miércoles, 26 de enero de 2022 Actualizado a las 19:45

Lagos Weber sale a explicar contorno ideológico de nueva aventura presidencial

Laguismo en operación blanqueo: "No es el mismo de hace 10 años"

por 11 septiembre, 2016

Laguismo en operación blanqueo:
“Él llegó a la convicción de que estaba en condiciones de contribuir a proyectar la Nueva Mayoría. Esta es una apuesta incierta y como él dijo en su comunicado: “El camino no será fácil”. Valoro que haya tomado esta decisión y que diga que si él puede contar con un respaldo suficiente para proyectar la Nueva Mayoría, profundizar las reformas e implementar las actuales, él está en condiciones”, señala el presidente del Senado
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, salió a explicar el contorno ideológico de la nueva aventura presidencial de su padre, el ex mandatario Ricardo Lagos Escobar, en lo que pude ser catalogado como una operación de blanqueo del laguismo como una de las cartas de la Nueva Mayoría, dejando previamente en claro que su progenitor ha cambiado y “no es el mismo de hace 10 años”.

El legislador apoya al ex mandatario y está convencido del liderazgo que proyecta, el cual a su juicio puede contribuir a proyectar al conglomerado oficialista y dar continuidad a las reformas que impulsa el gobierno de Michelle Bachelet, pero le raya la cancha al indicar que “si Lagos logra generar el entusiasmo, no puede ser a costa de repetir lo que se hizo”

En entrevista con La Tercera, el presidente del Senado explica que la decisión de su padre no fue fácil y que conversó largamente con él, pero que “llegó a la convicción de que estaba en condiciones de contribuir a proyectar la Nueva Mayoría. Esta es una apuesta incierta y como él dijo en su comunicado: “El camino no será fácil”. Valoro que haya tomado esta decisión y que diga que si él puede contar con un respaldo suficiente para proyectar la Nueva Mayoría, profundizar las reformas e implementar las actuales, él está en condiciones. Acá no hay ninguna carrera corrida y muchos dicen que las encuestas no lo favorecen. Pero aun así tomó la decisión. Eso habla de mucha convicción. Pero eso tiene varias condicionantes”.

Respecto a tales condicionantes, Lagos Weber señala que es necesario que se suscite apoyo de una coalición, no “un apoyo sustantivo, no a una cena de respaldo. Creo que dentro de la coalición van a florecer muchas candidaturas y vamos a definir en primarias. De eso no me cabe dudas y Lagos también lo ha dicho así”.

Añade que “la duda que había era si alguien que no era favorito en las encuestas iba a estar “en condiciones de hipotecar su capital y exponerse a que en la historia se diga que tal vez no le fue bien”. Pero ese cuestionamiento ya no vale. Lagos tomó la decisión, anunció que no se restará si es que el resto llega a la convicción de que él puede ser la persona”.

En ese sentido, sostuvo que la decisión tomada por su padre despejó una incógnita, porque “este es un proyecto colectivo, la decisión de decir que no se va a restar si se aúnan voluntades y se dan las condiciones es de él, pero las condiciones las impone el colectivo”.

Ante el temor que pueda ocurrir lo mismo que con Eduardo Frei, el senador PPD menciona que este es un proceso distinto al de 2009, puesto que “aquí estamos en medio de un proceso de debate de la sociedad chilena bien intenso, estamos discutiendo sobre gratuidad en la educación, de una nueva Constitución, de reformas laborales, de pensiones. Estamos planteando temas estructurales que no estaban presentes el 2009. Ese debate requiere ser encauzado con mucha seriedad y responsabilidad, pero también con mucha convicción. El déficit que tiene la política con la ciudadanía tiene que ver con el retraso con que abordamos los grandes cambios. Hubo algunos, especialmente en la derecha, que prefirieron el estatus quo, pensando que se podía postergar o evitar estas definiciones y éstas nos terminaron estallando en la cara. Cuando eso ocurre, terminamos tensionados y discutiendo en caliente. Lagos puede contribuir a resolver eso, puede ayudar a generar una cohesión en la Nueva Mayoría, en un cuadro muy distinto al que se vivía cuando se constituyó la coalición”.

Y explica que cuando se formó la coalición oficialista se aglutinaron los partidos en torno a la figura de Michelle Bachelet y se fijó un programa, pero actualmente el nombre del candidato sigue siendo importante, pero lo que está de fondo es el debate dentro de la Nueva Mayoría respecto a si serán capaces de ponerse de acuerdo para proyectarla para las reformas que están llevando a cabo.

Ante la pregunta de que es un lastre que se asocie a Lagos con las viejas prácticas de la Concertación, el senador precisa que su padre ha trascendido lo que fue el conglomerado que gobernó el país por más de 20 años y señala que “en la última entrevista que dio, él hizo una tremenda autocrítica respecto del CAE. Su respuesta fue pudimos haberlo hecho mejor. Lagos se fue del gobierno hace 10 años, todos cambiamos en 10 años. Lagos no es el mismo de hace 10 años”.

“La receta para el 2018 no es la misma del 2006. Porque se construye sobre lo que pasó en todo ese tiempo. Hay gente que no ve eso. Pero yo no veo posible construir todo como si se partiera de cero. Hoy estamos discutiendo despenalizar la interrupción del embarazo en tres causales y hace 15 años había gente que creía que no era posible distribuir la píldora del día después. Chile ha cambiado y Lagos ha cambiado. Si ha cambiado para que una mayoría de la gente de centroizquierda le dé su respaldo, es algo que está por verse. Porque es un camino que está abierto y será un camino difícil por todo lo que se ha dicho: las críticas, el historial, la caricatura y porque hay déficit en Chile que se deben abordar. Si Lagos logra generar el entusiasmo, no puede ser a costa de repetir lo que se hizo ni con los mismos elencos. Lagos, producto de la generación a la que pertenece, va a tener que hacer un doble esfuerzo para reconectar con generaciones menores y entender el momento. He visto preocupaciones legítimas en algunos y también críticas maledicentes de otros, pero yo no concibo un nuevo gobierno de la Nueva Mayoría si no es empujando las reformas necesarias para cubrir los déficits que tenemos hoy en Chile y menos un gobernante, en el caso de que fuera eventualmente Lagos, que no lo haga generando un puente muy ancho con las nuevas generaciones”, afirma.

El presidente del Senado también sostiene que Lagos tiene que escuchar y hacerse cargo de la crítica para poder responderlas y generar un diálogo para poder mostrar que su candidatura no es la de los viejos estandartes de la Concertación.

También responde a la desconfianza que genera en sectores de izquierda, precisando que “hay sectores que no lo van a querer nunca. Y no se puede aspirar a que lo quieran todos. Hay que ver qué piensa la ciudadanía y lo que veo en mis salidas a terreno es que es bastante razonable respecto de sus demandas y lo que esperan de sus liderazgos. Y a lo que aspiran es a un mayor entendimiento. Hay sectores que están en todo su derecho de querer optar por el camino propio, pero la pega de los que creemos que para hacer cambios profundos en Chile se requiere de amplias mayorías, es generar la posibilidad de aunar voluntades. Si alguien aspira a hacer cambios en Chile debe tener la capacidad de ampliar la fuerza política”.

En cuanto a la animadversión que genera la figura de su padre en dirigentes jóvenes, Lagos Weber señala que puede ser atribuida a una mirada crítica de lo que fue su gobierno, pero argumenta que “la gente tiene derecho también de cambiar de opinión, porque los contextos políticos son diferentes. Si a mí me plantean un hecho político nuevo, tengo perfecto derecho a cambiar de opinión. Algunos se mofaron de la diputada Vallejo porque en algún momento ella dijo que no votaría por Bachelet y luego hizo campaña por ella. Pero el cuadro político era totalmente distinto: acordaron un programa de gobierno que les satisfacía. Eso es ser coherente en política. Las cosas en esto no son estáticas ni personales. La gente puede no cambiar su opinión crítica de lo que fue el gobierno de Lagos, y tras manifestar su crítica, de ser escuchados y de escuchar las respuestas frente a esas críticas, pueden incluso mantener su visión crítica de lo que fue ese gobierno, pero eventualmente pueden cambiar su opinión respecto de lo que será el futuro”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV