jueves, 14 de noviembre de 2019 Actualizado a las 08:18

PAÍS

Isla Riesco: el otro foco de conflicto de interés que afecta a la ministra Schmidt

por 27 septiembre, 2018

Isla Riesco: el otro foco de conflicto de interés que afecta a la ministra Schmidt
La crisis en Quintero-Puchuncaví, el rechazo a suscribir el Acuerdo de Escazú y la aprobación del uso de tronaduras en la Mina Invierno en Isla Riesco, tienen contra las cuerdas a la gestión ambiental del Gobierno de Sebastián Piñera y a su principal cara visible, la ministra Carolina Schmidt. Es más, en el bufete que representa a la mina de los grupos Angelini y Von Appen trabajan su hermano, un ex subsecretario del Medio Ambiente y un ex director regional del SEA.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La aprobación del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de Magallanes del uso de tronaduras en Isla Riesco para extraer carbón, agudizó las críticas contra la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, complicada desde hace más de un mes por la falta de soluciones para la crisis ambiental de Quintero-Puchuncaví. Pero, más grave aún, el vuelco del SEA hizo estallar un nuevo foco de conflicto de intereses que complica a la ex gerenta de Copesa.

La minera de los grupos Angelini y Von Appen trabaja con el estudio de abogados Schultz & Carrasco, una firma que hasta hoy tiene en sus filas al ex director del SEA de la Región de O’Higgins, Edesio Carrasco; al ex subsecretario de Piñera del Medio Ambiente, Rodrigo Benítez; y a Rodrigo Schmidt Zaldívar, hermano de la propia secretaria de Estado.

Desde el mundo ambientalista comentaron a El Mostrador que el asunto es “gravísimo”, y coordinarán acciones con parlamentarios para exigir explicaciones de la autoridad, sobre todo en un contexto de doble estándar ambiental del Gobierno, donde la figura de la ministra aparece también empañada por el rechazo del Gobierno a suscribir el Acuerdo de Escazú en la ONU, pese a los compromisos contraídos a nivel internacional.

El tema se suma a otro conflicto de intereses que tiene abierto Carolina Schmidt, porque la Contraloría Regional de Valparaíso debe pronunciarse ante un requerimiento presentado en su contra por los diputados Daniel Verdessi (Democracia Cristiana) y Diego Ibáñez (Frente Amplio), por las “posibles contravenciones al principio de probidad”. El foco en este caso es Oxiquim, una de las empresas del parque industrial de Quintero-Puchuncaví, firma que tiene como presidente del directorio a Fernando Barros Tocornal, amigo personal del Presidente Sebastián Piñera y socio durante casi 20 años de Gonzalo Molina, el esposo de la ministra.

Consultado el Ministerio del Medio Ambiente sobre el eventual conflicto de intereses en que incurriría la ministra al tener a su hermano trabajando en la firma que asesora a la empresa que, recientemente, obtuvo la autorización del SEA para realizar polémicas tronaduras en el estrecho de Magallanes, desde esa cartera se apresuraron en responder que el hermano de Schmidt ya no trabajaba en el bufete y que se había desvinculado de la empresa cuando la ex gerenta de Copesa asumió como secretaria de Estado. Rodrigo Benítez, ex subsecretario del Medio Ambiente, quien también descartó, en su caso, algún conflicto de intereses, no obstante pasar directamente del ministerio a trabajar a una oficina especialista en la asesoría a empresas con conflictos medioambientales, como Mina Invierno, señaló –sin embargo– a El Mostrador, que Rodrigo Schmidt aún trabajaba allí, pero que por esta situación se iría a fin de mes. "De hecho, justo hoy es su despedida", agregó.

La titular del Medio Ambiente en su momento calificó de “discusión pequeña” las vinculaciones por el caso Oxiquim. Ahora, en el caso de la Mina Invierno, en fuentes oficiales comentan que hablar de conflicto de intereses es aventurado, tomando en cuenta que las decisiones del SEA corresponden a un ente autónomo, independiente de la cartera. Además, hasta la fecha, la ministra no ha tenido que pronunciarse en ninguna instancia sobre temas relacionados con el conflicto en Isla Riesco.

Los plus de Schultz & Carrasco

Schultz & Carrasco tiene oficinas en Isidora Goyenechea, en pleno corazón de Sanhattan, y se constituyó en 2014 al unirse Edesio Carrasco y Carlos Schultz. Es presentado como un bufete “boutique” que tiene como áreas de trabajo el Derecho Corporativo, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Derecho Laboral y Controversias y Litigios.

“Asesoramos a nuestros clientes en el desarrollo de sus proyectos de generación eléctrica, minería, tratamiento de aguas servidas y el desarrollo de proyectos inmobiliarios tanto en su regulación ambiental como en la definición de sus respectivas estrategias de desarrollo”, reza la presentación en el quiénes somos de su sitio web.

En su pool de clientes se cuentan, además de Mina Invierno, el proyecto Vespucio Oriente AVO1, la minera Sierra Gorda, la eléctrica Mainstream y el grupo japonés Mitsui.

El eje del bufete es Edesio Carrasco, abogado de la PUC, con amplia experiencia como gestor de intereses (y/o lobbista) en el ámbito medioambiental y académico. De hecho, acaba de publicar el libro Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental. Análisis y resolución de casos prácticos, de Ediciones DER, donde aborda “el derecho ambiental a partir del SEIA de manera práctica” e invita a “pensar soluciones y defenderlas”.

Antes de instalar su propio estudio, Carrasco trabajó en la administración de Sebastián Piñera, precisamente en la cartera del Medio Ambiente, y luego fue director regional del Servicio de Evaluación Ambiental en O’Higgins y jefe de la Unidad de Litigios y Fiscal de la misma entidad hasta comienzos del año 2014.

Tiene una larga relación laboral con Rodrigo Benítez, el ex subsecretario que tuvo un fugaz paso de 3 meses en Medio Ambiente, cartera a la que renunció en junio pasado, tras públicas desavenencias con la entonces ministra de esa cartera, Marcela Cubillos.

El nombre de Benítez aún no aparece en la web de Schultz & Carrasco, pero claramente su fichaje representa todo un plus para el estudio. De hecho, en la web de Chambers and Partners, publicación de referencia para los estudios de abogados, se señala que los clientes “destacan al socio Rodrigo Benítez por su experiencia en mandatos ambientales y porque puede aprovechar su experiencia trabajando en el sector público para asesorar a las empresas sobre las mejores estrategias que deberíamos tener y sobre la mejor manera de lograr nuestros objetivos".

En el equipo de Schultz & Carrasco también figura Rodrigo Schmidt. Es egresado de la PUC, al igual que Carrasco, pero a diferencia de los otros rostros del bufete, el hermano de la ministra del Medio Ambiente no ha tenido experiencia en el mundo público. Su trayectoria ha estado concentrada en el ámbito privado, en empresas como Indumotora y CCU, además de un paso por estudios jurídicos en Nueva York.

Schmidt se incorporó en octubre de 2015 al bufete y es socio miembro del área Corporativa y de Fusiones, Adquisiciones, y se halla a cargo del área de Libre Competencia.

Consultado el Ministerio del Medio Ambiente sobre el eventual conflicto de intereses en que incurriría la ministra al tener a su hermano trabajando en la firma que asesora a la empresa que, recientemente, obtuvo la autorización del SEA para realizar polémicas tronaduras en el estrecho de Magallanes, desde esa cartera se apresuraron en responder que el hermano de Schmidt ya no trabajaba en el bufete y que se había desvinculado de la empresa cuando la ex gerenta de Copesa asumió como secretaria de Estado.

Rodrigo Benítez, ex subsecretario del Medio Ambiente, quien también descartó, en su caso, algún conflicto de intereses, no obstante pasar directamente del ministerio a trabajar a una oficina especialista en la asesoría a empresas con conflictos medioambientales, como Mina Invierno, señaló –sin embargo– a El Mostrador, que Rodrigo Schmidt aún trabajaba allí, pero que por esta situación se iría a fin de mes. "De hecho, justo hoy es su despedida", agregó.

Con posterioridad, fuentes oficiales del ministerio corrigieron la información y afirmaron que, en agosto pasado, al momento de asumir la cartera, Carolina Schmidt transparentó que su hermano era socio de una firma especialista en temas ambientales y mineros, pero que estaba en proceso de búsqueda de nuevos horizontes laborales. En la página web de Schultz & Carrasco, hasta hoy, Rodrigo Schmidt figura todavía como parte de la firma, al igual que en su perfil en la red profesional LinkedIn. Su alejamiento oficial de Schultz & Carrasco –según informaron– se concretará este viernes 28 de septiembre, 50 días después de la designación de su hermana como ministra.

 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV