miércoles, 11 de diciembre de 2019 Actualizado a las 05:55

PAÍS

Una nueva Constitución: la señal política que espera el mundo social

por 30 octubre, 2019

Una nueva Constitución: la señal política que espera el mundo social
Dirigentes sociales de diversos sectores coinciden en que no ha bajado, ni bajará la intensidad de la movilización. Aseguran que el despliegue ciudadano va a continuar hasta que se alcance el compromiso de demandas estructurales, donde el cambio gabinete del Presidente no fue una de ellas, ya que en la práctica no hubo un ajuste sustancial en carteras sensibles como Salud, Educación y Transporte, en el que sus ministros son parte del problema y no de la solución. No tienen legitimidad, afirman. Los dirigentes sociales, sí coinciden en que una señal política clara de parte del Gobierno sería el anuncio categórico que se abren los caminos hacia una nueva Constitución Política del Estado.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde que comenzó la Revuelta de Octubre en todo Chile la consigna política para varios dirigentes y ciudadanos en la calle fue que el Gobierno debía hacer un profundo cambio de gabinete. La cara visible de este ajuste mayor era Andrés Chadwick que resistió la presión ciudadana durante más de una semana. Pero incluso en el oficialismo, personas como Evelyn Matthei o Manuel José Ossandón, pedían un cambio sustancial en el gabinete, una señal de apertura social incorporando a personas más representativas de la diversidad social.

Pero nada de eso ocurrió. El cambio no surtió el efecto esperado y las manifestaciones del lunes por la Alameda, que incluyó incidentes violentos en la esquina de Santa Rosa y la estación Baquedano del Metro, fueron una prueba categórica. La intensidad con las exigencias sociales se expresan en la calle no aparece amainar, es más dirigentes sectoriales del mundo social afirman que el movimiento no se detendrá hasta que se comprometan cambios sustanciales. El más importante entre estos y que ha generado consenso, desde estudiantes hasta trabajadores, es que se abran los caminos para una nueva Constitución, ya sea a través de Asamblea Constituyente o Plebiscito.

Es la señal política que están esperando.

Movimiento por capas

Ilustrativa es la opinión de los estudiantes secundarios, que fueron los que iniciaron el estallido con las estaciones evadiendo el pago del Metro en protesta por el alza de tarifas.

Valentina Miranda, presidenta de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios parece tener perfectamente claro lo que viene de aquí en adelante, en términos de movilización social.

Creo que la gente va a seguir en las calles, porque esto es una revolución, esto es una revuelta, son 46 años desde la dictadura militar. Lo que necesita Chile hoy es un cambio de sistema y si no vamos a una Asamblea Constituyente, donde los agentes sociales y la gente más vulnerable tenga la oportunidad de escoger las leyes que los gobiernen, esto no va a parar. Si eso no ocurre, la gente va a salir a marchar igual por un Chile más justo y equitativo, la juventud sobre todo”, dice.

Miranda enfatiza que el cambio de ministros no tuvo ningún efecto, si la intención era bajar la presión del ambiente. “Si bien el cambio de gabinete podía servir para descomprimir un poco el malestar, sigue siendo lo mismo. No cambió el Ministro de Salud, no cambió la Ministra de Transporte, la Ministra de Educación, que han sido los que han estado en la palestra este último tiempo, que le han faltado el respeto a todo el pueblo de Chile”.

En eso coincide el Presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar, quien apunta a que la permanencia de Marcela Cubillos es parte del problema y que sigue pendiente de solución. “Es como las sillitas musicales, que cambiaron de un lado para el otro nomás, y el perfil sigue siendo el de un gabinete neoliberal, continuista. Particularmente esto es muy claro en Educación, donde sigue una ministra que ha estado fuertemente cuestionada, que ha tenido pésima relación con el mundo educacional, no solo con nosotros. Sino también con los estudiantes, con los rectores, con el Congreso. Ella representa esta línea dura, de arrogancia, prepotencia, de no escuchar”, dice Aguilar.

Los ministros para seguir marchando

Tampoco fue bien recibido el ajuste en la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) Emilia Schneider, presidenta de la organización cree que “Este cambio de gabinete es solo en Interior, el resto es un enroque y no hay cambios en áreas importantes como Educación, Salud, Transporte. Por eso vamos a seguir marchando”, asegura.

Mario Aguilar y Nolberto Díaz, vicepresidente de la CUT afirman que luego de la movilización en La Moneda de este martes, se espera una huelga general convocada por los gremios para este miércoles.

Aquí se trata de cambiar las leyes, de cambiar el salario mínimo, de cambiar las pensiones. Y la respuesta está en la calle. Carabineros dispara mientras los estudiantes y trabajadores están protestando. Aquí no hay normalidad, hay anormalidad. Basta ver lo que está pasando en la calle para darse cuenta el desastre que tiene el señor Piñera en el Gobierno. Van a seguir las movilizaciones y esperamos el miércoles llevar adelante un paro general”, afirma Nolberto Díaz.

Una de las permanencias que más sorprende al mundo social es la del Ministro de Salud Jaime Mañalich, representante del sector que concentra parte de las demandas más urgentes de la ciudadanía. Así lo explica Gabriela Flores, presidenta de la Confederación de Trabajadores de la Salud Municipal (CONFUSAM)

Se mantiene en el gobierno al señor Mañalich, un tipo irreverente, burlesco, que sigue al frente de la Salud entregando más recursos a los privados. No se está escuchando el clamor de la gente. No hay respuesta del ministerio respecto de aumentar los recursos de financiamiento a la salud pública. Mantienen su política de reforzar a las isapres y entregar recursos a las cadenas de farmacias coludidas”, enfatiza.

En el mismo sentido rechaza el cambio de ministros el dirigente social del Colectivo Alternativo Renca, Mario Orellana.

“Creo que el cambio no aborda nada de las demandas que se están dando en la calle. Solo una excepción puede ser la salida de Andrés Chadwick, y la entrada de Gonzalo Blumel, un golpe fuerte de Evopoli en el gobierno que puede significar alguna mejora en el diálogo en otro tono. Pero quedaron muy al debe. Hay dos ministerios que son parte de las fuertes razones de que el movimiento está en la calle. Primero, educación. Debieron sacar a Marcela Cubillos y poner a otra persona. Segundo, dada la contingencia en salud, con todo el gremio en paro, no tocaron a Jaime Mañalich que es un caso que debió abordarse con más fuerza.  “El desafío es como se negocia con estas autoridades que yo creo que no van a dar el ancho, a excepción de Blumel que podría hacer algo. También hay que esperar la salida de los subsecretarios porque se viene ese cambio”, agrega.

Todos los dirigentes sociales consultados coinciden en que no hubo ningún cambio estructural, por lo tanto las movilizaciones van a seguir, tal vez no de manera tan multitudinaria pero si con suficiente fuerza para inquietar la pretendida normalidad. “Creo que el cambio de gabinete es para limpiar la imagen del Gobierno en estos últimos dos años, pero hoy Chile está sumergido en una crisis político social y también de institucionalidad. El Gobierno no saca nada con cambios de gabinete si el problema es el sistema como tal. No sacan nada con cambios en el Ejecutivo si siguen reforzando el sistema que la gente tanto quiere cambiar”, dice Valentina Miranda de la Cones.

Parafernalia Hollywoodense

Gabriela Flores de la Confusam reconoce que sus demandas exceden el ámbito de la salud. “Este Gobierno perdió el norte en no escuchar el clamor de Chile. No solo estamos por salud, sino por lo que Chile está solicitando: una Asamblea Constituyente, que se respeten los Derechos Humanos, que verdaderamente haya un cambio estructural en nuestro país”, dice

Mientras que desde la CUT, Nolberto Díaz enfatiza que la organización sigue en alerta. lo que nos interesa es una agenda social. No cuantos ministros se quedan o cuantos se van. Este es un juego de salón de la política, rechazamos este cambio de gabinete, seguiremos movilizados hasta escuchar una propuesta realmente estructural”, dice.

Mario Orellana afirma que “Esto no calma los ánimos. La sensación de normalidad es una parafernalia marquetera muy hollywoodense.Eso tiene que ver con la visita de los representantes de la ONU y Anmistía. Los medios de comunicación han hecho lo suyo y de alguna manera han logrado el objetivo, en las poblaciones ya no se está caceroleando tanto como antes, pero si creo que las movilizaciones en el centro de Santiago se van a intensificar”

Emilia Schneider presidenta de la Fech enfatiza que el malestar es mucho más profundo para que pueda ser aplacado con anuncios cosméticos. “Las últimas manifestaciones dejan super claro que ningún cambio de gabinete va a hacerse cargo del malestar social. Son 15 20 años de movilización en contra de la privatización de derechos como la educación, la salud, las pensiones y las condiciones indignas del trabajo. Lo que se escucha hoy desde el mundo social es que esto se puede solucionar con una nueva Constitución”; concluye.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Joker

Envíada por Camila González V | 10 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV