miércoles, 19 de enero de 2022 Actualizado a las 00:54

Nuevo caso de maltrato animal: mientras el proyecto es tramitado, un perro en Puerto Montt es asfixiado

por 3 marzo, 2017

Nuevo caso de maltrato animal: mientras el proyecto es tramitado, un perro en Puerto Montt es asfixiado
Actualmente los animales son considerados bienes muebles por la ley en Chile y las penas de cárcel por maltrato animal pueden ser reemplazadas con el pago de una multa. El pasado 25 de enero el proyecto de Ley de Tenencia responsable de animales, quedó listo para ser aprobado en la Sala de la Cámara de Diputados luego que se destrabara su votación en Comisión Mixta, y esta semana un nuevo caso de maltrato animal se conoció en la ciudad de Puerto Montt, donde un perro fue brutalmente asfixiado y torturado hasta la muerte. La presidenta de Pro Animal Chile, impactada por este caso, recordó que "todo asesino en serie a tenido un pasado donde se ha iniciado maltratando animales".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El pasado domingo 15 de enero se convocó una marcha a nivel nacional para exigir una ley que regulara la tenencia responsable de animales, amparándolos como seres sintientes y no como bienes muebles, además de demandar penas más altas a quienes maltraten animales. 

La convocatoria se realizó a raíz del caso de maltrato animal que sufrió un perro llamado “Cholito”, quien vivía en una galería en el Barrio Patronato y que brutalmente fue golpeado por una mujer con un palo y que luego fue abandonado en un sector de la Pintana sin ser encontrado hasta hoy.

Sin embargo, esta semana los registros de una cámara de seguridad revelaron un nuevo caso de maltrato animal que ha conmovido a las redes sociales.

Los hechos fueron grabados por los empleados de una empresa de vigilancia el pasado viernes 17 de febrero, quienes vieron con terror como una pareja, conformada por una mujer adulta y un hombre joven, torturaron hasta la muerte a un perro en el sector de Alerce, en Puerto Montt.

Según fuentes a las que tuvo acceso El Mostrador, los funcionarios contactaron a Carabineros, pero cuando llegaron al lugar, el animal ya estaba muerto y el cuerpo estaba escondido entre unos matorrales en una bolsa de plástico. El crimen se cometió en un sitio eriazo, a metros de unas viviendas.

En el video se puede ver cómo la pareja lleva al perro con una cuerda y luego lo torturan asfixiándolo, pateándolo y golpeándolo contra el suelo. Cabe mencionar que durante toda la tortura el animal jamás intentó atacarlos para defenderse.

Ese mismo día una denuncia fue presentada ante la PDI por la Fundación “Albergando un Amigo”, quienes aportaron como prueba el registro audiovisual que incluso permite ver el rostro de los criminales.

Paula Jorquera, presidenta de la organización animalista, reveló que "esto partió por una denuncia que hizo una persona en Facebook de manera anónima. Entonces ubicamos a la persona que nos envió el video que es bastante crudo, muy duro, quedamos sorprendidos, y de inmediato se hizo la denuncia a la PDI".

Jorquera indicó que como organización están esperando "que PDI finalice la investigación. También estamos preparando una querella con nuestros abogados para presionar un poco y apurar la causa, para que esto se investigue y no vaya a quedar sin sanción". Además agregó que esperan que "las sanciones sean fuertes. Queremos que se aplique el máximo que se puede", reconoció.

Asimismo hizo un llamado a los parlamentarios a que "apuren el tema de la ley de tenencia responsable y maltrato animal para poder fortalecer las sanciones, porque por eso creemos que muchas gente no está tomándole el peso de lo que significa maltratar a un animal porque las sanciones son muy bajas".

"Esperamos que una vez que esté promulgada la ley de maltrato animal, las policías y los fiscales apliquen mano dura para que esto empiece a terminar. La gente todavía no tiene mucha conciencia de que maltratar a un animal es un delito y ahora hay que tipificarlo como un delito grave. Sobre todo en casos tan crueles como el de Cholito o el de Matías, que fue un perro que golpearon con un hacha en la cabeza o este mismo perrito que fue torturado durante media hora", señaló.

Proyecto de tenencia responsable: aumento de penas por maltrato

Al enterarse de este brutal caso, Patricia Cocas, presidenta de Pro Animal Chile, calificó el acto de "gravísimo", y recordó que "sin ir más lejos hace 10 años atrás los municipios salían a recolectar y eliminaban perros por cientos con un veneno violento donde los animales morían de una manera brutal. Eso antes era habitual, pero la gente ha tomado conciencia, está más evolucionado respecto al tema, por lo tanto reaccionan de manera potente, lo que es muy positivo". 

Con respecto al avance que ha tenido la sociedad chilena en temas de maltrato animal y el respeto hacia otros seres, Cocas explica que esto se debe a que ahora "hay más tecnología, por lo tanto la gente graba con sus celulares y se pueden dar a conocer estos hechos y el resto de las personas se impactan. No es lo mismo que tú sepas que hay un cierto maltrato animal, que hay una denuncia, a que tú veas el video. Es un cosa tremenda ver que dos personas son capaces de tomar un animal indefenso y torturarlo hasta matarlo, es una cosa que no tiene nombre, es impactante".

Directamente la fundadora de la organización animalista más antigua del país, declaró que quienes cometen estos crímenes "son un peligro para la sociedad. Una persona que es capaz de ser agresivo y maltratar a un ser que está en una situación de vulnerabilidad obviamente va a ser agresivo con sus pares. Sin ir más lejos, el FBI realiza los perfiles de los asesinos en base a maltrato animal en la primera infancia. Todo asesino en serie a tenido un pasado donde se ha iniciado maltratando animales", indicó.

Respecto a las leyes que existen actualmente en Chile en base a la protección animal, Cocas piensa que "el principal problema es la aplicación de las normas y la fiscalización", ya que los responsables de aplicar las leyes no lo hacen. "Las policías tienen la obligación de tomar las denuncias y muchas veces no lo hacen. Hay muchos lugares en regiones donde no toman los casos, las policías no van, no toman las denuncias y los fiscales después archivan, y si la toman después el juez da solo una multa y la mas baja", declaró.

Es por esto que hace un llamado a que "el tirón de oreja tiene que ir bien direccionado", ya que los responsables de aplicar la ley no lo hacen.

Frente a la nueva ley de tenencia responsable de animales, explicó que esta se enfoca en prevenir estas situaciones de maltrato, "en que la gente se eduque para hacer tenencia responsable y se les castigue por no hacerlo, se esterilicen los animales, se regulen los criaderos, entre otros", explicó.

El pasado 25 de enero este proyecto quedó listo para ser aprobado en la Sala de la Cámara de Diputados, luego que se destrabara su votación en Comisión Mixta. Lo que se consiguió avanzar en dicha ley es que "se llegó un acuerdo donde el artículo señala que donde hay casos graves, donde hay muertes, mutilación, etc. se aplique solo sanciones de cárcel", aseguró Cocas.

Finalmente solo queda la útlima etapa legislativa para ser aprobado, lo que asegura "creo que va a ser un proceso rápido, no va a tardar mas de 3 meses", concluyó.

Los casos después de Cholito

Después del conocido caso de maltrato al perro Cholito del barrio Patronato, ProAnimal denunció el caso de “Pocoyo”, un perro de raza Poodle perteneciente a Maximiliano Mollo de la sexta región, que en enero arrancó hacia la casa de un vecino y amigo, Francisco Vera, lugar donde había una perra en celo. Francisco decidió sacar a Pocoyo a golpes, azotándolo hasta matarlo, según informó la testigo Claudia Lizama quién observó todo.

Luego, cuando la hermana de Maximiliano, Damaris Huenchuleo, se enteró de lo sucedido y fue a confrontar al vecino que golpeó a su perro, fue detenida por ingresar al jardín del victimario y tuvo que pasar la noche en la comisaría de Mostazal, para ser formalizada al día siguiente.

Damaris en la oportunidad señaló que el juez de la causa le dijo en el tribunal que cómo “tanto escándalo por un perro”.

Ante esto su hermano Maximiliano, dueño de Pocoyo, conteniendo su tristeza afirmó que "era un perro tranquilo, un integrante más de la familia, ahora estamos todos choqueados. El vecino era amigo y sólo ha dicho que se le pasó la mano y que no sabía que era mi perro, pero da lo mismo de quién es o si no tiene dueño, es un ser vivo y no debe ser maltratado mucho menos masacrado”.

El segundo caso ocurrió en Ovalle, en Villa Los Pimientos, donde había llegado a vivir un perro callejero apodado como “Santi”, que los vecinos cuidaban y alimentaban. Sin embargo, una mañana dos individuos (uno de ellos, hijo del dueño de un almacén de la villa), sin motivo alguno, golpearon y masacraron a Santi hasta dejarlo en coma. El perro agonizó dos días, pero finalmente no pudo ser salvado por el veterinario del lugar Patricio Rocco.

Una vecina del sector, Rossana Larrondo, fue testigo de todo lo sucedido. Asimismo, fuentes aseguran que existe un video donde uno de los asesinos confiesa el hecho.

Por su parte las organizaciones animalistas de Ovalle se han movilizado para manifestar su repudio, sin embargo, en dicha localidad las policías y fiscalías no han cumplido con su labor de persecución y seguimiento de estos casos.

A continuación el brutal caso del perro asfixiado en Puerto Montt. Las siguientes imágenes contiene material gráfico que puede herir la sensibilidad:

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV