domingo, 9 de diciembre de 2018 Actualizado a las 02:27

PAÍS

Drama ambiental en Quintero: todas las miradas apuntan a ENAP y empresa se defiende

por 24 agosto, 2018

Drama ambiental en Quintero: todas las miradas apuntan a ENAP y empresa se defiende
Avalado por el Gobierno, el intendente aseguró que la autoridad cuenta con “evidencias concretas” contra la compañía. Sin embargo, la empresa emitió una declaración pública en la que señala que “todas las investigaciones que hemos realizado muestran que ENAP no es responsable de estos lamentables sucesos”. La jornada de este viernes ha sido agitada en Quintero, con fuertes protestas ciudadanas. Manifestantes cortaron la ruta que conecta con Ventanas y atacaron oficinas de Gasmar y Codelco. Senador Girardi, por su parte, recordó el "lobby y las presiones" de la cuprífera estatal [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La Empresa Nacional del Petróleo (ENAP) está en el ojo del huracán a raíz de los graves episodios de contaminación registrados en la zona de Quintero y Puchuncaví que se encuentra bajo alerta amarilla. El Gobierno y la Intendencia de Valparaíso han apuntado sus dardos contra la compañía y le ordenó suspender sus faenas por emisión de gases tóxicos. Sin embargo, la firma estatal se defiende.

“Hemos podido detectar que en ENAP se han realizado faenas que podrían estar emitiendo estos gases tóxicos. Por esta razón hemos decretado el cierre inmediato de todas aquellas faenas de ENAP que puedan estar produciendo los gases que hoy afectan a la población de Quintero”, anunció este viernes la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien enfrenta en terreno su primer gran conflicto ambiental en sus primeras semanas de vuelta al gabinete.

El intendente de la Región de Valparaíso, Jorge Martínez añadió que “tenemos evidencias concretas que algunas tareas que estaba realizando ENAP en su planta local ha generado emisión de contaminantes del tipo que ha causado intoxicación en la zona (…) se emitieron contaminantes que no están autorizados”, dijo, añadiendo que la decisión se basó en la vulneración de decretos supremos del Ministerio de Salud por parte de la empresa.

Pero ENAP salió al paso de los dardos del Gobierno. Tras evaluar el complejo escenario, la compañía emitió una declaración pública alrededor de las 17:30 horas, en la que expresa que “todas las investigaciones que hemos realizado muestran que ENAP no es responsable de estos lamentables sucesos (…)  En caso de que las investigaciones confirmen que ENAP no tiene responsabilidad en los hechos, tomaremos todas las acciones que nos permitan reparar el grave daño reputacional que ha significado para nuestros colaboradores y nuestra empresa”.

Suspensión de actividades

Tras una serie de actividades de fiscalización, la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) ordenó medidas provisionales a ENAP tras fiscalización de Terminal Marítimo de Quintero, como la clausura de los estanques T5104 y T5109 ubicados al interior de los terrenos de ENAP en Quintero, los cuales se encuentran desde hace algunos días en labores de mantención; retiro y confinamiento de todos los residuos oleosos resultantes de las labores de mantención señaladas en el número anterior, tanto en los sistemas de tratamiento como en los dispositivos de acumulación de dichos residuos; además, monitoreo y reporte de Hidrocarburos Totales y Sulfuro de Hidrógeno durante el proceso recién indicado.

“Hemos acatado la medida de control preventiva dispuesta por la Superintendencia del Medio Ambiente de suspender las labores de mantención de dos estanques ubicados en el Terminal”, respondió ENAP, sin embargo al mismo tiempo precisó que la firma “no cuenta con chimeneas que generen emisiones constantes cuya concentración sea capaz de atravesar la bahía y llegar al centro de la ciudad”. Es más, sostiene que “los tres compuestos que habrían afectado a la comunidad (isobutano, nitrobenceno y metilcloroformo) no se almacenan, producen o se utilizan en las instalaciones de ENAP en Quintero”.

En ese contexto, la Superintendencia advirtió que el trabajo de fiscalización para identificar responsables ha sido “altamente complejo”, debido a la “existencia de numerosos establecimientos industriales de gran escala ubicados uno al lado del otro”, además varios de ellos “son potencialmente capaces de producir las emanaciones que han afectado a la población” y por último “las emanaciones que provocaron los problemas corresponden a eventos de muy corta duración pero de alta intensidad”.

En este sentido, la entidad ordenó citar a declarar a los representantes legales de los establecimientos ubicados en el área afectada que “poseen procesos y/o desarrollan acciones que pueden ser generadoras de los episodios de contaminación ocurridos en la zona”.

Jornada de protestas

La jornada de este viernes ha sido agitada en Quintero, con fuertes protestas ciudadanas contra varias de las empresas del cordón industrial de la zona que las organizaciones acusan de contaminantes, y la entrega de un petitorio en La Moneda.

La comunidad señala que estos episodios registrados los días martes 21 y jueves 23 de agosto, que han dejado casi 200 menores intoxicados, representan “emergencia ambiental y de salud más grave en la historia de los 54 años de esta zona de sacrificio”.

Los manifestantes cortaron la ruta que conecta Quintero con Ventanas para protestar por los episodios ambientales registrados esta semana, y atacaron oficinas de Gasmar y Codelco Ventanas.

A través de un comunicado, la Federación de Trabajadores del Cobre, FTC, expresó su repudio ”al uso de la violencia por parte de personas ajenas a la División Ventanas, aunque comprende la preocupación de la ciudadanía por la situación medio ambiental en la Bahía de Quintero”.

Chahuán apunta a ENAP y Girardi a Codelco

El senador RN Francisco Chahuán, por su parte se fue en picada contra ENAP. “Lo anticipamos ayer. Había varios antecedentes que hacían suponer que la emanación de materiales contaminantes provenía de la empresa ENAP. El cierre de las faenas de manera indefinida es solo el primer paso”, indicó.

El parlamentario fue más allá y aseguró que “ENAP debe responder, es decir debe haber cambios radicales. ENAP ha contribuido a generar una deuda del Estado de Chile con Puchuncaví y Quintero y debe contribuir a pagar esa deuda. Antes fue Codelco y ahora fue ENAP”.

Sin embargo, el senador PPD Guido Girardi, presidente de la Comisión de Salud del Senado, exigió la clausura y la recalificación de impacto ambiental de todas las empresas de Quintero y Puchuncaví.

“El Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) debe exigir una recalificación de impacto ambiental a las empresas, porque así lo establece la ley cuando existen procesos de saturación, como el que vive esta zona”, dijo.

El senador recordó que “Codelco y ASE Gener no cuentan con Resolución de Calificación Ambiental, porque son anteriores a la dictación de la ley 19.300, lo que resulta incomprensible, pues no pueden garantizar que están funcionando en buenas condiciones”.

Además, agregó que “tampoco existe una norma de azufre para episodios agudos, ni norma de arsénico -uno de los 10 contaminantes con mayor potencialidad cancerígena- así como de contaminantes en suelo, por el lobby y presiones de Codelco”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV