miércoles, 22 de mayo de 2019 Actualizado a las 10:23

Giorgio Jackson y Vlado Mirosevic no alcanzan la edad mínima para el 2022

Renovación presidenciable: los otros líderes que dejó la última elección

por 23 noviembre, 2017

Renovación presidenciable: los otros líderes que dejó la última elección
Felipe Kast, Gabriel Boric y Jorge Sharp se levantan como las figuras jóvenes más relevantes que dejaron las últimas elecciones (primera vuelta, parlamentarias y municipales) con miras a una próxima presidencial. Aunque por supuesto están más preocupados de la actual, sus nombres serán claves para definir el relato que vendrá después de la contienda entre Piñera y Guillier.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Para nadie al interior del Frente Amplio (FA) era un misterio que el respaldo que consiguió Jorge Sharp al llegar al municipio en Valparaíso, se iba a traspasar como un exitoso legado a parte de su bloque. De hecho, finalmente, fueron Arica, Santiago, Valparaíso y Magallanes las regiones donde el FA sacó las mejores votaciones con Beatriz Sánchez a la cabeza.

No es coincidencia que sea en esas mismas regiones donde se encuentren los líderes más importantes del bloque y que sean esas figuras las más fortalecidas para enfrentar como oposición al próximo gobierno. “Aunque no estamos pensando en eso, también son las figuras que eventualmente podrían estar en una próxima elección presidencial”, comentan fuentes del conglomerado.

Jorge Sharp (Valparaíso), Gabriel Boric (Magallanes), Vlado Mirosevic (Arica) y Giorgio Jackson (Santiago) son las figuras que más victoriosas salieron de esta última elección presidencial y parlamentaria, pero son los dos primeros quienes podrían hacer un camino hasta La Moneda en los próximos años. Sharp tiene 32 y Boric 31. Es decir, podrían tener 35 años cumplidos cuando se produzca la próxima elección presidencial, un requisito para llegar a conducir el país.

Aunque por ahora el objetivo es cómo capitalizar la alta votación del bloque en las elecciones recién pasadas, según sus cercanos tanto Boric como Sharp saben que podrían ser figuras relevantes en un próximo camino a La Moneda. “No me obsesiona ser Presidente de Chile. Me veo como parte de un grupo de personas que en algún momento va a tener la oportunidad de hacerse cargo del gobierno de este país. Estoy dispuesto a asumir cualquier responsabilidad. Para mí, la política tiene que ver con cuestiones colectivas, con procesos donde hay mucha gente involucrada”, dijo hace unos meses Sharp.

Magallánico de nacimiento y adoptado por el puerto cuando entró a estudiar Derecho, Sharp tiene para su círculo dos grandes virtudes: es convocante y su gestión en Valparaíso, una zona que tenía antiguos caudillos arraigados, puede ser clave en el capital político que alcance cuando termine su período. “Forma parte de una generación con un sello distinto, que no le tiene miedo al poder”, señalan en el FA.

No solo dentro del Frente Amplio surgieron figuras importantes con miras a construir un camino presidenciable. Felipe Kast también salió fortalecido con los últimos comicios y se ha impuesto con un liderazgo (moderadamente) joven en la derecha chilena. Obtuvo una buena votación en La Araucanía, zona por la que salió electo, pero además posee un capital político que “desafía permanentemente”, señalan en su sector. De hecho, en los comicios de Chile Vamos quedó en tercer lugar en la región; sin embargo, igual se aventuró a conseguir un cupo en la Cámara Alta. Y lo consiguió.

A Boric no le gusta mucho hablar del tema, aunque incluso le hicieron un Fanpage en Facebook que se llama “Gabriel Boric, Presidente de Chile”. Con Sharp son amigos desde los tiempos de colegio. En algún periodo compartían leche con plátano en la casa del diputado por Magallanes. Después, comenzaron a compartir ideas, hasta que se encontraron siendo parte del mismo colectivo cuando los pilló la explosión de 2011.

“Sin embargo, dudo mucho que Sharp esté pensando en las próximas presidenciales, más que nada porque, para solucionar todo lo que falta en el puerto, el autonomismo se impuso una meta de dos períodos”, precisan en el Movimiento Autonomista, pero porque también ha sido un referente autocrítico al interior del bloque cuando en mayo de este año hizo un mea culpa que llegó al corazón del Frente Amplio: “El FA no está exento de los peligros de la vieja política. El FA no inventó la rueda en Chile. De repente caemos en una excesiva creencia que en nosotros se inicia el cambio en Chile y no: aquí hay voluntades políticas y sociales que por años han luchado por un Chile distinto”, dijo en revista Qué Pasa.

Al interior del Frente Amplio, también hay quienes piensan que, a pesar de los buenos resultados de ambos, en general los liderazgos están muy verdes para algo así en los próximos años. “Como demostró esta primera vuelta, la crisis de la Concertación es tal, que terminar efectivamente ganando una elección presidencial no es una locura, entonces tendría que ser pensada considerando la posibilidad de ganar y, por lo tanto, tener que gobernar, no solo el tener que hacer una buena campaña o instalar temas y estilos”, comenta una fuente del FA.

El camino de Kast

No solo dentro del Frente Amplio surgieron figuras importantes con miras a construir un camino presidenciable. Felipe Kast también salió fortalecido con los últimos comicios y se ha impuesto con un liderazgo (moderadamente) joven en la derecha chilena. Obtuvo una buena votación en La Araucanía, zona por la que salió electo, pero además posee un capital político que “desafía permanentemente”, señalan en su sector. De hecho, en los comicios de Chile Vamos quedó en tercer lugar en la región; sin embargo, igual se aventuró a conseguir un cupo en la Cámara Alta. Y lo consiguió.

Es Kast, es cierto, pero muy alejado de la figura de su tío José Antonio. “Vivió en Cuba, aunque sea crítico, aunque fuera poco tiempo, pero eso ya lo hace pararse como un tipo distinto”, señalan desde la vereda de sus contendores políticos.

Desde su propio sector manifiestan que está de más analizar por qué cuenta con un potencial que ha transformado en capital político. Ganó dos elecciones difíciles, armó un partido que ya tiene bancada y dos senadores. Además, forzó una primaria.

Fuentes de Chile Vamos afirman que, incluso antes de las elecciones del domingo, Sebastián Piñera tenía claro que, en caso de pasar a segunda vuelta y en la eventualidad de necesitar un relato que apuntara al “centro social”, la figura de Felipe Kast iba a ser crucial, incluso mucho antes de saber cuáles serían los resultados del candidato a senador por La Araucanía.

Por eso, a nadie extrañó que al día siguiente de la elección el ex Mandatario Piñera saliera en la foto flanqueado por Francisco Chahuán y también por Kast. “Va a ser muy importante su rol en el objetivo de Piñera de apuntar hacia el centro”, asegura una fuente de Chile Vamos.

Así como el rol de Felipe Kast puede ser importante en el discurso que construya Sebastián Piñera para llegar a gobernar, también las figuras de Boric y Sharp serán importantes en lo que haga el Frente Amplio con la exitosa votación obtenida el domingo por sus candidatos al Parlamento y por la propia Beatriz Sánchez. “En la interna son voces que pesan mucho. Ya saben que somos capaces de tirar la elección hacia un lado, somos la tercera fuerza política y lo que digan ellos será muy importante para definir el rumbo que tomará el Frente Amplio, aunque por supuesto nunca será convertirse en parte del próximo Gobierno. Siempre seremos oposición”, recalcan en el FA.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV