miércoles, 18 de mayo de 2022 Actualizado a las 02:58

Políticamente uno de los dos morirá mañana en el cónclave de la falange

Junta nacional DC con pronóstico reservado ante choque mortal entre Goic y Rincón

por 28 julio, 2017

Junta nacional DC con pronóstico reservado ante choque mortal entre Goic y Rincón
Nadie desconoce que en la bancada de diputados hay altos grados de nerviosismo por el fracaso de las negociaciones para un acuerdo parlamentario de la DC con la Nueva Mayoría, cuyo último y sonoro traspié fue el portazo del Partido Radical a competir en una lista común con la falange. Con ese escenario, en el partido temen que no pocos en la junta nacional decidan apoyar a Rincón con el único objetivo de tumbar la candidatura propia de la DC, ya que eso despejaría el argumento público que han usado todos estos meses el PS, el PC, el PR y el PPD, que con dos abanderados presidenciales no hay chance de un entendimiento.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Si me lo quitas, me muero; si me lo dejas, me mata”, reza el poema de Rubén Darío, que en la DC reconocen que grafica, en estos días, perfectamente el delicado momento político que atraviesa su timonel, Carolina Goic, quien a horas de que se inicie una nueva junta nacional de la falange, se encuentra literalmente entre la espada y la pared. Es que se jugó todo su capital político en defender el criterio –cuyo estandarte fue el cuestionamiento a la relección del diputado Ricardo Rincón– de que el partido no postule al Congreso a nadie cuestionado por casos de violencia intrafamiliar o corrupción, pero el desgaste que ha tenido su candidatura a La Moneda la ha debilitado y, si sufre un revés en este punto, difícilmente puede seguir en carrera.

A quien se le pregunte en la falange reconoce que el escenario para este sábado es sombrío, que el pronóstico es reservado, nadie se atreve a vaticinar cómo terminará la jornada, que el clima interno está revuelto, que hay desánimo, preocupación, a lo que se ha sumado la desconfianza interior, porque en sectores de la DC se teme que desde la bancada de diputados se esté gestando una operación para hacer caer a Goic de la carrera presidencial en esta junta y así poder pedir a la Nueva Mayoría un acuerdo parlamentario acotado, que proteja solo a los incumbentes, o sea, a quienes van a la reelección de su escaño en noviembre y se encuentran en riesgo.

Nadie desconoce que en la bancada de diputados hay altos grados de nerviosismo por el fracaso de las negociaciones para un acuerdo parlamentario de la DC con la Nueva Mayoría, cuyo último y sonoro traspié fue el portazo del Partido Radical a competir en una lista común con la falange. Con ese escenario, en el partido temen que no pocos en la junta nacional decidan apoyar a Rincón con el único objetivo de tumbar la candidatura propia de la DC, ya que eso despejaría el argumento público que han usado todos estos meses el PS, el PC, el PR y el PPD, que con dos abanderados presidenciales no hay chance de un entendimiento.

Pero tanto desde el seno de la propia mesa directiva DC como entre quienes están al tanto del tono y fondo de las verdaderas conversaciones con sus socios de coalición, aseguraron que nada va a cambiar, que aunque Goic dé un paso al costado y se baje de la carrera presidencial, no habrá un acuerdo con la Nueva Mayoría, porque hay un entendimiento previo de ciertos cupos de diputados y senadores en el eje progresista, que nunca contempló a la falange. “Lo más que van a conseguir será con suerte poder tomarse una foto con Alejandro Guillier para hacer campaña, nada va a cambiar”, sentenció un dirigente democratacristiano.

Oficialmente la junta nacional se inicia hoy, viernes 28, pero las actividades están dirigidas a celebrar el aniversario del partido y todos coinciden en que será la única instancia de convivencia grata y sin tensiones. Los cuchillos largos aparecerán el sábado, donde el momento clave será a primeras horas de la tarde, cuando se decida con qué mecanismo se cumplirá con el requisito legal de aprobar la nómina de candidatos parlamentarios y Cores: ese será el momento clave, el de la verdad para Goic.

Las opciones son dos. En paquete cerrado todos los candidatos, como quiere parte de la bancada, idea por la que se inclinó el consejo nacional del día lunes 24 y puede que la ratifique hoy en la última reunión previa. “Lo que la mayoría del consejo quiere y la mesa directiva también, es no abrir la discusión y, por tanto, votar todo en un solo paquete”, explicó un diputado DC. Esa es la alternativa que favorece a Rincón, porque nadie tendría que pronunciarse puntualmente sobre él y, como ya fue respaldado por las instancias regionales, aseguraría inapelablemente su cupo para la carrera parlamentaria.

La segunda opción, la que quiere Goic y que es la que le conviene a su intención de neutralizar la reelección de Rincón, es que se vote por separado, uno a uno cada candidato, lo que obligaría a la junta nacional a pronunciarse específicamente por el caso del diputado cuestionado públicamente por haber estado involucrado en un caso de violencia familiar y por el cual fue duramente fustigado hace unos meses por la comisión de ética de la colectividad. “En esa definición del mecanismo está el secreto de la junta nacional, ahí estará la verdadera demostración de fuerza”, precisó un ex dirigente del partido.

El entorno de la candidata presidencial está trabajando desde la semana pasada precisamente para lograr que se consolide ese escenario, como también para sondear la correlación de fuerzas y amarrar una votación suficiente para rechazar la chance de reelección de Rincón.  Uno de los escollos que observan entre sus cercanos es que no pocos dirigentes regionales del partido se inclinan a votar las candidaturas en paquete, porque ya tienen distribuidos los cupos entre sus redes de apoyo y no quieren correr el riesgo de que se les desordene el panorama en sus zonas.

Goic va a apostar el todo por el todo. Entre sus cercanos explicaron que el sábado la timonel sí o sí usará su derecho a la palabra y emplazará a su partido, porque su intervención oscilará en poner con dureza sobre la mesa todo lo que está en juego y cómo pesa en la balanza cada posible escenario para el futuro de la DC.

Por primera vez la junta nacional no contará con “invitados fraternos”, que son diversos personajes de base y figuras que no tienen ni voz ni voto, pero que tradicionalmente son invitados a presenciar la jornada. El partido resolvió dejarlos al margen en esta ocasión, porque –como explicaron– ahí es donde radican “las barras bravas” de la colectividad según el tema candente a discutir y nadie olvida que, en el encuentro de marzo, el diputado Rincón llevó una micro llena de sus adherentes para apoyarlo, lo que tensionó el clima de la cita en esa ocasión.

Las opciones son dos. En paquete cerrado todos los candidatos, como quiere parte de la bancada, idea por la que se inclinó el consejo nacional del día lunes 24 y puede que la ratifique hoy en la última reunión previa. “Lo que la mayoría del consejo quiere y la mesa directiva también, es no abrir la discusión y, por tanto, votar todo en un solo paquete”, explicó un diputado DC. Esa es la alternativa que favorece a Rincón, porque nadie tendría que pronunciarse puntualmente sobre él y, como ya fue respaldado por las instancias regionales, aseguraría inapelablemente su cupo para la carrera parlamentaria.

El caso Rincón es fundamental para que la candidatura de Goic sobreviva a agosto, porque ella misma lo instaló como un tema base, no por capricho –según recalcaron en su entorno– sino por considerarlo un emblema de una discusión de fondo en la falange, sobre los valores que defiende en estos días la colectividad y, unido a eso, terminar con la “autoprotección del sindicato”, como en la DC se le dice a la tendencia de los parlamentarios a cubrirse las espaldas internamente.

Choque mortal

Desde un comienzo la candidata presidencial se alineó con la idea de que el diputado no se repostule, algo que dejó claro, no una, sino muchas veces en explícitas declaraciones al respecto. Cuando el tribunal supremo de la DC exculpó en abril al parlamentario, la timonel dijo que "si de mí hubiera dependido, sí (lo hubiera expulsado), pero no tengo la facultad. Me parece que esto no es jurídico, es ético, y ahí no podemos tener dos discursos", visión que no ha cambiado con los meses, porque el fin de semana reiteró que "eso es el estándar ético que establecimos en el partido; por tanto, ninguna persona podrá ser candidato de la DC si tiene condenas por violencia intrafamiliar, sea quien sea”.

Entre los congresistas que respaldan a Rincón acusan que se está usando al diputado como “chivo expiatorio” para desviar la atención y no hacerse cargo públicamente de los problemas reales que afectan a la campaña de Goic.

Rincón no se ha quedado de brazos cruzados. No solo ha alegado inocencia, apelando a que los hechos en cuestión además ocurrieron hace más de una década, sino que ha movilizado a todas sus redes internas –que no son pocas ni despreciables–, tarea en la que ha estado secundado por su hermana, la ex ministra Ximena Rincón, para alinear delegados a la junta que lo respalden.

El parlamentario salió ayer públicamente a decir que Goic “no ha leído las resoluciones judiciales. Insisto, soy absolutamente inocente (…) cómo es posible que tres resoluciones penales no tengan ningún tipo de valoración o que incluso una sentencia de carácter civil, que algunos quieren mañosamente invocar... desconozcan que esa propia sentencia coincide con las sentencias penales respecto de los hechos imputados".

Estratégicamente agregó que quiere separar las cosas, que Goic tiene “toda la legitimidad a ser candidata presidencial y ella tuvo una junta unánime a nivel nacional que así lo determinó. Yo creo que no deben relacionarse las situaciones de su candidatura presidencial con lo que son las distintas postulaciones al Parlamento".

Algo que es inviable políticamente y que todos saben en la DC. “Ella va a pagar costo político ante la ciudadanía si Rincón sigue siendo candidato”, sentenció un diputado de la tienda, quien recuerda además que el parlamentario en cuestión ya fue éticamente sancionado por el caso de violencia intrafamiliar el año 2005, cuando el partido resolvió no llevarlo de candidato en esas elecciones.

En el entorno de Goic reconocen que “con este tema se nos puede caer la candidatura” y, si eso sucede –advierten–, se abre el peor escenario para la colectividad, porque no tendrán liderazgo y en términos de imagen pública “sería demoledor, porque sería la segunda vez que la DC traiciona a su abanderado”.

Si pierde en la junta nacional, las opciones de Goic son pocas. Si se queda como abanderada, lo mínimo es que renuncie a la presidencia de la DC, pero de todas maneras tendrá que enfrentar un escenario cuesta arriba en las encuestas, como ha sido hasta ahora, y además cargar con el cartel de ser una candidata sin fuerza política para aglutinar a sus propias huestes. Por lo mismo, en la colectividad explicaron que, ante una derrota, es probable que la decisión sea dar un paso al costado de la carrera presidencial y de la conducción de la falange, lo que sería “tocar fondo totalmente para el partido”.

Las razones por las que Goic llegó a este complejo escenario son varias, algunas de su responsabilidad y, otras, del contexto político en que se encuentra. En la DC dicen que uno de los principales pecados de la abanderada fue no abrir espacios en su campaña a todos los sectores del partido, apenas fue ratificada unánimemente en marzo, que se demoró demasiado en dar ese paso, lo que impidió generar vínculo y compromiso con su candidatura, y que, en la práctica, nunca ha aceptado mucha ayuda más allá de su entorno.

El otro error, agregaron entre sus cercanos, fue comprender demasiado tarde la trascendencia que tenía un acuerdo parlamentario con la Nueva Mayoría para sostener su propia candidatura, porque era lo único que evitaría la histeria colectiva que, dicen, impera hoy entre los parlamentarios que deberán pelear su reelección.

A nivel externo, en la DC se lamentan de que la Nueva Mayoría atraviese por su peor momento, más crudo aún que la derrota del año 2009 y el fin de la Concertación, porque su mayor problema es la “falta de mirada a largo plazo” de las actuales directivas de los partidos. “Esta es la peor cosecha de timoneles desde el año 1990”, sentenció un miembro de la mesa directiva de la falange, mirada que incluso es compartida entre las autoridades de La Moneda.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV