viernes, 26 de febrero de 2021 Actualizado a las 01:23

Cientista político considera que ex mandatario no deja surgir nuevos liderazgos

Daniel Mansuy y su dura crítica a Piñera: "Es un tapón para la derecha"

por 22 mayo, 2016

Daniel Mansuy y su dura crítica a Piñera:
El columnista explica que una de las razones por las cuales ese sector desaprovechó un rearmado intelectual es porque "confió en que los enclaves autoritarios, por llamarlos así, eran eternos. Con el binominal, la derecha no tiene que argumentar mucho ni persuadir a mucha gente, porque con el 35% tiene la mitad del Parlamento. Puede perder algunos distritos, porque con los 4/7, 3/5 y los 2/3 tampoco necesita mayoría. La derecha estaba protegida".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El cientista político y columnista Daniel Mansuy hace una dura reflexión de la derecha que no ha sabido capitalizar el mal momento que vive el oficialismo con la Nueva Mayoría, poniendo énfasis en la figura del ex Presidente Sebastián Piñera a quien considera un tapón para el sector, porque no permite el surgimiento de nuevos liderazgos.

Uno de los puntos de ruptura del consenso que el columnista sostiene se da el 2010 cuando Piñera llega al gobierno, indicando que su severidad con la derecha es más fuerte que con la ex Concertación porque "tiene que ver con una clase política que creyó que los motivos que hicieron posible la transición eran eternos, pero éstos eran contingentes y tenían que ver con una configuración política hipersingular: Con Pinochet como comandante en jefe, con enclaves autoritarios, con una Constitución que no tenía reformas del 2005. Cuando fueron cayendo esos motivos, el régimen de la transición también fue perdiendo su base estructural".

En ese sentido, señala en La Tercera que la clase política siguió "girando una cuenta que ya no tenía fondos. No supo ver que el mundo había cambiado y se siguieron valorando los consensos. Pero había un mundo que sí lo había pensado, que es el que se ha articulado en torno a Fernando Atria", agregando que uno de los motivos por los que gana terreno es porque "ellos tenía una estrategia y un programa para la situación postransición".

Y reitera que su dureza con la derecha se debe a que "las bases intelectuales de la Concertación se tejieron cuando ésta estaba en la oposición. Durante la dictadura, la Concertación tuvo tiempo para estudiar y pensó un proyecto que duro 20 años en Chile y que fue exitoso (...) La derecha estuvo 20 años en la oposición, llegó al gobierno y no había hecho un trabajo análogo. ¿Para qué sirvieron 20 años en la oposición? Si no tenía programa cuando llegaste, si no supiste con qué gobernar".

"En el minuto que Piñera llega al poder y se encuentra carente de herramientas para enfrentar el país que no conoce bien, que no aprende bien, eso es porque el trabajo intelectual durante 20 años la derecha lo dejó de lado y normalmente cuando uno está en la oposición es cuando uno se puede rearmar intelectualmente", precisa.

Mansuy explica que las razones por las cuales la derecha desaprovechó ese rearmado intelectual se deben a que "confió en que los enclaves autoritarios, por llamarlos así, eran eternos. Con el binominal, la derecha no tiene  que argumentar mucho ni persuadir a mucha gente, porque con el 35% tiene la mitad del Parlamento. Puede perder algunos distritos, porque con los 4/7, 3/5 y los 2/3 tampoco necesita mayoría. La derecha estaba protegida (...) La derecha pensó que eso era eterno: entró al juego democrático protegido y cuando estás en esa condición tu esfuerzo es menor. Por eso le cuesta tanto tener vocación de mayoría, el binominal fue un regalo envenenado para la derecha, le hizo muy mal".

El columnista también explica que la derecha no ha sabido capitalizar el mal momento que atraviesa el oficialismo, porque "no ha sabido elaborar un discurso que responda al programa de radicalización de la izquierda. Hubo una reforma educacional a nivel escolar que fue brutal, que fue de radicalidad doctrinaria bien fuerte y la oposición estuvo encarnada por el senador Ignacio Walker, que la terminó votando a favor, y la Confepa, un movimiento emergido de la sociedad civil que la derecha tampoco supo ni pudo capitalizar".

Respecto al ex mandatario, Mansuy tiene una opinión crítica, ya que sostiene que Piñera es un activo y un problema para la derecha y "es un problema porque impide que emerjan nuevos liderazgos, y eso no es sólo exclusivo de la derecha".

"Piñera es una especie de tapón para la derecha y al mismo tiempo es su principal activo. Dicho eso, hay que decir que en política los espacios se ganan y la maduración de nuestros políticos está siendo lenta. Hay toda una generación perdida de gente que pasó por el Parlamento 20 años y que nunca asumió liderazgos sólidos, entonces tampoco hay que echarle toda la culpa a Piñera", argumenta.

En cuanto al riesgo de regresar a los mismos nombres de siempre, el cientista político explica que lo más grave que podría pasar en que "Piñera en algún momento diga: "¿Saben qué? Las condiciones no están dadas para ganar" o "no quiero ir" y deje a la derecha botada, sin liderazgo. Porque Piñera no ha confirmado que es candidato y ahí quedas en el descampado, porque no tienes liderazgos alternativos, no hay gente que haya podido construir una carrera y eso es delicado".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV