viernes, 18 de septiembre de 2020 Actualizado a las 21:29

PAÍS

La importancia de la conversación para enfrentar la crisis chilena

por 29 agosto, 2020

La periodista Mariella Rossi, cofundadora de Más Consciente, y Alfredo Zamudio, director del Centro Nansen para la Paz y el Diálogo, con base en Noruega, participaron junto al Director Ejecutivo de El Mostrador, Federico Joannon de una nueva charla del ciclo “Herramientas Comunicacionales para enfrentar la crisis chilena”, realizado en conjunto entre la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica y El Mostrador.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La segunda jornada del ciclo "Herramientas Comunicacionales para enfrentar la crisis chilena”, realizado en conjunto entre la Facultad de Comunicaciones de la Pontificia Universidad Católica y El Mostrador, Alfredo Zamudio, director del Centro Nansen para la Paz y el Diálogo y a periodista Mariella Rossi, cofundadora de Más Consciente, profundizaron sobre "La importancia de la conversación para enfrentar la crisis chilena",

Alfredo Zamudio contó que cuando los pueblos que tienen quiebres en sus confianzas, comienzan a conversar nuevamente, lo primero que hacen es decidir de qué crisis se está hablando, porque cada uno tiene sus propias visiones de lo que los divide.

Indicó además que el Centro Nansen sólo enseña a cómo organizar conversaciones y a veces a facilitar procesos de conversaciones. “No damos soluciones, pero sí compartimos las buenas prácticas de otros lugares”, indicó.

Zamudio aclaró que el diálogo no es una transacción, y agregó que existen claras diferencias entre diálogo, negociación, mediación y debate: “El diálogo”, argumentó, “es un espacio para construir confianza, para hacerle un espacio al otro.”. “En el debate son tantos los que gritan que podemos perder los susurros de quienes sí tienen que ser escuchados”. Comentó que el diálogo permite la “realización de las conversaciones incómodas” las que “no necesariamente son para ponernos de acuerdo, sino que para converger en algo nuevo”.

A su vez, la periodista Mariella Rossi y siguiendo el planteamiento de Zamudio expresó que “las conversaciones son formas de coordinar nuestro convivir, articular nuestros propósitos”.  Recordó que “el origen etimológico de la palabra conversar es dar vueltas en unión. “Y la imagen que se me viene es la de la danza. Lo que necesito primero es la concentración, es decir estar presente, con todo mi ser”, comentó, y agregó: “El escuchar es lo que le da sentido al hablar, es una oportunidad de conectar y nutrirse. Esto porque los juicios y las etiquetas no permiten abrirse al otro”, recordó también que el escuchar necesita diferenciar entre hechos, necesidades y sentimientos.

Ante la consulta de cómo el país podría realizar una buena conversación con miras a octubre que traerá el aniversario del primer año del “estallido social” y el plebiscito para cambiar la Constitución, Alfredo Zamudio indicó que hay muchas opciones para enfrentar un momento de conflicto pero es importante preguntarse ¿Cómo llegamos acá, qué nos pasó, qué te dolió? Y tal vez cuando le damos espacio a eso, lleguemos al punto de poder hablar de ¿Qué hacemos ahora? No hacer nada puede ser legítimo por el dolor que existe, otra opción es regresar al conflicto, y una tercera puede ser empezar el camino a la reconciliación. Este camino no necesariamente es ponerse de acuerdo en todo, sino que aprender que, aunque seamos distintos podemos compartir los espacios”. Añadió que “una conversación eficiente es la que nos transforma, si es que se logra escuchar”.

La Araucanía: “No ha habido una escucha desde las necesidades”

Respecto a lo que está sucediendo en La Araucanía, el director del Centro Nansen recordó que “han pasado más de 500 años donde no ha habido una escucha desde las necesidades y los sentimientos. Tenemos que reencontrarnos y saber de qué estamos hablando. Y eso es con todos los pueblos originarios”. Luego reflexionó que en las crisis actuales que están afectando a los países de América Latina “hay mucho dolor”, a lo que se sumarán las consecuencias del cambio climático. Y advirtió: “Se tiene que hacer algo, tenemos que empezar a entender cómo hacerlo, a compartir el espacio y a co- crear. Si no lo hacemos no estamos aprendiendo de lo que nos pasó antes”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV