martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 10:35

PAÍS

Estudio del PNUD sobre capacidad de respuesta al Covid-19 revela fuerte brecha sanitaria de Chile versus países más desarrollados

por 29 abril, 2020

Estudio del PNUD sobre capacidad de respuesta al Covid-19 revela fuerte brecha sanitaria de Chile versus países más desarrollados

Crédito: Agencia UNO

Indicadores tales como el nivel de pobreza, la capacidad sanitaria, el acceso a Internet y a servicios de protección social permiten obtener una imagen de la gravedad con que la crisis del COVID-19 podría afectar a 189 países, destaca el organismo de la ONU. Si bien Chile tiene una baja vulnerabilidad económica inmediata, los datos en materia sanitaria llaman la atención: Chile tiene un promedio de 22 camas de hospital, 8 médicos y 9 enfermeras por cada 10 mil personas. La diferencia con los indicadores de los países más desarrollados —los ubicados en la categoría de desarrollo humano muy alto— es fuerte, porque estos tienen un promedio de 55 camas de hospital, más de 30 médicos y 81 enfermeras por 10 mil personas. De todos modos, a favor de Chile juega el hecho de que el sistema obtiene comparativamente buenos resultados sanitarios con un bajo gasto en salud per cápita, destaca experto del PNUD.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un estudio realizado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) sobre la capacidad de respuesta de los países ante el Covid-19 reveló que Chile, aunque se trata un país menos vulnerable en términos económicos que otros de la región, enfrenta importantes desafíos en términos de desigualdad y de escasez de recursos de salud.

El informe revela que Chile aparece levemente por encima del promedio en América Latina y el Caribe (8,0%) en el gasto en salud como porcentaje del PIB, con un 8,5%. Sin embargo, sus indicadores en términos de dotación de personal de salud e insumos materiales están por debajo tanto de la media de los países con el mismo nivel de desarrollo como de algunos de la región.

Chile tiene un promedio de 22 camas de hospital, 8 médicos (la mitad del promedio de Latinoamérica) y 9 enfermeras por cada 10 mil personas (un quinto de la cifra regional y un noveno de la de países con similar IDH).
En este contexto, la brecha con los indicadores de los países más desarrollados —los ubicados en la categoría de desarrollo humano muy alto— es fuerte, porque estos tienen un promedio de 55 camas de hospital, más de 30 médicos y 81 enfermeras por 10 mil personas.

Sin embargo, el investigador del PNUD, Matías Cociña explicó a Emol que si bien “estas cifras aparecen mucho más bajas que en los otros países de nivel muy alto de desarrollo humano, estos datos hablan de recursos y no necesariamente de qué tan bien funciona el sistema porque el sistema chileno, el cual obtiene comparativamente buenos resultados sanitarios con un bajo gasto en salud per cápita”.

Otros datos

Al medir la vulnerabilidad económica inmediata ante la crisis, la conclusión es que Chile “está menos expuesto que otros países, que dependen muy fuertemente de variables económicas que se van a impactar fuertemente”, como las remesas que provienen del extranjero y los gastos de turistas internacionales dentro del país.

Ambas variables representan en el caso chileno un porcentaje menor de su PIB: el turismo internacional representa actualmente el 1,3% del PIB y las remesas desde el extranjero apenas un 0,02 del mismo.

Sin embargo, el estudio reveló que Chile enfrenta un escollo clave que es el de desigualdad, un tema a tomar en cuenta debido a que las consecuencias económicas de la pandemia pueden golpear con mayor fuerza en la población vulnerable.

Según la última medición del Índice de Desarrollo Humano (IDH), Chile se ubica en el puesto 42 de 189 países con un valor de 0,84, que lo sitúa en el grupo de países de desarrollo humano muy alto y se sitúa en el primer lugar de Latinoamérica.

Sin embargo, cuando ese índice se corrige por desigualdad, considerando el nivel de ingresos, educación y esperanza de vida de la población, el índice chileno baja a 0,67, una pérdida de un 20,5% del total.

En otro ámbito, debido a los confinamientos generalizados la brecha digital se ha acentuado más que nunca, pero en el caso chileno al menos el dato duro es favorable.

En el mundo hay 6.500 millones de personas (85,5% de la población) que todavía carecen de una conexión fiable a Internet de banda ancha, lo que restringe su capacidad para trabajar y continuar con su educación.  En Chile hay 17,4 conexiones de banda ancha fija por cada 100 personas comparado con el 12,8 de los países de América Latina y el Caribe, además de 1,34 teléfonos móviles per cápita versus 1,03 de la región.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV