lunes, 21 de septiembre de 2020 Actualizado a las 03:29

PAÍS

Los intentos de la UDI por contener el conflicto que le desató la sede fantasma de Bulnes 80

por 11 marzo, 2020

Los intentos de la UDI por contener el conflicto que le desató la sede fantasma de Bulnes 80

Crédito: Agencia UNO

La presidenta de la colectividad, Jacqueline van Rysselberghe, insistió en desligar al partido del funcionamiento de la sede de calle Bulnes 80, y sostuvo que “nosotros averiguamos qué es lo que se sabía de esto y la verdad es que las personas que estaban ahí no son militantes de la UDI. Y si hubiese alguna persona que incite a la violencia o incurra en acciones violentas lo vamos a pasar al Tribunal Supremo del partido”. A la par, evitó polemizar con la principal carta presidencial del partido y de la derecha, Joaquín Lavín, quien elevó el tono y exigió explicaciones a la mesa. “Compartimos con Lavín que la violencia hay que condenarla en todos lados”, dijo la senadora. El diputado Coloma, en tanto, también dio explicaciones e insistió en que “no es una sede oficial” de la UDI. Sin embargo, admitió que “yo he estado ahí, no hace mucho tiempo atrás, en una conversación sobre el Rechazo”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La polémica por la sede de Paseo Bulnes 80 le sigue penando a la Unión Demócrata Independiente (UDI). Esta mañana, la presidenta del partido, Jacqueline van Rysselberghe, intentó dar explicaciones, aunque insistió en desligarse de la propiedad de esa oficina que –según el diputado Jorge Alessandri y registros de redes sociales- efectivamente opera como sede comunal de la tienda gremialista.

Según la versión de la senadora, “nosotros averiguamos qué es lo que se sabía de esto y la verdad es que las personas que estaban ahí no son militantes de la UDI. Y si hubiese alguna persona que incite a la violencia o incurra en acciones violentas lo vamos a pasar al Tribunal Supremo del partido”.

La sede UDI quedó al decubierto luego de la difusión de unos videos que muestran al lugar como virtual fábrica y bodega de los escudos utilizados por elementos violentistas de las marchas del Rechazo.

Los videos provocaron además un conflicto interno en el gremialismo, al punto que el alcalde de Las Condes, Joaquín Lavín, elevó el tono y exigió explicaciones a la mesa. “Es una vergüenza lo que pasó en sede Bulnes 80 donde personas arman escudos, enseñan a hacerlos, guardan implementos. Son quienes también se han manifestado en Las Condes vestidos violentamente; cascos, palos... Es una obligación del partido saber cómo pasó esto y quiénes están detrás”, dijo.

Sin embargo, Van Rysselberghe evitó polemizar con la principal carta presidencial del partido y de la derecha, señalando que “compartimos con Lavín que la violencia hay que condenarla en todos lados”.

La difusión de los videos complica a la UDI, porque el eventual nexo con los grupos que actúan en las marchas organizadas en el barrio alto y han protagonizado hechos violentos contraviene todo el discurso que ha tratado de instalar el gremialismo de apoyo a la paz y la no violencia en medio de la crisis.

Si bien la presidenta del partido insiste en desligarse de la administración de la sede partidaria, ratificando así lo que planteó la UDI en su declaración de ayer donde se afirma “el lugar no es una sede financiada con dineros públicos ni por el partido, su versión se sigue contraponiendo con lo que ha planteado el diputado Alessandri, quien ha asegurado que “efectivamente ahí funciona la oficina del partido a nivel comunal de Santiago Centro”.

En el gremialismo señalaron a El Mostrador que la oficina efectivamente está arrendada por dos militantes del partido, quienes se hicieron cargo del alquiler, luego de que un “histórico” del partido fundado por Jaime Guzmán dejara de arrendarla, pero no recibe financiamiento de la colectividad.

Sin embargo, varios registros en redes sociales evidencia que efectivamente el inmueble funciona como sede comunal del gremialismo:

Coloma: "Yo he estado ahí"

El tema también fue abordado por el diputado gremialista Juan Antonio Coloma. En un panel del matinal "Buenos Días a Todos" de TVN, el parlamentario fue emplazado por el  socialista Camilo Escalona, quien le hizo ver que “en ningún local del PS se prepara a la gente para que usen manoplas, escudos, armas retractiles y garrotes”.

La respuesta del parlamentario gremialista fue que este lugar “no es una sede oficial de la UDI, sí es verdad que hay un grupo de militantes que se junta ahí para realizar reuniones, y lo que vamos hacer es que vamos a sancionar con la máxima fuerza si hay militantes de la UDI involucrados”, aunque dijo desconocer en qué van dichas indagatorias.

Coloma incluso admitió que “yo he estado ahí, no hace mucho tiempo atrás, en una conversación sobre el Rechazo”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV