sábado, 23 de marzo de 2019 Actualizado a las 14:39

PAÍS

Carlos Peña: ex partidarios del Sí no abandonaron a Pinochet sino que buscan “travestirlo” en padre de la democracia

por 9 octubre, 2018

Carlos Peña: ex partidarios del Sí no abandonaron a Pinochet sino que buscan “travestirlo” en padre de la democracia
"El entusiasmo del Sí por la continuidad de Pinochet (¿será necesario recordar quién era el dictador y lo que había hecho?); la tolerancia hacia la Junta (cuyos poderes se extenderían por casi un año más); la proscripción de las ideologías de orientación marxista (¿se olvidó tan rápido la democracia protegida?) se han transformado de pronto en una opción por la democracia que merece ser celebrada", explicó el columnista.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A través de una carta al director publicada en El Mercurio, el rector de la UDP, Carlos Peña, se refirió nuevamente al plebiscito del No, expresado en su última columna, "La falsificación del Sí".

Uno de sus lectores me obliga a profundizar en la falsificación del Sí -a la que me refería en mi última columna- y el sentido profundo que posee", señaló, explicando que en "La novela familiar del neurótico", Freud explica "de qué forma cuando los hijos descubren los defectos de sus padres, elaboran alambicadas fantasías acerca de su infancia para ocultar ese hecho que, a la luz de su maduración, les parece intolerable".

"Eso es exactamente lo que ocurre a ciertos miembros de la derecha con el Sí a Pinochet que, con tanto fervor, al igual que ese lector suyo, ex ministro del dictador que parece arrepentido, manifestaron hace treinta años. Han cambiado su opinión y ahora tratan de cambiar su pasado", afirma.

"El entusiasmo del Sí por la continuidad de Pinochet (¿será necesario recordar quién era el dictador y lo que había hecho?); la tolerancia hacia la Junta (cuyos poderes se extenderían por casi un año más); la proscripción de las ideologías de orientación marxista (¿se olvidó tan rápido la democracia protegida?) se han transformado de pronto en una opción por la democracia que merece ser celebrada", agregó.

"El problema, como el propio Freud conjetura, es que toda esa fantasía encubridora no es en realidad un abandono de Pinochet, sino una forma torcida e inconsciente de exaltarlo, de travestirlo en padre posible de la democracia que hoy tenemos!", finalizó.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV