sábado, 16 de octubre de 2021 Actualizado a las 15:28

Así fue la derrota política más gravitante de la municipal de ayer

Tohá: la caída de la hija política de Lagos

por 24 octubre, 2016

Tohá: la caída de la hija política de Lagos
Fue una de las pérdidas más emblemáticas de la Nueva Mayoría. No solo se trata de un espejo del malestar ciudadano y su voto crítico al oficialismo; también, según analistas, esta derrota tiene varios simbolismos importantes en torno a la figura del ex Presidente Lagos: la carrera por Santiago se presidencializó y los resultados se pueden transformar en una previa del escenario electoral del próximo año.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Pasadas las siete de la tarde del domingo, los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés, y el ministro Secretario General de la Presidencia, Nicolás Eyzaguirre, llegaron hasta el Matildas, el hotel boutique del Barrio Brasil que usó Carolina Tohá para esperar los cómputos. A esa hora, las sonrisas del equipo de la alcaldesa de Santiago ya se habían desdibujado. Una de las primeras en abrazar a Eyzaguirre fue Moy de Tohá, mamá de la candidata.

–Desastroso –lanzó al aire, mientras abrazaba al cuestionado ministro.

A esa hora, cuando las cifras decían que Felipe Alessandri obtenía el 46,07% de los votos y Tohá el 36,79, en el equipo ya no había esperanza de repuntar.

Carolina Tohá esperaba en una pequeña habitación del segundo piso del hotel, con un pequeño living y un televisor, el avance de los números. Ya la había visitado la ministra del Sernam, Claudia Pascual, y Álvaro Erazo, ex ministro de Salud. Su equipo no se había despegado de ella: ni en la mañana al desayunar, ni durante el almuerzo que tuvieron en el restaurante El Colchagüino –donde comió pescado frito con ensalada a la chilena–, ni cuando votó en la mesa 69 del colegio Luis Calvo Mackenna de Santiago y unas diez personas –que se identificaron como profesores– protagonizaron uno de los primeros episodios incómodos de la jornada: una funa en su contra, según ellos, por la represión en los colegios.

Un mal comienzo que terminaría peor.

La hija pródiga

Cerca de las ocho de la noche, Tohá bajó de su habitación hasta el patio trasero del hotel y, flanqueada por su equipo, fue la primera candidata en oficializar una derrota. Felipe Alessandri (RN), candidato apoyado por Sebastiñan Piñera, se había impuesto por sobre la carta de la NM.

Fue la primera en referirse también a la caída que sufrió todo el bloque oficialista: “Sin duda, lo sucedido en Santiago y toda esta votación va a requerir una reflexión profunda”, señaló.

Son las mismas palabras que minutos después reafirmaría la visita más emblemática que tendría Tohá durante la jornada, el ex Presidente Ricardo Lagos, quien se hizo un espacio en su agenda para realizar la única visita que haría a un candidato en estas elecciones. Mientras otras figuras, como José Miguel Insulza, hablaban espontáneamente a la salida del hotel –lleno de micrófonos en la cara y frente a las figuras de la televisión peleándose por preguntar–, Ricardo Lagos lo hizo en el mismo escenario montado para que hablara Tohá, minutos antes.

El sociólogo Alberto Mayol dice que, después de estas elecciones, el escenario se vislumbra complicado para Lagos. “Primero, por lo de Tohá, una figura reconocida en su círculo, pero también claramente porque no estaba dentro de los pronósticos esta derrota”, sostiene.

La cercanía entre ellos es más que conocida. Ambos pertenecen al equipo fundacional del PPD. También, con una presencia importante, Tohá participó en la campaña presidencial de Ricardo Lagos el año 2000, quien, tras vencer a Joaquín Lavín, la nombró subsecretaria General de Gobierno. Tohá se transformó en la hija política de Lagos. La alcaldesa también presenció en vivo uno de los momentos políticos más memorables en el ocaso de la dictadura: el dedo que Lagos levantó hablándole a Pinochet en 1988, en el programa “De cara al país” de Canal 13.

Aunque ambos tienen trayectorias distintas, hay en la derrota de Carolina Tohá importantes simbolismos sobre la figura de Ricardo Lagos, según concuerdan varios analistas.

El cientista político Claudio Fuentes cree que, si bien Lagos y Tohá han recorrido caminos propios, la pugna por Santiago claramente estaba presidencializada. “Tohá es la hija política de Ricardo Lagos, tiene un vínculo con el mundo de la antigua Concertación y, por otro lado, Felipe Alessandri se apoyó en Sebastián Piñera, por lo tanto, la disputa por Santiago se trasformó en una previa a la presidencial”, dice Fuentes.

Por eso es que también, al referirse a la derrota en el hotel Matildas, Ricardo Lagos hizo hincapié en el nuevo escenario y desafíos para el futuro, en cuyo horizonte está su eventual candidatura presidencial. “El proyecto que hemos encarnado, los deseos de tener una sociedad mejor, se mantienen inalterables. Estamos en presencia de una ética en que la ciudadanía nos ha dicho 'basta'”, expresó Lagos, visiblemente afectado por la derrota de Tohá.

El sociólogo Alberto Mayol dice que, después de estas elecciones, el escenario se vislumbra complicado para Lagos. “Primero, por lo de Tohá, una figura reconocida en su círculo, pero también claramente porque no estaba dentro de los pronósticos esta derrota”, sostiene.

Mayol también cree que Lagos no esperaba este escenario “y, dados los fracasos emblemáticos de la Nueva Mayoría, más el triunfo en Valparaíso de Jorge Sharp por sobre Méndez –levantado por Lagos Weber en un esfuerzo por ganarle a la derecha–, además aparece ese temor que siempre ha tenido Lagos: que se le abra un flanco por la izquierda. Hoy, quizás Lagos puede imponerse dentro de la Nueva Mayoría, pero Sebastián Piñera aparece fortalecido en lo simbólico”, afirma.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV