lunes, 6 de julio de 2020 Actualizado a las 06:48

Proyecto de reforma aprobado en la Cámara Alta de ser visado por parlamentarios

Test a niños de kínder: la sensible batalla que enfrentará a los diputados progresistas con la impronta normativa del Senado

por 22 enero, 2015

 Test a niños de kínder: la sensible batalla que enfrentará a los diputados progresistas con la impronta normativa del Senado
Varios son los 'peros' que ha generado la aprobación de la Reforma Educacional; las preferencias para los liceos emblemáticos y la mantención de las pruebas de selección son algunos. En el último punto lo que más preocupa a diversos diputados es la aplicación de estos 'test' a niños entre 3 y 6 años que ingresan a 'play group' o a kínder, pruebas que a juicio de expertos son injustificadas y carentes de resultados válidos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Tras la aprobación en el Senado del proyecto de Ley que busca poner a la selección, copago y lucro en en los establecimientos educacionales, se ha hecho evidente que son diversas las indicaciones que han marcado una clara tensión entre los diputados y los miembros de la Cámara Alta. Un punto que despertó más que anticuerpos en su discusión en las comisiones unidas de Hacienda y Educación, fue el permitir que los colegios particulares realicen pruebas de selección para los alumnos nuevos.

Pero más allá de esto, fue el hecho de que la aprobación de dicha indicación permite que las escuelas particulares mantengan la aplicación de pruebas o test a niños que postulan a los tan conocidos play group, prekínder y kínder. Niños que entrarán a la educación primaria y tienen entre tres y cinco años.

Según la legislación vigente, los establecimientos subvencionados o que reciban aportes regulares del Estado, pueden realizar procesos de admisión o selección, pero para los alumnos y alumnas que ingresen desde primer nivel de transición (prekínder) a 6° básico, el proceso de admisión en ningún caso podrá considerar el rendimiento escolar pasado o potencial del postulante. Tampoco se podrá exigir como requisito la presentación de antecedentes socioeconómicos de la familia del postulante.

La Comisión de Educación de la Cámara de Diputados ingresó una indicación que establecía el fin de la aplicación de pruebas de selección para los estudiantes hasta sexto básico, independientemente de que el establecimiento fuera público o privado. Indicación que fue cambiada en las comisiones unidas de Hacienda y Educación por una que fue propuesta por la DC y que establece que “los colegios particulares pagados podrán realizar pruebas de admisión a sus nuevos alumnos”, pero el rendimiento académico no podrá ser requisito al momento de renovar la matrícula a los estudiantes. Que fue lo que finalmente se aprobó en el Senado.

En ese momento, el presidente de la Comisión de Educación de la Cámara Baja, Mario Venegas (DC), señaló que todos los expertos que asistieron a la Comisión de Educación de la Cámara donde se discutió la norma, señalaron que era “absolutamente inconveniente seleccionar a edad temprana y más aún aplicar pruebas que midieran mérito académico”.

La diputada Cristina Girardi declaró, luego de la aprobación de la reforma en el Senado, que "me molesta que se eliminara en el Senado la indicación que incorporamos en la Cámara para evitar que todos los niños de hasta 6° básico tengan que hacer pruebas de selección para entrar a un colegio, sea municipal o privado. Es inhumano que un niño pequeño, de prekínder o kínder, tenga que estar dando test, me parece una perversión brutal y que los senadores no resguarden eso habla que están un poquito enfermos de la cabeza", dijo a La Segunda. Además anunció que votará “contra ese artículo".

En la misma línea, la diputada PC Camila Vallejo aseguró que en este punto la reforma la decepcionada, ya que en la Cámara de Diputados habían logrado que “los niños más chicos, los párvulos, no estuvieran sometidos a ninguna evaluación académica como test y entrevistas en colegios particulares pagados". Además, indicó que "es un estrés innecesario, no es sano para los niños someterlos a ese tipo de exigencia y presiones, es antipedagógico. No corresponde que a niños tan chicos les hagan discriminación por rendimiento académico", enfatizó. Finalmente, la diputada Vallejo se sumó a la diputada Girardi y anunció su rechazo a esta indicación, lo que significaría el paso de esta materia a Comisión Mixta.

Una prueba injustificada

Para Marcela Pardo, investigadora experta en educación inicial del Centro de Investigación Avanzada en Educación (CIAE), de la Universidad de Chile, la aplicación de cualquier tipo de prueba de selección es injustificada, aunque sea un colegio particular. “A mí me parece que no existe ningún fundamento válido para realizar pruebas de selección a niños tan pequeños, ni hasta los cinco años, ni siquiera a los ocho”, dijo la experta.

play

Tradicionalmente las pruebas que son aplicadas a niños que postulan a la educación primaria pasan por un proceso de selección que es definido como “evaluación simple de funciones”

La principal razón es que, debido a la forma de aprendizaje y desarrollo de los niños de edad temprana, se hace imposible saber con exactitud las 'capacidades' de aprendizaje que tiene. Marcela Pardo explica que los niños pequeños viven un proceso educativo por episodios, lo que significa que pueden aprender de manera rápida algunos contenidos y luego pasar por un periodo de estancamiento. “Un niño puede rendir insatisfactoriamente, sin que esto refleje su nivel de aprendizaje”, señaló la experta.

Tradicionalmente las pruebas que son aplicadas a niños que postulan a la educación primaria pasan por un proceso de selección que es definido como “evaluación simple de funciones”, que significa identificar colores primarios, figuras geométricas, animales y ubicaciones espaciales, además de una prueba de lenguaje. Pruebas que son observadas por los evaluadores y un psicólogo o psicóloga, en caso de que el establecimiento educacional cuente con el especialista.

En la página web del Colegio Internacional SEK se explica que el proceso de prueba a los niños en edad preescolar, play group, prekínder y kínder, es a nivel psicocognitivo, lo que significa que se mide cómo el niño obtiene conocimiento del mundo y toma conciencia de su entorno. Y es aplicado a niños desde tres años, que ingresan a play group, hasta los cinco años, que ingresan a kínder.

Para Pardo la aplicación de estas pruebas efectivamente puede generar un estado de inestabilidad y presión al niño o niña que está postulando, debido a que se encuentran en un lugar extraño, con personas extrañas, expuestos a estímulos a los que pueden o no haber sido expuestos antes, pero que las consecuencias de dicha presión van a depender de “cuán consciente sea el niño de lo que está ocurriendo”.

Pero lo principal para la experta del CIAE, es la validez de la prueba que se le realiza al niño, “no es el mal rato sino la consecuencia que eso puede tener”, ya que –a juicio de Pardo– las pruebas a las que son sometidos los niños no tienen validez alguna, “para los niños pequeños se requieren múltiples evaluaciones en distintas oportunidades y fuentes, es un proceso de evaluación. A mí me parece que estas pruebas no tienen ninguna validez de lo que quieren informar”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV