martes, 20 de octubre de 2020 Actualizado a las 03:35

PAÍS

La arremetida de Matthei que incomoda a la UDI

por 23 septiembre, 2020

La arremetida de Matthei que incomoda a la UDI
Ha ido subiendo en las encuestas desde que a finales de agosto dijo que estaba disponible para una candidatura presidencial. Si bien es cierto que la balanza entre dirigentes, "coroneles" y parlamentarios la balanza se inclina a favor de Joaquín Lavín, en la UDI explicaron que en las bases y entre los denominados dirigentes sin grandes pretensiones de cargos, el anuncio de Matthei les hizo mucho sentido, porque son militancia con una “creciente y profunda” desafección con el discurso y estrategia socialdemócrata de Lavín. Un espacio que, dijeron, "Evelyn vino a llenar”. La alcaldesa de Providencia tiene plazo hasta enero para tomar una decisión, ya que a mediados de ese mes vence el plazo para inscribir las candidaturas ante el Servel para las municipales de abril. Hasta entonces, tiene a toda la dirigencia UDI anotando como evolucionan sus números y si estos se transformarán o no en un dolor de cabeza para Lavín.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Tiene una personalidad fuerte, fama de tener un estilo político directo que saca ronchas y como reconocen en la propia derecha, no estaba en los planes de nadie en la UDI. Por eso, la irrupción de la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, en el escenario presidencial, no solo desordenó el panorama presidencial para los dirigentes del gremialismo, sino que abiertamente les incomoda esta "nueva carta" en competencia que puede terminar complicando al eterno abanderado del partido, el mediático edil de Las Condes, Joaquín Lavín.

En la UDI explicaron que para ver la incomodidad que ha generado "la Evelyn", basta detenerse en el impase que tuvo la timonel del partido, Jaqueline van Rysselberghe, quien en una entrevista el domingo 20 de septiembre en La Tercera descartó de plano la posibilidad de una primaria en el gremialismo para zanjar una contienda entre Matthei y Lavín. Palabras que obligaron a la senadora a tener que dar explicaciones en la colectividad, pues sus dichos fueron  rápidamente interpretados como una forma de poner la “lápida” a las pretensiones presidenciales de la ex ministra del Trabajo.

Los cercanos a la timonel no solo se han dedicado estos días a desmentir esa posibilidad, sino que para salir del embrollo que implica una posible competencia entre ambos alcaldes gremialistas, desde ahora la versión oficial de la UDI será que sólo el Consejo General del partido tiene la facultad de decidir sobre una posible primaria o descartarla como opción.

Ese error de la senadora van Rysselberghe, explicaron en la UDI, da cuenta del complicado momento en que se encuentra la actual directiva con el tema presidencial, uno ante el cual -agregaron- no tiene claridad sobre cómo lo va a resolver. Por ahora, se habría optado por tratar de instalar la idea de llegar a las primarias de Chile Vamos con dos candidatos, Matthei y Lavín, tal como zanjó la misma disyuntiva RN el año 2017 cuando al entonces candidato, Sebastián Piñera, se le instaló competencia interna con el senador, José Manuel Ossandón, quien le hizo la vida a cuadritos en esa primera parte de la campaña. En el gremialismo dijeron que esa fórmula puede ser vista como una salida de “sentido común” para cerrar un flanco complejo.

La alcaldesa Matthei ha sido clara con los suyos. Les ha dicho que sólo va a seguir en la carrera presidencial si es que su candidatura es competitiva, esto no quiere decir -explicaron- que deba superar a Lavín para toma una decisión final, pero sí necesariamente acortar la brecha de la percepción, que la gente crea que ella tiene opciones, única forma de sortear el efecto centrífuga que corre a favor del edil de Las Condes.

No hay que olvidar que la UDI ha navegado políticamente hace más de año y medio con el norte claro de la candidatura presidencial de Lavín, que hasta hace poco había liderado sin contrapesos todas las encuestas y quien por razones estratégicas había tomado "cierta distancia" con el gremialismo, precisamente para tener la libertad para apuntar al electorado de centro que es reticente al gremialismo, algo que le permitió al edil de Las Condes desmarcarse de la postura oficial de rechazo al retiro del 10% de las AFP o declararse socialdemócrata.

Más allá que a no pocos les caían como piedra las diferentes declaraciones de Lavín, la estrategia del gremialismo estaba clara y se cumplía casi a raja tabla: evitar cuestionar al alcalde de Las Condes públicamente y atribuir a la diversidad interna las discrepancias públicas que mostraba con el partido, todo bajo el entendido que mientras más electorado puede abarcar Lavín mejor para la UDI. “Da lo mismo de qué color es el gato, mientras este cace ratones”, era la consigna interna que aplicaba la directiva de la colectividad.

Pero eso cambió radicalmente desde finales de agosto. Matthei públicamente cuestionó el "populismo" de Lavín, lo acusó de actuar de forma zigzagueante en política y el día 30 afirmó públicamente que "estoy absolutamente disponible para ser candidata presidencial".

Si bien es cierto que la balanza entre dirigentes, "coroneles" y parlamentarios la balanza se inclina a favor de Lavín, en la UDI explicaron que en las bases y entre los denominados dirigentes sin grandes pretensiones de cargos, el anuncio de Matthei les hizo mucho sentido, porque son militancia con una “creciente y profunda” desafección con el discurso y estrategia socialdemócrata de Lavín. Un espacio que, dijeron, "Evelyn vino a llenar”.

De llegar a un escenario de competencia en primarias de Chile Vamos entre Lavín y Matthei, en la UDI saben y algunos temen que la identidad ideológica clara que tiene la alcaldesa de Providencia sí podría hacerle daño al edil de Las Condes. En el partido, en todo caso, insisten que la figura de Lavín está "blindada" por el llamado efecto centrífuga que genera su lugar preferencial en las encuestas, ya que al ser percibido como la opción ganadora, eso alinea a las figuras de la colectividad a su alrededor, más allá de las discrepancias o diferencias, ya que es ahí donde debería estar el poder, las definiciones políticas y los futuros cargos.

A pesar de eso, a Lavín lo ronda -quiera o no- el fantasma de su condición de eterno candidato, de correr siempre como favorito y en el último tramo, perder, algo de lo que nadie se quiere hacer cargo, pero que ronda diariamente los pasillos de la UDI. Le ocurrió en las presidenciales de 1999 -su mejor desempeño hasta ahora- cuando Ricardo Lagos Escobar solo logró aventajarlo por 30 mil votos en primera vuelta y fue derrotado en el balotaje. También le sucedió en las presidenciales del 2005, cuando ocho meses antes Piñera se instaló en la carrera y lo dejó fuera de la segunda vuelta. Y Finalmente, las parlamentarias del 2009, otro episodio amargo para Lavín, quien a pesar de ser "el favorito" perdió el escaño senatorial de la V Costa ante el RN, Francisco Chahuán.

En el entorno de Matthei afirmaron que se están manejando con criterio de realidad y los pies bien puestos en la tierra, pero así y todo saben que una de las grandes debilidades de Lavín es tener que enfrentarse cara a cara en un debate de su propio sector, donde su contrincante sí puede hablar al público objetivo de la derecha. “Lavín se empieza a derretir cuando lo llevas a una primaria potente”, aseguraron.

Desde que la alcaldesa de Providencia salió al paso de Lavín ha circulado en la derecha y en el entorno gubernamental la versión que su irrupción en el escenario presidencial contaría con la "venia" del Presidente, Sebastián Piñera, más que nada como una "factura" por la responsabilidad que en el segundo piso de La Moneda le asignan al alcalde de Las Condes en la abierta rebelión de los parlamentarios de Chile Vamos para votar - a contra pelo de las gestiones del propio Mandatario- a favor del retiro del 10% de los fondos de las AFP.

Una posibilidad sobre la que hay más de una respuesta en el oficialismo. Algunos apuntaron a que el Gobierno no tiene la fuerza política en estos momentos para digitar una operación de esa índole y otros agregaron que el ministro del Interior, Víctor Pérez (UDI) no guardaría un cariño especial por la alcaldesa, por lo que difícilmente tendría el visto bueno de palacio. Sea así o no, en el oficialismo explicaron que la decisión de Matthei fue totalmente de piel y que su talante de “animal política” no le habría permitido hacer vista gorda ante la flexibilidad ideológica de Lavín

Cuando Lavín fue candidato el 99, en primera vuelta sacó el 47, 51% de los votos, es decir, poco más de 3 millones 300 mil sufragios, los que en segunda vuelta subieron en unos 200 mil. En la presidencial del 2013, Matthei -quien enfrentó una campaña corta, con problemas de financiamiento y voto voluntario- obtuvo en la segunda vuelta el 37, 83% de los votos (2 millones 111 mil sufragios) ante el 62% que obtuvo Michelle Bachelet y que la hizo regresar a La Moneda.

La estrategia de Evelyn y los números

A diferencia de Lavín, la alcaldesa de Providencia no es cercana al mundo de los coroneles, como señalaron quienes conocen de su historial gremialista. Si en algún momento se le vio trabajar mano a mano con Jovino Novoa, en su fallida aventura presidencial, fue precisamente en esta misma instancia donde se habría desafectado del ex senador, porque "lo conoció más a fondo”, detallaron. También en algún momento trabajó codo a codo con Pablo Longueira, pero nunca se habría sentido cómoda con las “cofradías” al interior del partido y sobre el senador, Juan Antonio Colma, agregaron que nunca han sido cercanos.

Tampoco es cercana a la timonel de la UDI, porque como explicaron en el partido tienen dos estilos y visiones de cómo hacer policía que miran en direcciones opuestas. Pero sí es cercana a los abogados y hermanos, Carlos y Gabriel Villarroel.

En la encuesta Pulso Ciudadano del 14 de septiembre, si bien Lavín mantuvo el liderazgo en las preferencias presidenciales con un 15%,  registró una caída de 8 puntos en relación al sondeo de agosto. Fue seguido del alcalde de Recoleta (PC), Daniel Jadue, con el 11% y de Matthei con el 7,3%. En el sondeo de CADEM de este lunes 20 de septiembre, los tres alcaldes aparecieron empatados con un 7%.

La alcaldesa Matthei ha sido clara con los suyos. Les ha dicho que sólo va a seguir en la carrera presidencial si es que su candidatura es competitiva, esto no quiere decir -explicaron- que deba superar a Lavín para toma una decisión final, pero sí necesariamente acortar la brecha de la percepción, que la gente crea que ella tiene opciones, única forma de sortear el efecto centrífuga que corre a favor del edil de Las Condes.

Como una forma de tomar distancia del “estilo Lavín” y de pasada intentar darle en su línea de flotación, la estrategia para Matthei está enfocada a perfilarla como candidatura más “honesta”, insistir en que ningún motivo iría a la reelección en Providencia si es que decide seguir la carrera presidencial, razón por la que ha acuñado frases como que “no le va a tomar el pelo a sus vecinos” ni tampoco “faltarle el respeto a la democracia”.

Según la encuesta Criteria y hasta antes del mes de agosto, Matthei no sobrepasaba el 2% de preferencias, situación que cambió radicalmente, ya que ahora ronda el 8%, lo que la deja con una distancia de siete puntos abajo de Lavín. En el caso de Activa Research en mayo, por ejemplo, estaba en el 2,2% y tras el anuncio de estar disponible para competir en la carrera presidencial subió al 3,9%.

Matthei tiene plazo hasta enero para tomar una decisión, ya que a mediados de ese mes vence el plazo para inscribir las candidaturas ante el Servel para las municipales de abril. Hasta entonces, tiene no solo incómoda a toda la dirigencia UDI, sino que también pendientes anotando como evolucionan sus números y si estos se transformarán o no en un dolor de cabeza para Lavín y el gremialismo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV