viernes, 22 de enero de 2021 Actualizado a las 01:22

PAÍS

Universal y sin autopréstamo: senadores ajustan proyecto del 10% del Gobierno y lo asemejan al de la Cámara de Diputados

por 24 noviembre, 2020

Universal y sin autopréstamo: senadores ajustan proyecto del 10% del Gobierno y lo asemejan al de la Cámara de Diputados

Crédito: ATON

El proyecto de segundo retiro de fondos presentado por el Gobierno fue arreglado por completo esta tarde en su votación en particular en las comisiones unidas de Hacienda y de Trabajo y Previsión Social del Senado. La iniciativa quedó lista para verse en Sala, aunque sin fecha determinada, dado que la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), notificó que no lo pondrá en tabla mañana miércoles y en la sesión solo se votará la reforma constitucional que proviene de la Cámara de Diputados y Diputadas y que el Gobierno impugnó ante el TC. En RN esperan que la presidenta de la Cámara Alta cambie de opinión. “En las comisiones habíamos tenido en principio el acuerdo de ver ambos proyectos en el mismo día, nos parecía que era lo más consistente”, dijo el jefe de bancada RN Rodrigo Galilea [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un beneficio universal, sin reintegro o “autopréstamo”, con plazos de pago más cortos y un monto de 15o UF al igual que lo establecido en la reforma constitucional. El proyecto de segundo retiro de fondos presentado por el Gobierno fue arreglado por completo esta tarde en su votación en particular en las comisiones unidas de Hacienda y de Trabajo y Previsión Social del Senado.

Los senadores integrantes de ambas instancias despacharon las indicaciones, tras lo cual el proyecto quedó listo para verse en Sala, aunque sin fecha determinada, dado que la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), notificó que no lo pondrá en tabla mañana miércoles.

Fue una jornada intensa, porque durante la mañana las comisiones unidas habían aprobado la idea de legislar el proyecto por 4 votos a favor, 3 en contra y 3 abstenciones, de los senadores DC Jorge Pizarro y Carolina Goic y del socialista Juan Pablo Letelier.

La votación causó polémica, y el senador Pizarro salió a explicar su abstención, señalando que “si rechazábamos la idea de legislar y mañana no se aprueba la reforma en el Senado, no tendríamos ninguna posibilidad de retiro".

Todo apuntaba a la votación de esta tarde, donde la apuesta era hacer los ajustes necesarios. "Queremos que en el esqueleto de proyecto sea lo más parecido a lo que ya se votó en la Cámara", aseveraba Pizarro, mientras su colega de la UDI David Sandoval anticipaba que “no comparto las materias restrictivas del proyecto, por eso presentamos un cúmulo de indicaciones que permiten dejarlo exactamente igual al de la Cámara”.

A la hora del despacho en particular, los senadores rechazaron excluir beneficiarios del retiro como planteaba el proyecto del Ejecutivo, que buscaba dejar fuera a las rentas más altas. Así, el proyecto quedó como un beneficio universal, al igual que la reforma constitucional. Además se repuso el monto inicial de $4,3 millones para el retiro (150 UF), en lugar de los $2,9 millones que proponía el Gobierno (100 UF).

En cuanto al reintegro, que el proyecto del Gobierno consideraba como “obligatorio” bajo la tesis de no dañar las pensiones, fue rechazado por 5 votos en contra (todos de la oposición) y 4 a favor de Chile Vamos.

En este punto, el senador RN Francisco Chahuán introdujo una indicación que cambiaba el “deberá” por la expresión “podrán”, de manera de hacerlo voluntario, pero no fue patrocinada por el Gobierno.

Sin embargo, esta tesis del reintegro fue duramente fustigada por la oposición. “Insinuar un autopréstamo con devolución me parece inaceptable como política en una emergencia”, indicó el senador Juan Pablo Letelier. “Esta ha sido uno de los aspectos más rechazados por parte de la ciudadanía de este proyecto”, complementó el PPD Ricardo Lagos Weber.

Otro de los cambios aprobados por las comisiones del Senado fue reducir el plazo de pago. El proyecto original del Gobierno tenía contemplado un pago en 60 días hábiles y la segunda cuota en otros 10 días hábiles más, argumentando que el Banco Central señalaba que hacer los pagos en plazos reducidos era contraproducente.

Sin embargo, el Ejecutivo cedió y se plegó a las indicaciones de los senadores oficialistas José Durana y David Sandoval. Finalmente se aprobó un pago del primer 50 por ciento en máximo 15 días hábiles y la cuota restante en otros 15 días hábiles. Esto fue aprobado por 9 votos a favor.

En materia de impuestos, el ministro de Hacienda Ignacio Briones explicó que las más altas remuneraciones sí deberán pagar tributos si hacen el retiro del 10%, de acuerdo a la normativa vigente, aun cuando no está explícito en el texto.

"El proyecto no tiene ninguna frase en materia tributaria porque la verdad es que no es necesario, porque el régimen general de nuestro ordenamiento jurídico así lo señala. En cambio, la reforma lo que hace es crear una exención tributaria, eliminar el impuesto. Para a ser un ingreso renta. El proyecto de ley del Ejecutivo aprobado aquí no comete ese error imperdonable (de dejar sin impuestos). Acá no se hace perdonazo a los más altos ingresos”, indicó.

Trámite en sala

El proyecto quedó en condiciones de ser visto en Sala, sin embargo, previamente la presidenta del Senado, Adriana Muñoz (PPD), notificó que no lo pondrá en tabla y solo se tramitará mañana el proyecto que proviene de la Cámara de Diputados y Diputadas. "No lo voy a poner en tabla (el proyecto del Gobierno). Mañana se verá hasta su total despacho el proyecto de reforma constitucional", dijo Muñoz.

El anuncio trastroca la estrategia del Gobierno que esperaba que su proyecto se votara mañana en la Sala, en la misma sesión, luego de la reforma constitucional del segundo retiro despachada desde la Cámara Baja.

En Sala la reforma constitucional requiere tres quintos de la votación, vale decir, 26 votos, una cifra perfectamente alcanzable si se cuenta el apoyo al proyecto entregado por senadores oficialistas (los RN Manuel José Ossandón y Juan Castro y los UDI Iván Moreira, José Durana y David Sandoval).

El diseño gubernamental contemplaba que algunos de estos parlamentarios dieran su espalda al proyecto, así hacer caer la votación de la reforma impulsada por la oposición y que, en definitiva, se impusiera la moción presentada por el Ejecutivo, que requiere solo de mayoría simple para su aprobación.

Un punto clave en la discusión es que el proyecto del Ejecutivo tiene discusión inmediata, un tema al que la presidenta del Senado le bajó el perfil absolutamente.

"Las urgencias se van cambiando, el Ejecutivo es el que tiene la facultad de ir modificando las urgencias cuando el Parlamento no da la posibilidad de tramitar", agregó.

En RN esperan que la presidenta del Senado cambie de opinión. El senador Rodrigo Galilea, jefe de bancada de ese partido, apostó a que “la presidenta del Senado de alguna manera revierta lo que ha sido su declaración, en las comisiones habíamos tenido en principio el acuerdo de ver ambos proyectos en el mismo día, nos parecía que era lo más consistente con lo que era la tramitación, no pierdo las esperanzas de que esto ocurra, vamos a hablar con la presidenta del Senado para que ojalá ambos proyectos se puedan ver mañana o máximo, si uno no se alcanza a ver, que sea inmediatamente al día siguiente”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV