miércoles, 13 de noviembre de 2019 Actualizado a las 01:54

Se conocen desde hace 35 años

La cercanía de Jorge Abbott con Aldo Cornejo, uno de los diputados favoritos de Bachelet

por 21 octubre, 2015

La cercanía de Jorge Abbott con Aldo Cornejo, uno de los diputados favoritos de Bachelet
El parlamentario DC compartió labores con Jorge Abbott en el extinto Banco Hipotecario por más de una década. En las últimas semanas el legislador ha comentado a senadores y ministros la buena opinión que tiene del candidato a Fiscal Nacional que hoy deberá ser votado por el Senado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Yo no niego a mis amigos”, comenta el diputado DC Aldo Cornejo cuando se le pregunta por la buena sintonía que mantiene con el candidato a Fiscal Nacional, Jorge Abbott, la que se arrastra desde que se conocieron trabajando como abogados en el extinto Banco Hipotecario y de Fomento Nacional, BHIF.

En la entidad bancaria Cornejo comenzó a desempeñarse a fines de la década del 70, cuando aún era un estudiante de la Facultad de Derecho en la Universidad Católica de Valparaíso (PUCV). El parlamentario fue fiscal del BHIF y por esos mismos años Jorge Abbott trabajaba como abogado externo en el mismo banco.

“Trabajé varios años como abogado externo en el BHIF. Ahí conocí a Aldo Cornejo, por quien tengo mucho aprecio”, asegura Abbott, junto con agregar que la relación es cordial pero que no da para una amistad “de visitarnos en nuestras casas ni con nuestras familias”.

Aldo Cornejo no esconde el aprecio que le tiene al actual Director Ejecutivo de la Fiscalía. Antes que este fuera incluido por la Corte Suprema en la quina de seleccionados para optar a la jefatura máxima de la institución, el diputado conversó con el ministro del Interior, Jorge Burgos, a quien le transmitió la buena opinión que tiene de Jorge Abbott.

Los mismos halagos los ha repetido cada vez que un senador se le acerca para consultarle su opinión. Eso sí, a su círculo cercano ha negado haber enviado mensajes a la Presidenta Michelle Bachelet para beneficiar a su antiguo amigo, como se ha repetido en los pasillos de la política durante los últimos días.

Aldo Cornejo no esconde el aprecio que le tiene al actual Director Ejecutivo de la Fiscalía. Antes que este fuera incluido por la Corte Suprema en la quina de seleccionados para optar a la jefatura máxima de la institución, el diputado conversó con el ministro del Interior, Jorge Burgos, a quien le transmitió la buena opinión que tiene de Jorge Abbott.

En todo caso, esas versiones se sustentan en la comprobada cercanía que a lo largo de los años han cultivado el diputado y la Mandataria. De hecho, Cornejo es señalado como uno de los falangistas con más llegada a la Presidenta. Antes de las primarias que en 2013 enfrentara a Bachelet con el DC Claudio Orrego, el parlamentario repartió fotos en su distrito donde aparecía con la entonces candidata del bloque PS-PPD.

Juntos en el puerto

Cornejo y Abbott no han dejado de verse durante el avance de sus respectivas carreras en la región de Valparaíso. Los dos son abogados de la PUCV: mientras el postulante a jefe máximo del Ministerio Público se tituló en 1979, el diputado lo hizo cuatro años después, en 1983.

Comparten también las mismas raíces ideológicas. El diputado milita en la DC hace más de 40 años, partido en que el fiscal comenzó una breve carrera política durante su juventud, aunque luego se sumó a la tendencia juvenil de entonces que llevó a un importante grupo de falangistas a quebrar por la izquierda el partido para formar el MAPU, del que se retiró luego del golpe militar de 1973. Desde entonces Abbott se dedicó a su carrera profesional, la que lo llevaría a toparse con Cornejo pocos años después.

El parlamentario abandonó el Banco BHIF a fines de los 80 para ser el candidato de la Concertación a uno de los cupos para representar a la ciudad puerto en el primer Congreso postdictadura. En esa elección de 1989 se alzó con su primer triunfo al lograr un 34,45% de los votos. Cifra que incrementó en 1993 al 41,67% y que redujo cuatro años después a un 33,43%. En 2001 Aldo Cornejo conoció por primera vez la derrota electoral cuando intentó saltar al Senado representando a Valparaíso. En la ocasión su socio de lista, el entonces PPD Nelsón Ávila, lo duplicó en votos y lo dejó fuera de carrera.

Un año después Abbott asumía como Fiscal Regional de Valparaíso, cargo que desempeñó hasta 2010, cumpliendo los ocho años que por norma dura aquel cargo. Es conocida la aversión del abogado por el mecanismo de “sillas musicales” que otros persecutores utilizan para eternizarse en sus puestos, cambiándose de región justo antes de cumplir los ocho años reglamentarios.

Durante toda la década del 90 Jorge Abbott había formado parte de la Corporación de Asistencia Judicial de la misma región. Con Cornejo nunca han dejado de toparse. Durante su mandato en la Fiscalía Regional el actual diputado se reinventó como alcalde luego de ganar la elección respectiva de 2004. Desde 2009 –y después de perder la reelección como alcalde a manos del UDI Jorge Castro–, el DC decidió regresar al Congreso como diputado, cargo que conquistó por cuarta vez en las parlamentarias de 2009.

Empleados del grupo Cruzat-Larraín

Cuando Cornejo y Abbott compartían labores en el BHIF, el banco era controlado en un 55% por el grupo Cruzat Larraín, de Manuel Cruzat y su primo Fernando Larraín Peña. Los Cruzat-Larraín a finales de la década del 70 llegaron a representar el 5% del PIB del país y a inicios de los 80 el grupo enfrentó una aguda crisis que lo situó en el segundo lugar de entre quienes acumulaban mayores deudas en medio del descalabro del sistema financiero nacional.

Según información citada por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras  (Sbif), al 31 de diciembre de 1982 el grupo concentró entre los bancos Santiago, BHIF y la Colocadora créditos equivalentes al 19% del endeudamiento de los bancos privados nacionales y al 15% del total de la deuda externa financiera. Durante esa crisis –en la que incluso el gobierno nombró un interventor–, el diputado y el fiscal se mantuvieron en sus puestos, los que recién abandonarían a fines de la década.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV