sábado, 24 de octubre de 2020 Actualizado a las 20:18

PAÍS

El choque de Monckeberg con Vallejo por las 40 horas: ministro propone fusión y diputada acusa guerra contra su proyecto

por 7 agosto, 2019

El choque de Monckeberg con Vallejo por las 40 horas: ministro propone fusión y diputada acusa guerra contra su proyecto
La postura rígida que mantenía el Gobierno y, en especial, el ministro de Trabajo, Nicolás Monckeberg con respecto a su proyecto de flexibilidad laboral se ha visto, paradójicamente, flexibilizada tras la reunión que sostuvo el lunes con personeros de Chile Vamos. Hoy el mensaje es otro, dejando la puerta abierta para una fusión con el proyecto de la oposición, quienes plantean reducir la jornada de 45 a 40 horas. De hecho, dijo que "ojalá que se produzca ese acuerdo, lo estoy impulsando, porque esa mixtura es lo que es nuestro proyecto. Es reducción de jornada con flexibilidad laboral". Pero desde la vereda del frente, a priori, no están las condiciones para un acuerdo, ya que la diputada del Partido Comunista, una de las impulsoras de la iniciativa, indicó que el Gobierno les declaró la guerra.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Durante esta mañana, el ministro de Trabajo, Nicolás Monckeberg siguió defendiendo el proyecto del Gobierno que busca flexibilidad laboral y, de paso, volvió a criticar al proyecto de la oposición, el que busca reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas. Aunque esta vez, lo hizo con matices.

"No se ha preguntado lo que está verdaderamente en discusión. Si usted le pregunta a cualquier chileno, incluido a mí, ¿quiere rebajar su jornada? Por supuesto que sí,  ¿quién dice lo contrario? De hecho nosotros proponemos una reducción a la jornada de trabajo. Digamos las cosas como son. El proyecto de la diputada Camila Vallejo propone una reducción de la actual jornada rígida laboral (…) de 45 a 40 horas y no incorpora ninguna flexibilidad ni adaptabilidad. Nosotros proponemos una reducción de la jornada a 41 horas promedio a la semana, esa palabra promedio es muy importante”, dijo esta mañana.

“Esto es matemática, no es opinión, 41 horas a la semana. Cómo se llega, muy simple: el año –hasta dónde yo entiendo- tiene 12 meses, 52 semanas. 180 horas al mes por 12, dividido por 52 semanas es 41. Ni Mandrake el Mago me va a cambiar las matemáticas. Esto es matemática, no es opinable”, agregó en declaraciones a radio Universo.

Pero cuando fue consultado sobre si ambos proyectos podrían fusionarse, Monckeberg dejó la puerta abierta: “no tenemos ningún inconveniente y hemos promovido, con claridad, que nosotros sí podemos rebajar la jornada de trabajo en Chile. Pero fundamental a eso es que mejoremos la productividad”.

“Y el factor principal que mejora la productividad en todos los países que han rebajado la jornada, mire lo que le voy a decir… Todos, no hay un país en el mundo que haya rebajado la jornada, ni los más desarrollados, manteniendo la rigidez de la jornada laboral”, explicó.

“El problema del proyecto de la diputada Vallejo es que reduce la jornada pero mantiene toda la rigidez, en eso creemos que le hace daño a muchas empresas. Pero si ud. reduce la jornada de trabajo pero introduce elementos que mejoren la productividad, por ejemplo la flexibilidad laboral, que mejore la productividad de las pymes y la calidad de vida del trabajador, por supuesto que hay un punto de encuentro”, agregando que "estamos dispuestos a conversar con todos los puntos a favor y los problemas, (…) le quiero decir que nosotros estamos pensando ni siquiera en las encuestas, estamos pensando en el bien de Chile”.

“Ojalá que se produzca ese acuerdo (entre ambos proyectos), lo estoy impulsando, porque esa mixtura es lo que es nuestro proyecto. Es reducción de jornada con flexibilidad laboral. Así que si se produce un escenario de acuerdo bienvenido por los trabajadores, bienvenido por Chile, bienvenido por todos”, sentenció.

Declaración de guerra

Desde la vereda del proyecto que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas, la diputada Camila Vallejo hizo oídos sordos al llamado de paz del ministro Monckeberg. Incluso se aventuró a decir que el titular de la cartera de Trabajo le declaró la guerra.

"Que lástima que el Gobierno le haya declarado la guerra a #40Horas y sigan haciendo lo imposible por frenarlo... Cómo se nota que están desesperados por defender a los grandes empresarios; en vez de mejorar la calidad de vida de las y los trabajadores!!", indicó a través de su cuenta de Twitter.

También salió al paso de las críticas tras las declaraciones de su compañera, Karol Cariola, quien dijo que no cuentan con estudios que fundamenten los efectos que tendrá esta reducción de la jornada laboral. La parlamentaria aseguró que "sí hay" estudios sobre el tema.

"Se publicó en Ciper hace un tiempo un artículo de economistas que conformaron el centro de estudios OPES y según la teoría neoclásica de la economía, que se utiliza por economistas de distintos colores políticos, genera un aumento del 5%- 6% del empleo. Estamos hablando entre 200 mil y 300 mil puestos de trabajo a propósito de la elasticidad de la demanda", indicó.

La autora del proyecto, que ya fue aprobado en general en la comisión de Trabajo, sostuvo que "tiene que ver con una base de cálculo según la teoría neoclásica económica y eso para nosotros es positivo", aunque recalcó que "es una proyección obviamente"."Lo más importante es que cuando en Chile se redujo la jornada labora de 48 a 45 horas no hubo problemas en el empleo", añadió la diputada Vallejo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV