lunes, 1 de marzo de 2021 Actualizado a las 08:48

Acusan cooptación de su presidente por parte de la empresa

Sindicato de Trabajadores SQM Salar: el regalón de la compañía ligada a Julio Ponce Lerou

por 2 julio, 2015

Sindicato de Trabajadores SQM Salar: el regalón de la compañía ligada a Julio Ponce Lerou
Las boletas truchas que hoy tienen al mundo político bajo la lupa y que develaron una forma encubierta de obtener favores y contar con aliados en el Parlamento y el Gobierno, tendrían un símil dentro de la compañía. Según denuncian trabajadores, los dirigentes del sindicato más grande acceden a beneficios por parte de la empresa para mantener el orden y evitar conflictos. Su presidente, Claudio Castillo, recibe reembolsos mensuales de todas sus actividades sindicales, de acuerdo a documentos a los que accedió este medio. No solo eso: también recibe dinero triangulado a través del tesorero de un club deportivo donde es presidente.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Dos días después de que se hiciera pública la decisión de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) de poner término a un contrato clave que mantiene con SQM desde hace más de 20 años, el Sindicato de Trabajadores de SQM Salar tomó cartas en el asunto e interpuso un recurso de protección contra la entidad estatal.

La medida judicial apuntaba a que Corfo pone en peligro la fuente de trabajo, “que puede quedar sin sustento efectivo de la noche a la mañana” si se mantiene la decisión adoptada por el consejo directivo, rechazando una propuesta de conciliación con la compañía ligada a Julio Ponce Lerou en medio de un juicio arbitral relativo a los contratos de arriendo de las pertenencias mineras que mantienen desde 1993 en el Salar de Atacama y que representan 39% de los ingresos de la compañía.

El recurso fue rechazado por la Primera Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, pero –según el presidente del sindicato, Claudio Castillo– insistirán en acciones legales.

Castillo recalca que, como sindicato de SQM Salar –filial de SQM que realizó pagos al recaudador de campaña de Michelle Bachelet, Giorgio Martelli, a través de su empresa Asesorías y Negocios SpA– hay que separar aguas entre el escándalo de las boletas ideológicamente falsas que tiene a la empresa bajo la lupa de la Fiscalía y el tema del contrato con Corfo. “Con el tema político se está tapando el tema contractual. Hay un tema de políticos y empresarios, nosotros los trabajadores no tenemos que meternos en eso. Pero cuando el señor (Eduardo) Bitran (vicepresidente ejecutivo de Corfo) filtra o manda esta u otra información, empieza a tocar a los trabajadores”.

 “La mayoría pensamos que, así como fueron comprados senadores y diputados, la empresa también tiene comprados a estos dirigentes sindicales”, asegura el Presidente de la Federación Nº 3 SQM, Nelson Pérez.

El dirigente, que lleva dos períodos en el cargo, sumando cinco años, relata que en 2014 se reunieron en tres oportunidades con el titular de la Corfo, Eduardo Bitran, para preguntar sobre el tema. “En ese momento decíamos que nos preocupaba la estabilidad laboral. No es que estemos defendiendo a Ponce Lerou ni coludidos con la compañía”, explica.

Pero dentro de la minera no metálica otros trabajadores apuntan a que el sindicato presidido por Castillo, el más grande del holding, con unos 950 miembros, no actúa con independencia de su empleador.

“La mayoría piensa que, así como fueron comprados senadores y diputados, la empresa también tiene comprados a estos dirigentes sindicales”, asegura el Presidente de la Federacion Nº 3 SQM, Nelson Pérez.

Este medio consultó a la empresa sobre el tema. La respuesta fue que “SQM valora y respeta a sus trabajadores junto a los 25 sindicatos que los representan en las diferentes operaciones. La compañía promueve la acción sindical, la que funciona con plena autonomía en beneficio de sus socios”.

Versión que coincide con las palabras del presidente de SQM, Juan Antonio Guzmán, en entrevista en El Mercurio, donde señaló que “nosotros tenemos 25 sindicatos, casi un 70% de sindicalización, cuando en el país es de 15%”.

“Es cierto lo que dice Guzmán. Podríamos hablar que hay 70% de trabajadores afiliados, divididos en 33 sindicatos activos, que son chicos. Algunos tienen 100 personas o menos”, asegura un dirigente de estos sindicatos pequeños. Y agrega que “la empresa negocia con todos los sindicatos. Pero solo hay pagos directos al señor Castillo”.

Todo pagado

Nelson Pérez asegura que en la práctica “los trabajadores no tienen libertad sindical. Solo se pueden meter al sindicato de SQM Salar dirigido por Claudio Castillo. En reuniones de sus socios el que reclama es finiquitado altiro, al igual que los que quieren entrar a otro sindicato. Los dirigentes van y le pasan el nombre a la empresa”.

Varios trabajadores coinciden con esta versión. Christian Rojo intentó crear un nuevo sindicato en SQM Salar hace unos meses. "Necesitábamos 25 socios, pero empezaron las amenazas del actual sindicato: si firmaban con nosotros iban a ser desvinculados”, detalla. Castillo rechaza esta versión y señala que “me han cargado a mí que echo a los viejos, han tratado de decir que somos vendidos, que aquí, que allá, pero no es así”.

SQM Salar enfrenta varias causas judiciales por despido injustificado y acumula 61 multas laborales ejecutoriadas entre 2010 y 2015, según el registro de la Dirección del Trabajo.

Varios trabajadores de la empresa, que prefieren no dar su nombre para evitar represalias, detallan que el sindicato de SQM Salar jamás ha realizado denuncias ni iniciado causas en tribunales. Castillo confirma esta información y detalla que “los problemas que tenemos los arreglamos con SQM. ¿Qué saco con demandar a SQM y hacer ganar plata a un abogado? Siempre hemos sido de buscar una solución”.

Según documentación interna de SQM a la que accedió este medio, Castillo, además de su sueldo, recibe periódicamente pagos por parte de la empresa por sus actividades sindicales, que incluyen alojamiento, bencina, colaciones y todos los gastos relacionados con su labor como dirigente y que son cancelados a él directamente.

El abogado laboralista, César Toledo, explica que “está dentro de la legalidad, pero no deja de ser cuestionable desde el punto de vista de la autonomía”. Al respecto, otros sindicatos de SQM señalaron que no reciben este tipo de beneficios.

Consultado de qué forma financia sus actividades sindicales, Castillo señala que “nos financiamos con cuotas sindicales y convenio colectivo”.

-¿Recibe aportes directos de la empresa?
-Mi sueldo.

-Hay documentación de pagos relativos a actividades sindicales pagadas directamente a usted y no al sindicato por SQM...
-Todo es por concepto del sindicato: son gastos a rendir que se reembolsan.

-Pero es una modalidad poco común, ¿no?
-No es común, pero todo tiene una bitácora de respaldo. Es como el viático.

-Pero SQM le paga la actividad sindical a usted directamente y no a la cuenta corriente del sindicato.
-Soy trabajador de SQM, desarrollo una función y soy presidente del sindicato. Estos son pagos para la actividad sindical. Lo que me está cuestionando es si es correcto que se pague a la cuenta mía o del sindicato: la forma que está ahí es muy correcta.

-¿No ve un conflicto a su independencia como dirigente sindical en que la empresa le pague directamente los gastos asociados a su labor?
-No, porque afortunadamente tenemos el diálogo.

Castillo también es presidente del Club Deportivo SQM Salar, cuyo tesorero es Francisco Campusano, quien mensualmente recibe directamente dinero de la compañía bajo el concepto de “apoyo deportivo salar”. En 2014, fueron más de 23 millones de pesos por este concepto.

El Club Deportivo, al igual que el sindicato, cuenta con personalidad jurídica y cuenta corriente. Pero los dineros los recibe directamente Campusano, quien los deposita en la cuenta de Claudio Castillo, informándole a través de un correo electrónico.

Sobre esto, el presidente del sindicato SQM Salar, señala que “se deben a pagos que hacemos; por ejemplo, la mensualidad de la asociación de fútbol laboral de Antofagasta, puedes ver todo lo que ha hecho el deportivo, hay que pagar cancha, dos entrenadores, uno para cada serie”.

-O sea, ¿usted se encarga de pagarlo y no el tesorero?
-Yo soy el encargado de pagar eso como presidente del sindicato. También soy presidente del deportivo.

SQM Salar también hace depósitos directamente al sindicato para el pago del arriendo de la sede sindical. “Hay un gasto de arriendo que se imputa al sindicato. En la contabilidad figura como egreso, para los socios la plata sale del sindicato, pero los dirigentes lo recuperan a través de la empresa y no lo dicen”, asegura una fuente ligada a SQM.

El negocio

“Amor, ya tenemos pega”, dice un mensaje enviado desde el correo electrónico de Claudio Castillo a Daniela Bascuñán el 14 de agosto de 2014. Ocurrió justo una semana después que Daniela Bascuñán constituyera la Sociedad Comercial y Servicios en distribución y Compraventa Publicitarias E.I.R.L., cuya dirección es la misma que Castillo registra en Dicom, Los Cóndores 09553, en Antofagasta.

El 25 de agosto, la nueva sociedad firmó un contrato con SQM S.A., tras lo cual se convirtió en proveedora de diversos artículos: neveras, chalecos para geólogos, tablets, medallas y todo tipo de artículos deportivos para equipos de fútbol. Todo, facturado a SQM Salar.

Castillo rechaza cualquier vínculo personal y contractual con la sociedad de Daniela Bascuñán. Según explica, la coincidencia de dirección es porque “ella es la propietaria de la casa, la casa se vendió. La casa la arrendé en enero del año pasado a la empresa. Por eso lo asocian. No tengo nada que ver con ella. Lo único que he cometido en la vida es siempre buscar el beneficio para los viejos y no dejarme intimidar por nadie”.

En cuanto al mail, dice que “este correo no lo escribí yo. Había una persona que tenía la clave de mis dos correos, así que en octubre cambié las claves”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV