nueva aplicación de la lógica del binominal en nombramientos institucionales.

Peor aún, el fin de semana un nuevo ingrediente tensionó aún más la designación: la publicación de un correo electrónico enviado el 7 junio de 2013 por Cristián Letelier al socio controlador del Grupo Penta, Carlos Alberto Délano, pidiéndole aportes políticos para el entonces candidato presidencial Pablo Longueira.

En el mail, que se encuentra en la carpeta de investigación del fiscal Carlos Gajardo por el Caso Penta, y publicado por La Tercera, el entonces diputado –cargo que asumió al reemplazar al UDI Gonzalo Uriarte– deja en claro el estrecho vínculo y su perfil de operador político del gremialismo. “En períodos difíciles mis amigos han recurrido a mí para defenderlos en tribunales. Ahora que la UDI me ha puesto en la situación de ser diputado, como siempre he defendido con vehemencia nuestros principios, pero veo que los recursos siempre son muy escasos, por eso me atrevo a pedirte me ayudes a enfrentar este momento y sacar adelante en mi distrito la campaña de Pablo Longueira. Toda la ayuda se agradece. En la confianza de nuestra amistad. Un abrazo. Cristián”.

En el mundo jurídico se le conoce como litigante. De hecho ha sido asesor legislativo de importantes figuras gremialistas, como la ex candidata presidencial Evelyn Matthei y el senador y ex secretario general de la tienda de Suecia, Víctor Pérez. Letelier jamás ha ejercido como juez y no tiene mayor prestigio en temas constitucionales. Lo que da luces de que su llegada al Tribunal Constitucional no tiene nada que ver con su trayectoria jurídica, sino más bien con su carrera y vínculos políticos. Realidad que, según diversos actores, se sostiene gracias al cuoteo que en la práctica domina a este tipo de designaciones.

Licenciado en Ciencias Jurídicas en la PUC, con un diplomado en Reforma Procesal Penal y en Derecho Penal, entre 2004 y 2005, formó parte del estudio Hermosilla, Chadwick & Morales, desempeñándose como abogado penalista.

En 2009 se presentó como candidato a senador por la tienda gremialista en la Región de Atacama. Asimismo, fue miembro de la Comisión Política de la UDI entre 2008 y 2012 y militó en la tienda hasta que el comité electoral gremialista bloqueó su postulación como diputado.

Durante el gobierno de Sebastián Piñera, el abogado fue director por dos años del Diario Oficial.

En el mundo jurídico se le conoce como litigante. De hecho ha sido asesor legislativo de importantes figuras gremialistas, como la ex candidata presidencial Evelyn Matthei y el senador y ex secretario general de la tienda de Suecia, Víctor Pérez. Letelier jamás ha ejercido como juez y no tiene mayor prestigio en temas constitucionales. Lo que da luces de que su llegada al Tribunal Constitucional no tiene nada que ver con su trayectoria jurídica, sino más bien con su carrera y vínculos políticos. Realidad que, según diversos actores, se sostiene gracias al cuoteo que en la práctica domina a este tipo de designaciones.

El brazo político litigioso de la UDI

Para el abogado y ex DC, Jorge Navarrete, “este episodio devela que hay un problema en el modo y designación de los miembros del TC, que responde a la lógica del binominal propia de otro momento de la historia de Chile. La otra persona nombrada evidentemente es fruto de la transacción donde estuvieron ausentes una evaluación y examen del procedimiento por parte del Congreso y las autoridades políticas en general”.

Según Navarrete, “el hecho de que el correo electrónico lo vincule en la operación de levantar recursos en torno al caso Penta, confirma las sospechas de que sus prioridades son más políticas, vinculadas a la operación de un partido, que a cualidades jurídicas para desempeñar el cargo”.

El abogado Ramón Briones señala que “en general la integración del TC, como ha ocurrido con la Corte Suprema y otras instituciones, como el Consejo Nacional de Televisión, se ha traducido en un cuoteo que hace que para la mayoría de los ciudadanos aparezca como una pérdida de autoridad notable del organismo, más allá de la integración de todas las personas. Es muy pobre en general (…) pero ahora es peor: no puede compararse el nivel de los que están saliendo, como Bertelsen, de la composición que está teniendo ahora el TC”.

Briones añade que “el cuoteo del TC es malo y creo que degenera en un procedimiento que tiende a producir un enviciamiento de ese organismo, porque una gran parte del valor que tienen los pronunciamientos del TC está dado por la grandísima autoridad moral de sus miembros. Pero la autoridad de los jueces que dictan sentencia se está perdiendo. Y si bien este no es el primer caso, este viene a ser como el que rebasa el vaso”.

Según detalla el ex Presidente de la Comisión Fiscalizadora de la DC durante la dictadura, “Letelier es un abogado litigante muy activo de la UDI. Lo hemos tenido en contra en juicios políticos muy intensos. Por nombrar uno, fue abogado de Matthei en el juicio contra ferrocarriles, ha sido y es un activo litigante de la UDI. Es el brazo político litigioso de la UDI, como algunos lo fuimos de la DC. Cuando se ejercen esos cargos y actividades, es necesario abstenerse de postular a otros donde la actividad que se desarrolla levante sospechas por parcialidad que uno pueda tener para actuar. Y este es el caso”.

En tanto, la directora de Incidencias de Ciudadano Inteligente, María Jaraquemada, asegura que en este tipo de designaciones “se espera algo de participación ciudadana, que se haga crítica social, validación y no solo cuoteo político. Pero ambos fueron elegidos por sus partidos, no hay ningún control social. Después se empieza a ver esto, como lo del mail y distintos antecedentes, lo que nos hace plantearnos si son las personas más idóneas y por qué esto se hace como se hace”.

Ramón Briones remata con que “lo más dramático es que la forma como se produce su designación no es una elección, sino un acuerdo previo de comités en el Senado con el gobierno, donde eligen los partidos –no se sabe quiénes– y se traduce en uno de los saltos al vacío que está dando el país hoy en día”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

¿Y la música cuándo?

Envíada por Miembros de la Asociación de Directores de Educación Musical | 19 julio, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV