domingo, 24 de mayo de 2020 Actualizado a las 18:31

PAÍS

La propuesta de mil ventiladores que Mañalich descartó, mientras los hospitales siguen comprando por goteo

por 22 abril, 2020

La propuesta de mil ventiladores que Mañalich descartó, mientras los hospitales siguen comprando por goteo
El 3 de abril la empresa AAACC, distribuidora de insumos y equipamiento médico desde China, contactó al ministro Mañalich y ofreció 1.200 ventiladores de uso invasivo, con stock disponible para su compra en Shanghái, pero hasta el momento su propuesta no ha tenido contestación. Una situación que se habría replicado con otros proveedores nacionales y extranjeros, los que no se explican la postura del titular de la cartera de Salud, ya que los hospitales públicos y privados siguen comprando pequeñas cantidades de ventiladores. Entre el 8 y 20 de abril se han comprado 66 ventiladores por trato directo a distribuidores locales, mientras hay 13 en espera por ser aprobados y otros han sido arrendados, la mayoría para centros de salud de regiones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, está en el ojo del huracán. Su estrategia de “nueva normalidad” para enfrentar la pandemia del COVID-19, ha sido blanco de cuestionamientos transversales, al mismo tiempo que es criticado por haber generado la incertidumbre respecto a la dotación de ventiladores mecánicos para la Red Asistencial, debido a las versiones contradictorias que ha entregado sobre una supuesta donación de ventiladores por parte del gobierno chino, algo que el propio embajador del gigante asiático en Chile, Xu Bu, ha desmentido en dos oportunidades.

Lo cierto es que la única donación proveniente de China sería la de 400 ventiladores mecánicos, que fueron comprados por la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), por un valor de $14 mil millones a la fábrica Chen Wei y China Meheco CO, que deberían comenzar a llegar a fines de abril y durante mayo, según informaron desde la CPC.

Según logró indagar El Mostrador, entre la última semana de marzo y mediados de abril, distintos proveedores e intermediarios de insumos médicos, nacionales e internacionales, han intentado tomar contacto con el ministro Jaime Mañalich y su equipo, para ofrecer la disponibilidad de ventiladores mecánicos invasivos y no invasivos, test de PCR e insumos como pecheras, guantes y mascarillas, con “stock disponible”, una frase que no es muy recurrente en medio de la guerra por insumos. Estos ofrecimientos, según señalan fuentes cercanas a su gabinete, “ni siquiera son visados o respondidos por el ministro”.

Un estilo que ya era advertido por los empresarios de la industria médica, en el reportaje “La falla estratégica de Mañalich para abastecer de insumos al mejor sistema de salud del planeta”, publicado el 2 de abril en El Mostrador. Chiu-Ling Wang, presidenta de la compañía estadounidense África América Asia Consulting Corporation (AAACC), que comercia insumos médicos importados desde China, comentó que estaban esperando la respuesta del ministro Mañalich a una oferta de ventiladores mecánicos con entrega en un plazo de 4 a 5 días.

Contactados nuevamente por este medio, desde AAACC señalan que el 3 de abril se envió otra propuesta al correo del ministro Mañalich, en la que le explican la existencia de 1.500 ventiladores con disposición inmediata para retiro en Shanghái, China.

La oferta correspondía a 1.200 ventiladores VG70 de la fabricante de Beijing, Aeonmed, más 300 ventiladores de emergencia, modelo Shangrila 510, de la misma empresa, cada uno por un valor aproximado de US$50 mil a US$57 mil. Propuesta que habría sido entregada a otras autoridades del país. Según la firma, nunca obtuvo una respuesta, razón por la que los ventiladores para UCI habrían sido vendidos a Estados Unidos, Kuwait e Israel.

Chiu-Ling Wang explica cómo funciona el actual proceso de compra de ventiladores médicos y otros productos, en el caso de AAACC. "El cliente respectivo realiza un pedido de una cantidad determinada de productos. Tras la colocación de la orden, se establecerán el programa de producción y tiempo estimado de entrega. Si el cliente está satisfecho con las especificaciones del programa de producción y de entrega, entonces van a enviar 85% inicial de pago inicial. Una vez que los productos están listos para enviar, el 15% restante es debido. Las mercancías estarán listas dentro de 7-10 días para el envío; y el tiempo de entrega depende de la disponibilidad de la productora. AAACC también sugiere que, si es posible, los clientes aseguren el transporte o utilicen un avión del Gobierno para recoger la mercancía, debido a las circunstancias sensibles en que nos encontramos".

El Mostrador se contactó con el Minsal para saber si había tenido contacto directo con empresas intermediarias para la compra de ventiladores y contestaron que “no podemos hacer mención a esos detalles” y que no harán “referencia al origen de los ventiladores, en la línea de lo que ha dicho el ministro”. Pero fuentes desde el ministerio aseguran que estas propuestas de “índole informal” no pueden tener respuesta, deben ser estudiadas.

Según el CO de una empresa intermediaria de insumos médicos, que opera para Centroamérica y EE.UU., encontrar suministros en China a baja escala es una hazaña “difícil” de lograr. “El mercado está saturado, hay que comprar grandes cantidades de ventiladores e insumos para lograr captar la atención de las industrias en Shanghái o Beijing”, explica.

Otro empresario local del rubro, detalla que a esto se suman las “indicaciones” que estaría dando el gobierno Chino para priorizar algunos destinos y rezagar otros, como ocurrió con Brasil, luego de que el hijo del presidente Jair Bolsonaro señalara que China escondía el origen del coronavirus. Además, las industrias del país asiático estarían dando prioridad a los despachos encargados después del 20 de marzo, debido a que el precio tras esa fecha ha llegado a duplicar el valor original de los insumos.

Por otra parte, los precios de los ventiladores siguen subiendo. Así, en Alibaba.com se puede observar los movimientos del mercado de ventiladores médicos, nuevos, usados y refaccionados. En algunos casos, los ventiladores mecánicos para UCI llegan a superar los US$65 mil, equivalentes a más de 55 millones de pesos chilenos por unidad. Según las reseñas del sitio para las empresas distribuidoras, miles de ventiladores son vendidos a diario.

Un país vecino que ya registra dos vuelos hacia China en la búsqueda de insumos es Argentina. Este lunes 20 llegó el segundo vuelo de Aerolíneas Argentinas, el cual utilizó la misma ruta del avión de LAN que trajo las donaciones de la Fundación Luksic para enfrentar la pandemia. El presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani explicó que la operación del vuelo duró cerca de 55 horas y arribó al aeropuerto de Shanghái. Ceriani agregó además que el próximo lunes saldrá el tercer vuelo y que las próximas salidas están programadas para el 28 de abril y los días 4, 6 y 9 de mayo, según indica el medio Infobae.

En el país trasandino también se había hablado de una donación de 1.500 ventiladores desde China, pero el ministro de Salud, Ginés González, aclaró que “no compró respiradores” porque tiene “un stock importantísimo” y que han distribuido más de 600 ventiladores de producción nacional. Desde la Cancillería de Argentina explican a El Mostrador que el Ministerio de Salud está coordinando de manera centralizada las compras en China, mientras que las donaciones están siendo coordinadas por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Los hospitales siguen comprando ventiladores

Dentro de la estrategia para afrontar la crisis por el COVID-19, el 1 de abril el ministro Jaime Mañalich instruyó al subsecretario Arturo Zúñiga para que tomara control de manera central de todos los ventiladores mecánicos disponibles en la red de salud pública y privada. Esto, porque se asumió que la falta de este insumo era el talón de Aquiles de Chile para enfrentar la pandemia, y agregó que se habían distribuido 46 ventiladores mecánicos nuevos a las regiones de Valparaíso, Metropolitana, Ñuble, Biobío, Los Lagos y Magallanes.

A pesar de este control centralizado y la distribución de ventiladores importados entre las regiones más desabastecidas, los centros de salud regionales han mantenido las compras directas. Es más, este lunes 20, el Gobierno Regional de Los Ríos solicitó la compra de 13 “ventiladores UCI” a la empresa PV EQUIP S.A., dedicada a la importación y comercialización de equipos médicos. Cada equipo tiene un valor de $21,9 millones más IVA, resultando una compra total por $338.793.000.

Desde el 8 de abril se ha aprobado la compra de 66 ventiladores por trato directo a empresas y clínicas nacionales que distribuyen equipos médicos, la mayoría de ellos para uso invasivo en adultos. Pero no solo se han comprado, sino que también se han arrendado 20 ventiladores para adultos y de uso pediátrico, según consta en el registro de Mercado Público, hasta el 20 de abril.

El Servicio Metropolitano Sur Oriente compró tres equipos de “ventilador mecánico Trilogy 100 Phillips Respironics”, que son utilizados para terapia invasiva y no invasiva, y en algunos casos pueden ser portátiles, por un total de $49.266.000, a Kineprohome Limitada, empresa que se dedica a la asistencia y apoyo de tratamientos kinesiológicos en el hogar.

A través de la modalidad “administración de fondos de tercero”, desde el 17 de abril, el Servicio de Salud de Coquimbo espera que se confirme la compra, por trato directo, de seis ventiladores mecánicos al centro kinesiológico Kinmaster de Antofagasta. Cada “kit” por un valor de $28.182.000 más IVA, dando un total de $201.219.480. El 13 de abril, el mismo servicio ya había adquirido seis ventiladores a la misma compañía, por un total de $236.288.780, compra que aparece como “aceptada” en Mercado Público.

El mismo día, el Servicio de Salud de Arica compró, vía trato directo, de manera “urgente” a través de los fondos del GORE, 29 ventiladores mecánicos “invasivos y no invasivos COVID-19”, cada uno por un valor de $26.965.000 más IVA, lo que da un total de $930.562.150, también a la empresa proveedora de equipo médico International Clinics S.A., ubicada en Huechuraba.

El 9 de abril, el sistema central compró, para el Hospital San Pablo de Coquimbo, seis ventiladores mecánicos, más compresores de aire medicinal, a la empresa Hemisferio Sur S.A., por un total de $197.774.416. El servicio central de salud compró asimismo otros seis ventiladores bajo la nominación "Ventiladores Mecánicos Ex HRA-Covid 19", para el Servicio de Salud de Antofagasta, a la empresa Andover Alianza Médica S.A., por un total de $90.449.520. El mismo día, al Servicio de Salud de Coquimbo le aceptaron la compra de siete ventiladores mecánicos de uso intensivo pediátrico o de adultos, por un valor de $219.495.500, a la empresa distribuidora Plusmedical.

El 8 de abril, se aprobó la compra de nueve ventiladores mecánicos de uso intensivo para el Hospital Regional de Coyhaique, solicitados por el Servicio de Salud regional. A través de fondos extrapresupuestarios, se pagó $246.758.400 a la empresa Hemisferio Sur S.A., costando cada ventilador $23 millones aproximadamente. Una compra que aún no figura como aprobada, es una solicitada por el sistema central de salud. Se mandó a revisión la compra de seis ventiladores de uso invasivo para el Hospital de Aysén, a través de “fondos extrapresupuestarios”, con una orden de compra por un total de $242.858.770, a la empresa Andover Alianza Médica S.A., dedicada a la venta de equipos médicos.

En cuanto a las órdenes para “arriendo” de equipos de ventilación, durante el mes de abril se registran varias. El 14 de abril, el Servicio de Salud O’Higgins pagó $147.300.000 a la proveedora de insumos y equipos médicos MEDIPLEX S.A. por el arriendo de 10 ventiladores mecánicos para adultos y pediátricos, para nutrir las unidades de pacientes críticos de la Red Hospitalaria de la región.

El 15 de abril, el Hospital de Quilpué solicitó el pago del arriendo mensual de tres ventiladores por un total de $12.060.460 a la prestadora de servicios e insumos médicos Healthcare Chile Spa. El 17 del mismo mes, el Hospital El Salvador arrendó siete ventiladores de cuidado intensivo pediátrico a la empresa proveedora de equipos médicos International Clinics S.A., teniendo cada ventilador un costo de 23.472.694, dando un total de $195.527.541. Cabe recordar que, entre las medidas adoptadas por el Minsal para dotar de mayor cantidad de ventiladores, está la conversión de 200 ventiladores de pediátricos a adultos.

El Mostrador consultó al Minsal respecto a estas compras de ventiladores por parte de hospitales y el servicio central de salud, y su respuesta fue la misma: “Detalles del tema de los ventiladores no se está entregando”. Ahora bien, “en términos generales –agregaron– siempre los recintos están generando compras de insumos y equipamiento para su funcionamiento”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV