martes, 28 de enero de 2020 Actualizado a las 03:42

Es uno de los nombres que más suena para el próximo Gabinete

Andrés Chadwick Piñera, el primo del Presidente: redes, poder y dinero

por 18 enero, 2018

Andrés Chadwick Piñera, el primo del Presidente: redes, poder y dinero
Conflictos de interés y reproches por nepotismo, derivados de sus negocios particulares, lazos familiares, una consultora estratégica con Longueira asociada al lobbysta Enrique Correa, y la histórica relación laboral con el penalista Luis Hermosilla, podrían ser un dolor de cabeza para el nuevo gobierno. Ha sido el escudero político de su primo Sebastián Piñera durante sus años fuera de La Moneda, desde la Fundación Avanza Chile.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En todas las listas de posibles ministros que hace días circulan por redes sociales y grupos de Whatsapp, aparece entre los primeros nombres el de Andrés Chadwick Piñera. En su caso, es uno de los pocos que figuran como cartas seguras. El primo de Sebastián Piñera está desde el 2014 al frente de la fundación Avanza Chile, desde donde operó el ex Presidente.

Chadwick debutó en el primer gobierno de Piñera en julio de 2011. El Presidente le pidió reemplazar a Ena Von Baer a cargo de la Segegob. Necesitaba a alguien con más experiencia política.

 Llevaba 20 años en el Congreso, primero fue  elegido diputado en 1989, luego electo senador en 1997 y después  vuelto a elegir en 2005, por ocho años. Período que no completó por llegar a La Moneda, donde después de desempeñarse como ministro del la Segegob asumió como ministro del Interior, en reemplazo de Rodrigo Hinzpeter, cambiándole la cara política a esa administración.

Tiempo suficiente para generar redes transversales. La vieja Concertación sabe que con Chadwick se llega a acuerdos, igual que con Hernán Larraín, así como en la derecha saben que pueden hacerlo con José Miguel Insulza y Carlos Montes.

Del Mapu a la UDI

Pero la habilidad política de Andrés Chadwick, según quienes lo conocen, germinó en otra parte, no en el Congreso. Durante un corto tiempo, a comienzos de los 70, el menor de los hermanos Chadwick Piñera fue parte del Mapu, el partido de ultra izquierda –desgranado de la DC en los años ‘60- integrante de la Unidad Popular, cuyos militantes demostraron con el tiempo tener una muy eficiente vocación de poder, especialmente durante la transición a la democracia.

Andrés Chadwick Piñera es nieto de Roberto Chadwick Castro, dueño de la Hacienda La Compañía en La Serena  El abuelo tuvo cinco hijos y cinco hijas con Adriana Valdés, hija de un senador del Partido Conservador. En esta larga descendencia, Chadwick puede contar entre sus primos a personas cercanas a la dictadura, como María Chadwick, casada con el ex almirante Carlos Cortés, el hijo de ambos fue director de Aduanas en el gobierno de Pinochet. Por otro lado, Lucía Chadwick, se casó con el general Héctor Darrigrandi, y su hijo Roberto Darrigrandi Chadwick fue director de Ferrocarriles del Estado durante los últimos años de la dictadura.

En 2013, cuando Chadwick ya era ministro del Interior, Hermosilla -entre abril y diciembre de ese año- recibió un total de $28.990.000 como pago por una asesoría penal, particularmente para tomar causas relacionadas con el conflicto en la Araucanía, por ejemplo, la querella del gobierno contra el machi Celestino Córdova. Chadwick aún seguía ligado al estudio, “Hermosilla y Chadwick”, pero sólo bajo el régimen de “comunidad de techo”, según su declaración de intereses.

También hay integrantes de la familia que fueron cercanos a la Unidad Popular. Tomás Chadwick Valdés, tío de Andrés, fue senador del Partido Socialista hasta 1973. Su hija Isabel se casó con el sociólogo Claudio Gimeno, detenido en La Moneda y luego desaparecido del regimiento Tacna el 11 de septiembre de 1973.

La rama más poderosa del árbol

Pero los Chadwick que más aparecen en los medios, emparentados directamente con el Presidente electo, provienen de la rama que fundó Herman Chadwick Valdés al casarse con Paulette Piñera, hija de otra relevante familia de La Serena. Paulette Piñera, fallecida a los 96 años en 2011, era hermana de José Piñera Carvallo, padre de Sebastián, y del ex arzobispo de La Serena Bernardino Piñera Carvallo.

Los Chadwick Piñera y los Piñera Echeñique se convirtieron en “los primos más hermanos” entre el resto de la familia. El hecho de que vivieran cerca los mantuvo visitándose constantemente y el lazo se ha mantenido hasta hoy.

Herman Chadwick Valdés, el padre de familia, abogado, forjó su patrimonio primero como notario, desde 1949, y luego, a partir de 1977 (y hasta 1997), como Conservador de Bienes Raíces de Santiago, nombrado en ese cargo por Augusto Pinochet, obteniendo en estas funciones una renta millonaria, tanto que por años fue el principal contribuyente del país persona natural.

Esta posición de privilegio no impidió que Andrés Chadwick Piñera se identificara en un comienzo con la izquierda revolucionaria mientras iba al colegio Verbo Divino, lo mismo que su hermana María Teresa Chadwick, casada con el PS José Antonio Viera-Gallo, ex directora del Conace (actual Senda) durante el gobierno de Lagos.

 Su otro hermano, el actual presidente de Enel y director de Aguas Andinas, Herman Chadwick Piñera, fue alcalde de Providencia designado por Pinochet, candidato a senador dos veces por la UDI, la segunda vez obligado a bajar su postulación en 2001 a pedido de Sebastián Piñera, lo que les significó estar distanciados por varios meses. Este Herman Chadwick, segundo, por así decirlo, es padre de Herman Chadwick Larraín, vinculado al caso Caval, por el que el CDE le pide 11 años de cárcel por el delito de soborno, y recientemente vinculado -junto a Harald Beyer (ex ministro de educación de Sebastián Piñera)-con la caída de la Universidad del Mar

El hombre poderoso detrás de Chile Vamos, sin embargo, no cree que su vasta red familiar que se encuentra unida a la del Presidente electo, implique nepotismo ni conflicto de interés alguno.

“No lo fue en el pasado, no lo ha sido ahora y espero que no lo sea en el futuro. En mi caso personal he tenido algunos cargos públicos, desde hace algunos años, que han sido conocidos y no he cambiado de familia y creo no haber tenido 'focos' de conflictos políticos ni familiares . Ojalá pueda seguir todo igual ... en términos familiares”, explica Chadwick a El Mostrador.

El amigo Hermosilla

Andrés Chadwick Piñera entró a la universidad siendo de izquierda. Pero la inspiración definitiva le llegaría en la Escuela de Derecho de la Universidad Católica, en 1974, donde conoció al profesor de Derecho Jaime Guzmán Errázuriz, a quien comenzó a frecuentar el segundo semestre del primer año de clases, convirtiéndose en uno de sus alumnos más cercanos.

En este grupo también estaban el actual senador de la UDI Juan Antonio Coloma, José Miguel Olivares y Luis Hermosilla, que entonces militaba en las Juventudes Comunistas. Desde entonces ha mantenido una profunda amistad con el penalista –conocido en tribunales como el señor de los pasillos- que incluye una sociedad en el estudio de abogados que fundaron hace más de 30 años y que Chadwick sólo suspendió mientras estuvo en el gobierno de Sebastián Piñera.

En los 80, Hermosilla se alejó del círculo de Guzmán para vincularse con gente de la Vicaría de la Solidaridad, y en este contexto fue abogado de la familia de José Manuel Parada, víctima del Caso Degollados. Pero al morir Jaime Guzmán en 1991 fue el abogado de su familia y a fines de esa década se declaró adherente de Joaquín Lavín en la elección presidencial de 1999.

En abril de 2013, cuando Chadwick ya era ministro del Interior y aún seguía ligado al estudio “Hermosilla y Chadwick”, pero –según ha explicado- sólo bajo el régimen de “comunidad de techo”, Hermosilla se adjudicó $25.900.000  como pago por una asesoría penal, particularmente para tomar causas relacionadas con el conflicto en la Araucanía, por ejemplo, la querella del gobierno contra el machi Celestino Córdova. Este contrato fue firmado por el entonces subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Tres meses después, se celebró una modificación de contrato, que elevó el valor de los servicios profesionales de Hermosilla a casi $29 millones, ahora para tramitar causas penales en las que intervenga el ministerio del Interior. Esta modificación de julio de 2013 fue firmada por el propio Andrés Chadwick.

En diciembre del mismo año, y ya terminando el periodo del Presidente Piñera, se celebró un tercer contrato entre Hermosilla y la cartera que entonces lideraba su socio en el estudio de abogados, esta vez por $44 millones. Su labor consistía en lo mismo del primer contrato, asesorar al ministerio del Interior en las causas penales tramitadas en la Región de la Araucanía.

Otro contrato con Hermosilla fue en relación a la causa por sobreprecios en insumos para el plan Frontera Norte de la Subsecretaría del Interior, aunque en ese momento se dijo que los honorarios para el abogado habrían sido pagados personalmente por el subsecretario de entonces, Rodrigo Ubilla.

Cabe recordar que Luis Hermosilla también estuvo vinculado al caso SQM, como asesor de la minera y abogado de uno de los gerentes, Patricio de Solminihac, hermano del ex ministro de Piñera, Hernán de Solminihac.

Para Chadwick la contratación de Hermosilla se trata de un hecho de público conocimiento y recuerda que esa situación fue consultada directamente al Contralor de la época, Ramiro Mendoza, y contaron con la debida toma de razón. “El objeto del contrato fue la querella presentada por el ministerio del Interior por el dramático crimen del matrimonio Lucksinger Mackay. Este terminó cuando finalizó el juicio oral obteniéndose una condena para el imputado de 18 años de presidio, la más alta sanción obtenida hasta hoy por las situaciones de terrorismo o violencia extrema en la zona de la Araucanía”.

Del mismo modo, el ex ministro del interior descarta que su amistad con Hermosilla pueda significar algún tipo de conflicto. “Hoy día, además, como es de público conocimiento, no ejerzo mi profesión de abogado y no tengo ninguna relación profesional con mi amigo Luis Hermosilla, a quien considero un muy buen penalista y que prestó un excelente servicio profesional al Estado de Chile, en una causa por un crimen atroz y que aún permanece abierta”.

El lobby que no resultó

En marzo de 2014, Andrés Chadwick Piñera, una vez concluido el gobierno de Sebastián Piñera, anunciaba su privatización. La idea de aprovechar su extensa red de contactos se materializaba en una idea: armar una agencia de “comunicación estratégica” con Luis Hermosilla y Pablo Longueira, que volvía a la luz pública después de que –según se ha dicho- una fuerte depresión le hizo abandonar su candidatura presidencial.

Al poco tiempo, esta nueva oficina, definida por el propio Chadwick como una agencia “boutique”, con pocos pero bueno clientes, tenía su equipo armado con los ex subsecretarios Claudio Alvarado y Loreto Seguel, además de otros profesionales, como las periodistas Claudia del Solar y María José Gómez, esta última histórica estrecha colaboradora de Chadwick (recientemente renunciada integrante del directorio de TVN en un cupo de la derecha).

Pero al parecer tanto tonelaje político asustó al mercado y en junio de ese año los socios anunciaban un “acuerdo de entendimiento”, gestionado por Moisés Valenzuela -mano derecha del lobbysta Enrique Correa- con Imaginacción, mediante el cual los socios del nuevo emprendimiento contribuirían en los asuntos donde Correa admitía tener menos experiencia.

Copra S.A.

En febrero de este año, Chadwick se vio salpicado por la investigación de la fiscalía en el caso SQM luego de que la secretaria de Longueira, Carmen Luz Valdivielso, declarara que se pagaron dineros para campañas de la UDI desde la sociedad Copra S.A., entre cuyos socios originales estuvo Andrés Chadwick Piñera (y al salir éste, siguió su señora) , y que hoy pertenece mayoritariamente a Luis Cordero Barrera, otro de los fundadores de la UDI y actualmente uno de los propietarios de la Universidad San Sebastián.

De acuerdo al libro Los Magnates de la Prensa de María Olivia Mönckeberg, la sociedad Copra S.A. había ingresado en 1991 a la propiedad de la UNAB. Cinco años antes, era formada por Andrés Chadwick, Pablo Longueira, Andrés Serrano y Luis Cordero. A mediados de 1990, aparecían como socios, además de Cordero, los ingenieros gremialistas Ignacio Fernández y Marcelo Ruiz, "inseparables desde sus tiempos universitarios, y las esposas de Longueira, Chadwick y Andrés Serrano", detalla Mönckeberg.

Millonario patrimonio

El patrimonio de Andrés Chadwick, según sus declaraciones de intereses, de cuando fue senador y ministro, se concentra en dos sociedades millonarias.

Por un lado, Inversiones Chaco, en la que declara un patrimonio de $820 millones. Esta sociedad tiene como activos propiedades por un total de $360 millones, además de acciones por otros $340 millones, pagarés a terceros por $108 millones y y otros temas menores. Chadwick tiene un 50% de participación en esta sociedad.

Pero el grueso de su patrimonio proviene de la Inmobiliaria “La Viña”, una sociedad “colectiva civil” con activos por más de $ 9 mil millones basados en 32 departamentos de la calle Camino San Francisco de Asís 50 en Las Condes y otros 9 en otras direcciones de alta plusvalía en la misma comuna, además de dos oficinas.

Chadwick participa en Inmobiliaria La Viña con un 12,5% del total, lo que corresponde a 1225 millones, según la declaración de intereses que entregó cuando ingresó al gabinete de su primo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Haciendo aguas

Envíada por Juan Carlos Cisternas Friz | 27 enero, 2020

Cartas al Director

Noticias del día

TV