viernes, 28 de febrero de 2020 Actualizado a las 13:06

PAÍS

Squella fustiga rol de Allamand y Chahuán en debate constituyente: “Están pensando en sus propias candidaturas presidenciales”

por 28 enero, 2020

Squella fustiga rol de Allamand y Chahuán en debate constituyente: “Están pensando en sus propias candidaturas presidenciales”

Crédito: Universidad de Valparaíso

En un llamado a toda la clase política de cara al plebiscito constituyente, el abogado, filósofo y Premio Nacional de Humanidades pidió a todos los sectores “un poquito más de generosidad”. En ese contexto, volvió a criticar la “voltereta” de Allamand -quien pasó del Apruebo al Rechazo en cuestión de semanas- y dijo que si bien “hay grave responsabilidad en los violentistas y dirigentes políticos que los apoyan, también hay una grave responsabilidad en los políticos que están usando esa violencia en favor propio para tratar de sacar ventaja (…) de cara al único plebiscito constitucional de verdad que va a tener Chile en más de 200 años como independientes”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una nueva crítica a la clase política, en especial a los senadores RN Andrés Allamand y Francisco Chahuán por su postura en cuando al proceso constituyente, formuló el abogado, filósofo y Premio Nacional de Humanidades Agustín Squella.

A juicio del intelectual, ambos parlamentarios “usan la violencia para beneficio propio”, dado que están pensando "en sus propias candidaturas presidenciales".

“Hay grave responsabilidad en los violentistas y dirigentes políticos que los apoyan, pero también hay una grave responsabilidad en los políticos que están usando esa violencia en favor propio, que creen que esto puede abonar a una supuesta candidatura presidencial”, dijo Squella en Radio Infinita.

El intelectual insistió, señalando que “estoy criticando lo que ellos han hecho, cambiando de opinión tras 15 días, dando como excusas que llamaron a las bases de RN, no a las bases, a los dirigentes regionales, para testear como andaba la cosa a favor del Rechazo o a favor del Apruebo, e inclinarse de ese lado pensando en sus propias reelecciones o candidaturas presidenciales”.

Vías de solución

A juicio del abogado, los grupos en Plaza Italia “se imponen porque el control del orden público en las calles no es de la gente ni las minorías, es de la Policía y el Gobierno. Lamentablemente nuestras policías han quedado al descubierto de su debilísima capacidad profesional para enfrentar desórdenes que a veces llevan adelante en las calles un grupo de personas”.

Pero si bien asume que “hay minorías violentas pero también hay sectores completos de la política chilena. Pienso en los 7 senadores que escaparon del acuerdo de la Constitución y que están no ellos siendo agentes de violencia, tampoco están apoyándola en las calles, pero están haciendo algo muy feo: usar la violencia para beneficio propio”.

Respecto a las vías de solución para el estallido,  Squella se pregunta “¿cómo nos paramos o seguimos parando, porque esto va a durar años? ¿Cómo hacemos para mantener frente a minorías violentas una tranquilidad de espíritu? Estamos obligados a practicar una cierta mesura y serenidad y no dejarnos llevar por violentistas, pero tampoco por aquellos, como en la derecha y la izquierda, se valen de la violencia como pretexto, sin ser ellos violentos, para tratar de sacar ventaja de cara al plebiscito constitucional más importante, el único plebiscito constitucional de verdad que va a tener Chile en más de 200 años como independientes”.

“Lo peor es que no aprendemos de los errores del pasado, cuando enfrentamos el plebiscito de 1988, se repitió en todos los tonos que si el gobierno militar perdía el plebiscito sería un descalabro para el país. Cuando asumió Patricio Aylwin lo mismo. Lo mismo con Ricardo Lagos. Con Bachelet igual, que se dijo que nos llevaría a ser Venezuela”, añadió.

Por eso, en un llamado a toda la clase política, Squella advirtió que se trata de “un momento histórico muy inusual en el país. Tomémosle el peso de una vez. Un poquito más de generosidad. Por último, si no es un poco de generosidad con su adversario político, con el país. Estamos todos en el mismo saco. Salvo algunos descabellados, vamos a seguir viviendo acá”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV