miércoles, 25 de noviembre de 2020 Actualizado a las 16:46

PAÍS

Piñera se juega por una cara "más amable" para liderar el gabinete: Rodrigo Delgado juró como cuarto ministro del Interior en menos de tres años

por 4 noviembre, 2020

Piñera se juega por una cara

Crédito: ATON

Pasadas las 19:30 horas, el renunciado alcalde de Estación Central juró en La Moneda como nuevo ministro del Interior, el cuarto en el cargo luego de Andrés Chadwick, Gonzalo Blumel y Víctor Pérez. En el discurso, el Presidente destacó del exjefe comunal “su larga y valiosa trayectoria de liderazgo y aportes en el mundo municipal y el servicio público” y le fijó algunas tareas, como avanzar en la modernización de las policías, una verdadera piedra en el zapato para la cartera, e impulsar una política de “diálogo”. Según el Mandatario, el perfil de Delgado es una garantía de que será capaz de cumplir con esta última misión. Delgado es una figura absolutamente distinta a la de Víctor Pérez, porque estuvo por el Apruebo y la nueva Constitución, y además le garantiza a la UDI conservar el control de la cartera [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Esta mañana, Juan Francisco Galli, el subsecretario que asumió el Ministerio del Interior en forma interina, anunció que "pronto" habría novedades respecto al sucesor titular del renunciado Víctor Pérez. Y finalmente durante la tarde trascendió que el Presidente Sebastián Piñera se inclinó por una cara “más amable” dentro de la UDI y optó por el nombre del alcalde de Estación Central, Rodrigo Delgado, para asumir como su jefe de gabinete.

Delgado se convirtió así en el cuarto ministro del Interior en este segundo Gobierno de Piñera, luego de Andrés Chadwick, Gonzalo Blumel y Víctor Pérez, y juró en una ceremonia celebrada en el salón Montt Varas de La Moneda pasadas las 19:30 horas.

El nombre de Delgado figuró en una lista donde también se mencionaban otras opciones, como los ministros de Energía, Juan Carlos Jobet, y el vocero de Gobierno, Jaime Bellolio. Pero finalmente el Mandatario se inclinó por el jefe comunal.

El sucesor de Víctor Pérez

La llegada de Delgado a Palacio se produce luego de la intempestiva renuncia de Pérez al cargo, donde no alcanzó a estar ni 100 días, una vez aprobada la acusación constitucional en su contra en la Cámara de Diputados y Diputadas, con lo que arriesgaba a convertirse en el primer ministro del Interior defenestrado de su cargo desde la vuelta a la democracia.

Con Delgado, la UDI mantiene la cartera, pero con una figura absolutamente distinta a la de Víctor Pérez. El ahora renunciado jefe edilicio estuvo por el Apruebo y ha defendido el proceso constituyente bajo la premisa de que “una nueva Constitución no es necesariamente sinónimo de caos". Pero además es cercano a la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

El nuevo ministro del Interior encaja en una nueva generación gremialista, pero además su militancia mantiene los equilibrios en Palacio. El Presidente no tomó riesgos y optó por la continuidad UDI en el ministerio eje de su administración, sin cambiar el diseño en el equipo político.

En el discurso en la ceremonia de juramento, el Presidente destacó de Delgado “su larga y valiosa trayectoria de liderazgo y aportes en el mundo municipal y el servicio público”. De paso, ya le fijó algunas tareas, como avanzar en la modernización de las policías, una verdadera piedra en el zapato para la cartera, e impulsar una política de “diálogo”. Según el Mandatario, el perfil de Delgado es una garantía de que podrá cumplir con esa tarea.

En su intervención, Piñera insistió en que el Gobierno tiene una “hoja de ruta” para el resto de su mandato, evitando dar una señal del "pato cojo" que algunos analistas y políticos ven en lo que queda de su administración. “No nos vamos a quedar de brazos cruzados esperando el trabajo de la Convención Constituyente”, sostuvo, antes de delinear una serie de tareas en ámbitos como la reactivación económica, empleos y salud.

“Sé que vienen momentos muy duros, pero hay una tremenda oportunidad”

Delgado renunció esta tarde ante el concejo municipal, donde ha estado 12 años al mando, antes de asumir su nuevo desafío en La Moneda. En su intervención, admitió a los concejales que lo que viene “no es fácil, es muy complejo”. “Sé que vienen momentos muy duros para mí, lo tengo claro”, indicó.

Dijo que estaba disponible para opciones más cercanas a su experticia, como la Subdere si quedaba vacante, y admitió que la posibilidad de Interior no la había sopesado. “Ni siquiera me lo había imaginado”, hasta que llegó esta “propuesta formal”, contó.  "Si bien es cierto estoy tomando una decisión en un momento muy complejo para el país, creo también que hay una tremenda oportunidad”, añadió, apostando a su sello "local" y "municipal".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV